Maniobras de EE. UU. y Corea del Sur: ¿aumentarán las tensiones en Asia? | El Mundo | DW | 19.08.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Maniobras de EE. UU. y Corea del Sur: ¿aumentarán las tensiones en Asia?

Seúl y Washington se alejan de una política de distensión hacia Pyongyang. Las mayores maniobras militares en cuatro años se realizan mientras China y Rusia también despliegan sus fuerzas.

Corea del Sur alberga la mayor base militar estadounidense fuera de EE. UU.

Corea del Sur alberga la mayor base militar estadounidense fuera de EE. UU.

El lunes próximo (22.08.2022), Estados Unidos y Corea del Sur comenzarán sus mayores ejercicios militares en cuatro años, mientras Washington buscar revitalizar su cooperación estratégica con Seúl, uno de sus aliados asiáticos más cercanos.

Las maniobras de EE. UU y Corea del Sur "Ulchi Freedom Shield” (Escudo de la Libertad de Ulchi) involucrarán a decenas de miles de soldados en ejercicios con fuego real, que combinarán fuerzas terrestres, marítimas y aéreas. Las maniobras incluirán simulacros de ataques conjuntos, refuerzo de las unidades de primera línea y simulacros relacionados con el aseguramiento de armas de destrucción masiva.

Las unidades también practicarán el uso de drones de vigilancia y una serie de novedades militares surgidas de la invasión rusa de Ucrania, dijo un funcionario del Ministerio de Defensa de Corea del Sur a periodistas en Seúl.

"Recalibrando” posiciones de defensa

Las maniobras marcan el alejamiento de la política de distensión con Corea del Norte que perseguía la previa administración surcoreana del presidente Monn Jae-in. Los ejercicios regulares de Corea del Sur se suspendieron bajo el gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump y se redujo la cooperación militar con Seúl, como señal de buena voluntad hacia  Pyongyang.

Sin embargo, no se llegó a la firma de un tratado para poner fin oficialmente a la Guerra de Corea, y fracasó también el compromiso del Norte de abolir sus armas nucleares a cambio de garantías de seguridad.

Nordkorea | Kim Jong-Un trifft MoonJea-In und Donald Trump 2019

En 2019, Donald Trump se reunión con Kim Jong-un y Moon Jae-in en la zona desmilitarizada entre las dos Coreas.

Las tensiones entre EE. UU. y China siguen in crescendo, en tanto Pekín continúa ejerciendo presión sobre Taiwán luego de la visita a Taipéi de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Además, Rusia anunció recientemente que albergará unidades militares de China, Bielorrusia, Mongolia, India y Tayikistán para los ejercicios militares "Vostok”, de siete días, que se iniciarán el 30 de agosto. Dan Pinkston, profesor de Relaciones Internacionales en el campus de Seúl de la Universidad de Troy, Alabama, dijo a DW que altos oficiales militares en Washington y Seúl han estado pidiendo que se reanuden los simulacros con el argumento de que las capacidades de las tropas se han debilitado al no practicar para una crisis. "Esto significa recalibrar y resucitar ejercicios críticos para mejorar la capacidad defensiva compartida en la Península”, señaló.

Triángulo de tensión en el este asiático

Corea del Norte señalizó su disgusto con este giro en el sur el miércoles (17.08.2022), lanzando dos misiles de crucero hacia el Mar del Japón. Ese miércoles también se cumplían 100 días desde que asumió el Gobierno de Corea del Sur Yoon-Suk-yeol, de línea más dura hacia Pyongyang que su predecesor. "Yoon está cumpliendo las promesas que hizo en su campaña electoral de reforzar la relación de seguridad con EE. UU. para proteger a su país de la amenaza de las armas nucleares norcoreanas”, dijo a DW Yuji Hosaka, profesor de Historia y Política en la Universidad Sejong, de Seúl.

Hosaka está seguro de que "Pekín verá estos ejercicios como un mensaje, y Estados Unidos claramente quiere que Corea del Sur se comprometa a desempeñar un papel contra China, si la situación en torno a Taiwán empeora”.

China es, con mucho, el socio comercial más grande e importante de Corea del Sur, y los sucesivos gobiernos han tenido que moverse por una delgada línea, entre no molestar a Pekín y permanecer alineados militarmente con EE. UU. "Yoon quiere proteger el comercio pacífico de la nación con China y lograr la desnuclearización de la Península de Corea, y sabe que necesita la seguridad que brinda Estados Unidos, pero no comprometerá al Sur a pelear con China”, concluyó Yuji Hosaka.

(cp/ers)

DW recomienda