Maldivas: lucha contra la corrupción y el boom de la construcción | Global Ideas | DW | 22.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Global Ideas

Maldivas: lucha contra la corrupción y el boom de la construcción

Las Maldivas son consideradas un destino paradisíaco, pero un boom de la construcción amenaza sus frágiles arrecifes de coral y lagunas azul. La población local se opone.

Ver el video 06:44

Maldivas: la locura urbanística

Objetivo del proyecto: proteger de la corrupción los fondos para la protección del clima y mejorar así la confianza en la inversión para la protección climática.

Implementación del proyecto: seguimiento, investigación, así como campañas de información y asistencia jurídica para combatir la corrupción. El objetivo es también dar voz a los informantes y a los afectados evitando que las personas se vean doblemente perjudicadas por el cambio climático y la corrupción.

Presupuesto: el proyecto se desarrolla en las Maldivas, Bangladés, Kenia, Costa Rica, México, Ruanda, Nepal y Corea del Sur, y está financiado por el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza, Construcción y Seguridad Nuclear (BMUB) de Alemania en el marco de su Iniciativa Internacional para la Protección del Clima (IKI) con un presupuesto de 2.499.392 de euros.

Socios del proyecto: Transparency International y sus socios locales.

Duración del proyecto: de agosto de 2015 a diciembre de 2018.


Las Maldivas son un destino turístico paradisíaco. Compuesto por 26 atolones en forma de anillo y con más de 1.000 islas de coral, el país insular está lleno de hermosos arrecifes, playas de arena blanca y lagunas azules. Por todo ello, no es de extrañar que se haya convertido en un destino turístico muy apreciado, sobre todo por los ricos.

Como tal, el turismo es el mayor contribuyente a la economía de las Maldivas. En los últimos diez años, se ha casi duplicado la capacidad hotelera, lo que ejerce una enorme presión sobre el medio ambiente.

La zona que rodea la capital, Malé, ya está llena de hoteles, por lo que los inversores están construyendo islas y lagunas artificiales. En el proceso, están destruyendo los arrecifes y las palmeras, que a menudo provienen de islas vecinas.

Algunos, como Shaziva Ali, que trabaja para la organización anticorrupción Transparency International, luchan contra la construcción desenfrenada e intentan que el gobierno tenga en cuenta a la población local y al medio ambiente a la hora de aprobar nuevos proyectos de construcción.

Un videorreportaje de Robert Richter 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema