Malasia deja libre a la única detenida por la muerte de Kim Jong-nam | El Mundo | DW | 03.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Malasia deja libre a la única detenida por la muerte de Kim Jong-nam

Condenada en abril a tres años y cuatro meses por la muerte del hermano del líder norcoreano, Doan Thi Houng fue liberada tras dos años de prisión provisional y una reducción de pena.

Las autoridades de Malasia dejaron este viernes (03.05.2019) en libertad a la vietnamita Doan Thi Houng, la única hallada culpable por el asesinato en 2017 de Kim Jong-nam, el hermano mayor del líder norcoreano, Kim Jong-un, en el aeropuerto de Kuala Lumpur. Su abogado, Hisyam Teh, confirmó a la prensa la liberación de la vietnamieta por la mañana. "Ha sido liberada y volará a Hanói esta noche", dijo Teh a dpa.

Doan, que en abril fue condenada a tres años y cuatro meses de cárcel tras declararse culpable de causar daño voluntario con un arma peligrosa, fue liberada tras pasar más de dos años en prisión provisional y beneficiarse de una reducción de la pena por buen comportamiento. Según la investigación de la policía malasia, el asesinato fue organizado por cuatro norcoreanos en paradero desconocido: Ri Ji-hyon, Hong Song-hac, O Jong-gil y Ri Jae-nam, quienes contrataron a las dos mujeres utilizando nombres y nacionalidades distintas.

Un asesinato engañadas

Doan y la indonesia Siti Aisyah, en libertad desde principios de marzo, asaltaron a Kim el 13 de febrero de 2017 en la terminal de salidas del aeropuerto de Kuala Lumpur, en una acción que Corea del Sur atribuyó a agentes norcoreanos. Kim Jong-nam, hermano de Kim Jong-un por parte de padre, estuvo considerado en su día el favorito a heredar la jefatura del régimen norcoreano, pero cayó en desgracia en 2001 y vivió sus últimos años en el exilio.

Las dos mujeres se declararon inocentes tras su detención y aseguraron que creían que participaban en una broma para un programa de televisión cuando frotaron el rostro de la víctima con una sustancia que creían inofensiva, y que en realidad se trataba del agente nervioso VX, considerado como arma de destrucción masiva por la ONU.

Kim Jong-nam murió camino del hospital menos de media hora después de recibir el veneno. Doan, que a diferencia de la indonesia aparecía con claridad en las imágenes de cámaras de seguridad que captaron el asalto, se declaró culpable después de que la fiscalía rebajara la acusación inicial de asesinato, por la que se enfrentaba a la pena de muerte.

lgc (efe/dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda