Medios: EE.UU. quiere más dinero por cooperar con la OTAN | El Mundo | DW | 12.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Medios: EE.UU. quiere más dinero por cooperar con la OTAN

Según la agencia Bloomberg, Washington planea exigirles a sus aliados de la OTAN que paguen más por la cooperación militar estadounidense. Rebajas están previstas para quienes se alineen con la agenda de la Casa Blanca.

Trump besucht Ramstein Air Force Base (Reuters/J. Ernst)

Trump y su esposa durante su visita a la base de la Fuerza Aérea estadounidense en Ramstein, Alemania. (27.12.2018)

Las Fuerzas Armadas estadounidenses tienen aproximadamente 170.000 soldados desplegados en 160 países. Durante décadas, los aliados de Washington dieron por sentado su respaldo a la hora de defender sus intereses nacionales, y la Casa Blanca le sacó enorme provecho al estacionamiento de sus uniformados en territorios geopolíticamente estratégicos. Es decir, la relación entre el gigante norteamericano y sus socios alrededor del mundo ha sido simbiótica. Sin embargo, el presidente Donald Trump ha criticado la asimetría de ese vínculo en más de una ocasión y exigido que los amigos de Estados Unidos muestren mayor aprecio por lo que de él reciben aumentando sus respectivas inversiones en la cooperación militar.

Deutschland SPD Bundestagsabgeordneter Thomas Hitschtler (Deutscher Bundestag/A. Melde)

El diputado alemán (SPD) Thomas Hitschler, miembro de la Comisión de Defensa del Bundestag.

El sistema “Cost Plus 50”

Ahora, un reporte de Bloomberg revela cuán serio es el planteamiento de Trump. Según la agencia de noticias, la élite política y militar de Estados Unidos sopesa las ventajas y desventajas de implementar el sistema “Cost Plus 50” en todos los países donde tenga tropas desplegadas. Su objetivo es que las naciones de acogida asuman todos los costos generados por los soldados estadounidenses en sus territorios y paguen un 50 por ciento adicional por el privilegio de contar con su protección; Bloomberg agregó que se prevén rebajas para aquellas que alineen sus agendas de Estado con la de Washington. Ese proyecto ha causado conmoción en el propio Ministerio de Defensa estadounidense. Y, al otro lado del Atlántico, las críticas no se han hecho esperar.

“No es así como funciona la coordinación en materia de seguridad”, arguye Thomas Hitschler, miembro de la Comisión de Defensa del Bundestag en representación del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD). Hitschler acota que, si el Ejecutivo de Trump aplica el sistema “Cost Plus 50”, las consecuencias podrían ser totalmente opuestas a las esperadas en Washington. La postura de por sí crítica de muchos alemanes de cara a Trump podría propiciar debates prolongados en torno al estacionamiento de soldados estadounidenses en suelo germano y dar pie a protestas multitudinarias, asegura Hitschler. Y Estados Unidos no puede prescindir de ese país comunitario. “Nosotros necesitamos acceso a Europa”, sostiene el militar retirado Ben Hodges.

Polen Warschau Militärparade US General Ben Hodges (picture-alliance/(AP Photo/A. Keplicz)

Ben Hodges fue comandante del Ejército estadounidense en Europa hasta 2017.

Hay aliados y aliados

Otrora comandante del Ejército estadounidense en Europa hasta 2017, cuando se jubiló y se radicó en Alemania, Hodges añade que la aplicación del sistema “Cost Plus 50” también podría generar una negativa reacción en cadena en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). “Si Estados Unidos les pasa factura a otros países, éstos pueden pagarle con la misma moneda, haciéndole a Washington exigencias similares”, explica. El escenario resultante no es difícil de imaginar; la trifulca arancelaria en la que Estados Unidos ya se encuentra enfrascado con China y la Unión Europea es un punto de referencia. “Estados Unidos tendría más que perder que los alemanes”, señala Hitschler. Pero, ¿y sus otros socios?

Para las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, Alemania es el punto de operación más importante de Europa: hasta finales de 2018 tenía 35.000 agentes estacionados en su territorio. Sólo en Japón hay más soldados estadounidenses. En tercer lugar está Corea del Sur y ya ese país accedió parcialmente a elevar su inversión en la cooperación militar bilateral –ocho por ciento más, de 830 millones a 924 millones de dólares– para que Estados Unidos pueda reducir la suya. Hodges justifica ese ajuste de la siguiente manera: “Los uniformados estadounidenses están en Corea del Sur para defender a ese país. Pero las tropas estadounidenses en Alemania, Italia, Grecia o Gran Bretaña velan por la seguridad común”. En otras palabras, hay aliados y aliados

(erc/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

 

DW recomienda