Mejor árbitro alemán 2014 implicado en escándalo de amaño de partidos | Deportes | DW | 10.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Mejor árbitro alemán 2014 implicado en escándalo de amaño de partidos

El diario Die Zeit hizo público un informe de la DFB en el que se confirma la implicación del mejor árbitro alemán de 2014, Felix Zwayer, en la trama de manipulación de partidos que llevó a Hoyzer a la cárcel en 2005.

Cinco años en primera división le bastaron a Felix Zwayer (33) para convertirse en el mejor árbitro de Alemania. Desde que hiciera su debut en la segunda jornada de la Bundesliga, en el partido entre el Hannover 96 y el Mainz 05, el 15 de agosto de 2009, Zwayer ha logrado casi todos los éxitos con los que sueña un árbitro de fútbol: pitar en competiciones internacionales, dirigir partidos entre selecciones nacionales y alzarse con el galardón a Mejor Árbitro de la Bundesliga 2014.

Aunque parece que ha habido ciertas sombras en este ascenso meteórico. Según publica el diario alemán Die Zeit, Zwayer está más implicado de lo que en principio parecía en el escándalo de Hoyzer, el colegiado encarcelado en el año 2005 por manipulación de partidos. Según el documento redactado por la Federación Alemana de Fútbol (DFB, por sus siglas en alemán), y que hizo público el martes 9 de diciembre el periódico en su edición digital, el por entonces juez de línea ha recibido 300 euros “por evitar toda situación crítica para el Wuppertal” en el partido que enfrentó a este conjunto con el segundo equipo del Werder Bremen en mayo de 2004.

Sportwetten Olympiade 2012 in London

Hoyzer y el cabecilla de la trama, Ante Sapina, fueron quienes inculparon durante el proceso a Zwayer.

A pesar de que Zwayer ya fue suspendido durante seis meses por su falta de predisposición a la hora de revelar detalles sobre el caso, el informe al que ha tenido acceso Die Zeit revela ciertos detalles hasta ahora desconocidos. Si bien la DFB admite la colaboración del colegiado durante la investigación, y reconoce no haber podido probar errores deliberados, sí confirma la creencia de que Zwayer recibió un soborno antes de dicho partido.

Y muchos alemanes se preguntan: ¿es conveniente que un árbitro implicado en escándalos de manipulación partidos sea el máximo estandarte de un colectivo que se caracteriza por la imparcialidad y la neutralidad?

Está por ver si será Zwayer quien represente al conjunto de árbitros alemanes en el próximo Mundial de Rusia 2018 donde, por cierto, la Mannschaft defenderá su corona.

DW recomienda

Publicidad