Medio ambiente: Alemania, de pionera a mediocre climática | Ciencia y Ecología | DW | 10.12.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciencia y Ecología

Medio ambiente: Alemania, de pionera a mediocre climática

Hace diez años, Alemania fue pionera en la protección del clima y la expansión de las energías renovables. Ahora, es globalmente mediocre.

Alemania ya no es líder en protección climática, dicen los autores del Índice Mundial de Protección del Clima, presentado el lunes (10.12.2018) en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático en Katowice.

"Nuestro Índice de Desempeño frente al Cambio Climático muestra que se está de acuerdo con el Acuerdo Climático de París, pero falta voluntad política para dar los pasos concretos e implementarlo. No hay excusas, porque todas las soluciones están sobre la mesa y también son factibles", dice Jan Burck, de la organización ambientalista Germanwatch y uno de los autores del informe. Junto con el instituto de investigación NewClimate y los expertos de los respectivos países, se investigaron 56 Estados y la UE.

Con el fin de limitar el calentamiento global por debajo de dos grados, preferiblemente a 1,5 grados, deben reducirse muy rápidamente las emisiones globales de gases de efecto invernadero. No hay mucho tiempo para ello, advierten el IPCC y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. El año pasado, las emisiones globales de CO2 aumentaron en un 1,6 por ciento con respecto al año anterior.

COP24 en Katowice, Polonia.

En la COP24 se presentó el Índice Mundial de Protección del Clima.

La protección climática debe ser más rápida

Los autores del informe dejaron los primeros tres puestos del ranking vacíos, porque ningún país ha hecho lo suficiente hasta ahora para mantener la temperatura a nivel global por debajo de los dos grados. Los más cercanos al objetivo fueron Suecia (4) y Marruecos (5).

Suecia se beneficia del buen rendimiento de las energías renovables y las emisiones de CO2. Marruecos obtuvo una calificación particularmente buena debido a la rápida expansión de las energías renovables y está en camino de cubrir, en dos años, el 42 por ciento de sus necesidades de electricidad a través de energías renovables.

En la categoría "bien", están incluidas la India (11) y toda la UE (16). India convence por la expansión dinámica de las energías renovables, las emisiones per cápita relativamente bajas y los positivos objetivos climáticos; sus planes para crear nuevas centrales eléctricas de carbón son, en cambio, negativos.

La UE recibe malas notas por sus emisiones moderadas y eficiencia energética, pero altas calificaciones por la política climática. En este caso son, sobre todo, importantes las medidas para alcanzar la meta climática para 2030, así como los esfuerzos de la Comisión para establecer en la agenda política la meta de neutralidad climática hasta 2050.

"En vista del retroceso de la política climática de EE. UU., la UE debe tomar el liderazgo. La Comisión de la UE ha sentado las bases, ahora los países miembros, especialmente Alemania, no deben oponerse", dice Stephan Singer, de la Red de Acción Climática (CAN), durante la presentación del informe en Katowice.

China (33) está ubicada en la categoría "moderada" por primera vez, porque dejó de aumentar las emisiones temporalmente entre 2014 y 2016. Desde entonces, las emisiones han aumentado nuevamente. A la cola del índice están muchos países del G20, como Japón (49), Rusia (52), Canadá (54), Australia (55) y en los dos últimos lugares Estados Unidos (59) y Arabia Saudita (60).

Alemania ya no es pionera climática

Las notas otorgadas por los expertos en política climática fueron peores este año que en años anteriores. Sin embargo, la expansión de las energías renovables no se ha reducido: países con un bajo nivel de producción de electricidad, a partir de fuentes renovables, están mejorando considerablemente.

"Las energías renovables son más rentables que las nuevas plantas de energía de combustibles fósiles. Además, el Acuerdo de París también ha aumentado la demanda de fuentes de energía renovables y, desde entonces, los costos han disminuido en aproximadamente un tercio. Para alcanzar los objetivos climáticos de París, tendría que acelerarse la implentación de energías renovables", explica el coautor Niklas Höhne, del Instituto NewClimate.

Para el experto en energía y clima Hans-Josef Fell, presidente del Energy Watch Group, dicho índice muestra "el despiadado fracaso de la comunidad global para proteger el clima de manera efectiva". Fell fue experto en energía para Los Verdes en el Bundestag y fomentó el auge de las energías renovables en Alemania con una ley específica sobre el tema.

Alemania ahora tiene que resolver sistemáticamente los desafíos, para los cuales necesita diferentes instrumentos, como establecer el precio del CO2 en todos los sectores. Sin este instrumento, "no habrá una transformación rentable y a tiempo” para Alemania.

(rmr/mnl)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda