Manning acepta ″cargos menores″ | El Mundo | DW | 28.02.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Manning acepta "cargos menores"

El soldado Bradley Manning se declaró culpable de mal uso de material clasificado al filtrar documentos militares y diplomáticos estadounidenses a WikiLeaks, pero rechazó cargos que lo condenarían a cadena perpetua.

default

Bradley Manning

En el marco de las audiencias previas al juicio fijado para junio, Manning leyó una declaración en la base militar de Fort Meade, en las afueras de Washington. Explicó que se decidió a filtrar no sólo documentos militares sino también cables diplomáticos, convencido de que la diplomacia debe ser "abierta" y que las informaciones "no dañarían a Estados Unidos, pero sí serían embarazosas".

Manning, que fue detenido en mayo de 2010, está acusado por el Ejército estadounidense de haber filtrado a WikiLeaks cientos de miles de documentos sobre las guerras de Irak y Afganistán, así como cables diplomáticos, cuando estaba emplazado en Irak como analista de inteligencia militar. "Creía y sigo creyendo que éstos son algunos de los documentos más importantes de nuestros tiempos", sostuvo ahora el soldado de 25 años, que esta semana cumplió 1.000 días de detención.

También dijo que se hizo analista militar por sus "intereses geopolíticos" y reconoció dificultades "físicas y psicológicas" durante su entrenamiento, además de reiterar las presiones que dijo haber sufrido durante su emplazamiento en Irak por su condición de homosexual.

De forma “voluntaria”

Según reveló este jueves, antes de contactar con la plataforma de Julian Assange, trató durante un permiso en Estados Unidos a comienzos de 2010 de pasar información a los diarios The Washington Post y The New York Times. Pero éstos no respondieron a su oferta, por lo que se dirigió finalmente a WikiLeaks, algo que hizo –subrayó– de forma "voluntaria" y "sin presiones".

Manning afirmó que se decidió a filtrar material como el video conocido como "Collateral Murder", en el que se ve cómo en un ataque aéreo mueren dos periodistas de una agencia internacional en Irak, porque le "deprimía" y "alarmaba" el "aparente regodeo sangriento" de los efectivos militares en acciones como ésa. Su intención era que "la opinión pública se sintiera tan alarmada" como él, y "provocar un debate interno sobre el papel de nuestra política militar y exterior", sostuvo Manning.

"Sentí que había hecho algo que me permitiría tener la conciencia limpia", dijo. El texto leído forma parte además de la estrategia desplegada por su defensa en la búsqueda de lograr una condena menor a la cadena perpetua que afronta durante el juicio fechado para junio. En este marco, Manning se declaró culpable de diez cargos menores, del total de 22 que afronta.

No saldrá sin condena

Según dijo su abogado, David Coombs, Manning está dispuesto a aceptar que poseía de forma no autorizada videos y documentos clasificados de Irak, Afganistán o del Comando Sur, así como que se los hizo llegar a una persona "no autorizada".

Por el contrario, el joven soldado rechaza el cargo más grave que se le imputa: "ayudar al enemigo". Este le podría llevar a la cárcel de por vida. Los cargos que acaba de aceptar, sin embargo, podrían representar una pena de 20 años de prisión.

La juez encargada del caso, Denise Lind, se aseguró de que el acusado comprende todas las implicaciones de sus actos: "No habrá posibilidad de que no le encuentre culpable, ¿lo entiende?", insistió la magistrada militar, a lo que Manning replicó brevemente y muy serio con un "sí, su señoría".

rml/er (dpa, reuters)

DW recomienda