Madrid: queroseno sintético con energía solar | Ciencia y Ecología | DW | 28.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciencia y Ecología

Madrid: queroseno sintético con energía solar

Cerca de Madrid, está en marcha el primer reactor del mundo que produce queroseno a partir del sol, el agua y el dióxido de carbono. ¿Es esta una salida a la crisis climática en la aviación?

El ingeniero químico Manuel Romero se siente orgulloso de ser "el gerente de esta instalación, pero solo desde hace tres años", dice con modestia.

La planta, que ha construido con colegas de Alemania, Suiza, Holanda y Eslovenia, se encuentra en Móstoles, cerca de Madrid. Es el primer reactor del mundo que genera queroseno a partir de energía termosolar.

El queroseno es el combustible que usan los aviones y es particularmente contaminante con el medio ambiente. Por lo tanto, ya existen numerosos proyectos de investigación con el objetivo de producir queroseno sintéticamente, es decir, sin petróleo.

Primicia mundial

Para la industria, este es un gran avance, porque el proyecto de Romero, llamado "SUN-to-LIQUID, supone una solución neutral en términos de CO2, ya que consume significativamente menos recursos y espacio que, por ejemplo, el bioqueroseno.

La gran diferencia entre ambos tipos de queroseno radica, sobre todo, en la producción. Para obtener queroseno orgánico "hay que talar bosques para cultivar las materias primas", opina Romero. "Además, la demanda masiva de ciertas plantas encarece los precios de los alimentos”, añade.

Para el queroseno de SUN-to-LIQUID solo se necesita la luz solar, el agua y el CO2. Si el dióxido de carbono requerido se extrae del aire con anterioridad, las sustancias nocivas generadas durante la combustión pueden compensarse más tarde, por lo que el combustible será entonces carbono neutral.

Hasta ahora, los aviones y los barcos no pueden funcionar eléctricamente debido al peso. Es decir, el queroseno es un combustible imprescindible para la aviación. Por eso, investigadores de Croacia e incluso de Japón viajan a Móstoles para ver las plantas de SUN-to-LIQUID, donde más de 160 espejos acumulan la radiación solar sobre un reactor químico, en una torre de 20 metros de altura. El reactor alcanza una temperatura de 1.500 grados. Con la ayuda de un catalizador, se produce un gas sintético a partir del agua y del dióxido de carbono extraído del aire.

Manuel Romero, director de la planta, y Stefan Zoller de la ETH de Zúrich.

Manuel Romero, director de la planta, y Stefan Zoller de la ETH de Zúrich.

Sector ante grandes cambios

Los expertos de la organización de aviación civil de la OACI suponen que la demanda de queroseno aumentará seis veces en 2050, alrededor de 860 millones de toneladas por año. Al mismo tiempo, la presión política sobre nuestro hábito de consumo continúa aumentando.

Incluso en el centro de investigación IMDAE, donde se encuentra el reactor con el que trabaja Romero, las consecuencias del cambio climático son perceptibles. Por todas partes en Madrid, la tierra está seca y quemada: "No había visto nunca (el terreno) tan seco como este año”, explicó el ingeniero.

Planta de investigación SUN-to-LIQUID en Móstoles, Madrid.

Parte superior del reactor. Aquí la temperatura puede llegar hasta los 1.500 grados centígrados.

Aerolíneas investigan por su cuenta

Lufthansa es una de las compañías que investigan alternativas sintéticas. En un proyecto de investigación con Windstrom, producen queroseno con la refinería Heide, en el norte de Alemania. Es un proceso similar al de SUN-to-LIQUID, más sostenible en la producción que el biocombustible, pero no es aún competitivo en comparación con el queroseno convencional.

El gerente de proyecto de la parte alemana de SUN-to-LIQUID, Christoph Falter, de Bauhaus Luftfahrt e.V., calcula que los costos de producción ascienden aproximadamente a dos euros por litro de queroseno, cuatro veces más que el precio del queroseno tradicional basado en petróleo, 0,5 euros por litro. "Eso también se debe a que a este combustible, a diferencia de la gasolina para automóviles, no se aplican impuestos", dice Falter.

El equipo de Madrid espera que los políticos equilibren la diferencia de precios: "Teniendo en cuenta que los costos externos del daño ambiental no se tienen en cuenta para los combustibles convencionales, existe una buena justificación para la introducción de tales medidas”, propone Falter.

Romero también espera que la costosa tecnología de succión de dióxido de carbono del aire sea abarate en los próximos años. Esto también reduciría el precio por litro de queroseno sintético.

España, ubicación ideal para el proyecto

Según la asociación de la Unión Fotovoltaica Española (UNEF), en 2018 se instalaron 261,7 megavatios, un 94 por ciento más en comparación con 2017.

Alemanes y españoles trabajan juntos en el sector desde hace décadas. El Centro Aeroespacial Alemán (DLR), que también participa en el proyecto SUN-to-LIQUID, tiene una estación de investigación solar cerca de Almería, en Andalucía.

"España es una ubicación atractiva en Europa, ya que es un lugar bañado por el sol en un entorno estable y con condiciones relativamente favorables para la financiación de activos", confirma Falter.

Manuel Romero, el director de la planta, está satisfecho: "Para mí, es la guinda sobre el pastel para mi carrera como investigador y precisamente por eso, soy proeuropeo, porque sin los siete millones de euros de financiación de la UE y la colaboración de tantos expertos, este éxito no hubiera sido posible".

(rmr/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda