Marruecos justifica expulsión de cinco eurodiputados | Europa al día | DW | 27.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Marruecos justifica expulsión de cinco eurodiputados

El Gobierno de Marruecos justificó este viernes (27.10.2017) la expulsión de cinco eurodiputados, a los que no permitió poner el pie en el Sahara Occidental, por "no respetar los procedimientos y las reglas que rigen en este tipo de visitas". La Wilaya (gobierno civil) de El Aaiún emitió un comunicado poco después del incidente en el que dijo que la prohibición del acceso al territorio se hizo "en aplicación de la Ley 01-03 sobre la entrada y estancia de extranjeros" en el país y también "a petición de las instancias electas de la ciudad de El Aaiún.

Los eurodiputados -dos suecas y tres españoles- habían llegado a El Aaiún en un vuelo procedente de Las Palmas (España) con el fin de celebrar varias reuniones con grupos defensores de los derechos humanos en la capital del Sahara Occidental. Sin embargo, nada más aterrizar, y antes incluso de abandonar el avión, la policía marroquí les informó de que no tenían permiso para la visita y les pidió sus pasaportes, a lo que ellos se negaron, aseguró a EFE por teléfono la eurodiputada sueca Bodil Valero.

Finalmente fueron obligados a tomar el mismo avión de vuelta a Las Palmas. Los eurodiputados expulsados son las suecas Bodil Valero y Jytte Guteland y los españoles Josu Juaristi, Lidia Senra y Paloma López Bermejo. Las expulsiones de diputados son frecuentes en el Sahara Occidental y las autoridades marroquíes las justifican habitualmente con el argumento de que suponen un riesgo para el orden público o que llevan consigo una agenda partidista.

Las expulsiones -que el año pasado sumaron 93 casos en total- afectan también a periodistas, abogados y quienes muestren alguna simpatía con el independentismo saharaui o tengan previsto reunirse con las asociaciones independentistas, de las que todas excepto una son ilegales. (EFE)

 

Publicidad