Maravillosa Tanzania | Recomendaciones de viajes mundiales | DW | 28.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

De Viaje

Maravillosa Tanzania

El estado africano es rico, tanto en biodiversidad como en sitios para alojarse, y sobre todo en belleza natural. Franz Ngogo está orgulloso de su tierra, pero también se interesa por los destinos turísticos europeos.

Tres hombres de pie a lado de su Jeep, con vita a la extensa Serengeti.

La belleza de la naturaleza de Tanzania.

Tanzania, oficialmente la República Unida de Tanzania, es un país situado en la costa este de África Central. Su capital es Dodoma.




Estoy orgulloso de provenir de Tanzania, pues gracia a ello les puedo aconsejar a turistas de otros lugares que vengan a visitar mi hermoso país, que tanto tiene que ofrecer.

4 personas están sentados en un Jeep que pasa por una manada de gnus.

Con un Jeep por el parque nacional de la Serengeti.

Me gustaría recomendarles a todos los que tengan la oportunidad de hacer un viaje a Tanzania que vayan a la zona del Lago Victoria (en las provincias de Mwanza, Mara, Kagera y Geita), un lugar totalmente único.

El oro es nuestra fuente de riqueza natural. Tenemos el Lago Victoria con sus muchas especies de peces, incluyendo la Tilapia. Aquí puede disfrutar asimismo del panorama de las Rocas de Bismark y el cielo, que se mantiene azul durante prácticamente todo el año.

Dos adultos y dos jovenes elefantes cruzan un camino.

Merece la pena: Elefantes en libertad.

Tenemos también el Parque Nacional del Serengueti, donde podrá ver muchas especies exóticas de animales y aves: elefantes, rinocerontes, leopardos y antílopes. También podrá ver avestruces, lechuzas y golondrinas mientras disfrutan de su tiempo en la Savana, que es todavía más hermosa si se observa en las montañas.

Tras observar las grandes manadas de animales emigrando de un lado del Serengueti al otro y notar el cansancio al final del día, no deben preocuparse sobre dónde pasar la noche. En pleno parque hay buenos hoteles donde encontrarán todo lo necesario para disfrutar de una velada inolvidable.

Dos tumbonas enfrente de una piscina, con vista a la Serengeti.

Descanso después de un día movido en el parque nacional de Serengeti.

A mí, personalmente, me gustaría viajar a cualquier país europeo y ver cómo es, qué me atraerá y qué podré aprender de él. Hasta que llegue ese momento, seguiré aquí, contento de recibir nuevos visitantes a Tanzania.

Autor: Ras Franz de Tanzania
Editora: Jeanette Müller

DW recomienda