Maduro espera desmovilizar protestas durante el carnaval | América Latina | DW | 27.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Maduro espera desmovilizar protestas durante el carnaval

Venezuela entró en el asueto de carnaval, con el que el presidente Nicolás Maduro espera desmovilizar las protestas contra su Gobierno, que en dos semanas dejaron muertos, heridos y detenidos.

Ver el video 01:45
Now live
01:45 minutos

Conferencia nacional de paz en Venezuela

El Gobierno de Venezuela decretó como días no laborables este jueves y el viernes, dentro de las conmemoraciones por los 25 años de los saqueos y disturbios de 1989 conocidos como el "Caracazo", para encadenarlos al fin de semana y luego al feriado de carnaval.

La tregua representa el carnaval más largo de la historia, con la que el Gobierno espera el apaciguamiento de las pasiones de los manifestantes y el fin de las barricadas en las zonas rebeldes.

Maduro podría alargar la inactividad en el país, ya que el miércoles 5 de marzo se cumple el primer año de la muerte del mandatario Hugo Chávez, y anoche dijo que habrá "10 días de conmemoraciones" por la memoria del "comandante eterno".

“Focos de violencia”

El gobernante dijo el miércoles que los carnavales no se detendrán, a pesar de los pequeños "focos de violencia" que intentan desestabilizar su gobierno. "Quitarle al pueblo sus derechos culturales y el derecho al carnaval es fascismo puro. El intento de la derecha de robarle al pueblo los carnavales es un acto criminal, contra la sociedad, es un acto irracional", dijo al cuestionar que algunas alcaldías bajo control de la oposición decidieran suspender las festividades por respeto a las víctimas de las protestas.

Maduro señaló que las protestas, que se prolongaron durante dos semanas, dejaron 50 muertos entre hechos directos e indirectos, incluyendo enfermos que no lograron llegar a los hospitales por las barricadas en zona residenciales. Las autoridades dijeron que por hechos directamente atribuidos a las manifestaciones violentas se registraron 15 víctimas mortales.

Oposición no asiste a conferencia por la paz

Según el gobernante, ni las dictaduras del siglo pasado se atrevieron a suspender el carnaval, que dijo, es una fiesta arraigada en el pueblo. Maduro mantiene su posición de que las protestas buscan sacarlo del poder con apoyo de Estado Unidos y afirma que son parte de una conspiración para derrocarlo. Maduro instaló la noche del miércoles una conferencia nacional por la paz, a la cual la oposición se negó a asistir, y afirmó que se trata de un esfuerzo para aislar a los grupos violentos.

Explicó que las protestas se han ido reduciendo y que ya no son 18 los municipios del país donde se presentan los focos con barricadas, sino 14. Los estudiantes universitarios que han encabezado las protestas dijeron que tendrán concentraciones todos estos días, pero enfrentan la desmovilización por el largo asueto.

Movilización en Caracas

El dirigente estudiantil de la Universidad Central de Venezuela, Juan Requesens, dijo que este jueves planean una movilización en Caracas para seguir insistiendo en sus reclamos, que incluyen la liberación de los detenidos en las protestas y que el Gobierno atienda los problemas de criminalidad, inflación, el desabastecimiento y la corrupción.

El presidente de la agrupación patronal Fedecámaras, Jorge Roig, quien había criticado el decreto de los días libres, asistió anoche a la instalación de la conferencia por la paz y le dijo a Maduro que la economía "está mal". "La violencia la rechazamos venga de donde venga. Nuestro país no está bien y eso es grave. Usted es el presidente de todos nosotros. Fedecámaras no está para sustituir al gobierno", señaló.

CP (dpa, afp, rtr)

Audios y videos sobre el tema