Mangkhut deja 13 muertos en Filipinas y va hacia Hong Kong | El Mundo | DW | 15.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Mangkhut deja 13 muertos en Filipinas y va hacia Hong Kong

El tifón, calificado como el más poderoso del año, dejó además daños materiales millonarios y una huella de destrucción.

"Entre los tifones registrados este año, éste es el más fuerte”. Con estas palabras del experto de la Agencia Meteorológica de Japón, Hiroshi Ishihara, se explican las consecuencias que dejó el paso de Mangkhut por Filipinas, donde este sábado (15.09.2018) se reportó la muerte de al menos 13 personas debido a deslizamientos de tierra e inundaciones provocadas por el fenómeno climático, que ahora sigue rumbo hacia Hong Kong y el sur de China.

Ricardo Jalad, director del Centro Nacional de Reducción de Desastres de Filipinas, reconoció que es muy probable que la cifra de víctimas fatales siga aumentando, pues hay muchas regiones que siguen aisladas, luego de que Mangkhut azotara durante 20 horas las distintas islas del norte del archipiélago filipino con vientos sostenidos de 205 kilómetros por hora, y algunos picos de hasta 285.

Dos de las víctimas eran mineros que estaban ayudando en las operaciones de rescate en unos corrimientos en la ciudad de Itogon, en la provincia de Benguet situada a 198 kilómetros al norte de Manila, donde también perdió la vida un niño de 13 años, informó el alcalde Victorio Palandan. En tanto, una familia integrada por cuatro personas, entre ellas un bebé de ocho meses y un niño de dos años, murieron cuando su vivienda fue sepultada por un desprendimiento de tierra en la localidad de Kayapa, según dijo el gobernador Carlos Padilla.

Rumbo a Hong Kong

Árboles y postes de electricidad caídos, carreteras cortadas y precarias viviendas destruidas han sido las estampas que ha dejado el azote del tifón, que también dejó a más de cuatro millones de personas sin electricidad y obligó a la evacuación de unas 150 mil personas, la suspensión de casi 200 vuelos domésticos e internacionales y daños materiales millonarios.

En su trayectoria hacia el oeste, el tifón se fue debilitando ligeramente y abandonó el territorio filipino alrededor de las 10.00 hora local (2 GMT) con rumbo a Hong Kong (China) con vientos sostenidos de 170 kilómetros por hora y rachas de 260. Una media de 20 ciclones al año azotan Filipinas provocando inundaciones, deslizamientos de tierra y otros incidentes. Uno de los más letales de los últimos tiempos fue el tifón "Haiyan", que asoló al país en noviembre de 2013 y dejó más de 6.300 muertos y más de cuatro millones de desplazados.

DZC (EFE, dpa, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda