Macron no renuncia a incrementar impuestos sobre carburantes a pesar de ″escenas de guerra″ | Europa | DW | 26.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Macron no renuncia a incrementar impuestos sobre carburantes a pesar de "escenas de guerra"

El jefe del Estado convocó una cumbre sobre la transición ecológica, en la que se espera que aborde cuestiones vinculadas a la energía y al transporte. También dijo reconocer el malestar existente en los manifestantes.

El presidente francés, Emmanuel Macron, denunció este lunes (26.11.2018) las "escenas de guerra" que se vivieron el sábado en París por los enfrentamientos con la policía de "una minoría" violenta del colectivo de los "chalecos amarillos", que protestan por el aumento de los impuestos en los carburantes.

El portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux, relató en conferencia de prensa que en el Consejo de Ministros de este lunes Macron dijo que es consciente del malestar que hay por "una Francia que no ha encontrado su lugar en la globalización" y que, entre otras cosas, sufre por la desindustrialización de algunas regiones.

Griveaux señaló que el Gobierno no renuncia a sus planes de incrementar de nuevo los impuestos sobre los carburantes, pero que no va a caer "tampoco en la ceguera", y que desde mañana va a incluir a los principales actores en la negociación.

"Nuestra respuesta es una respuesta global, con una Francia de la educación, una Francia del mérito, una Francia del trabajo", dijo el portavoz, que también prometió "un nuevo método".

Gobierno ofrece cumbre e inversiones para transición ecológica

El jefe del Estado ha convocado mañana una cumbre sobre la transición ecológica en la que se espera que aborde un amplio abanico de cuestiones vinculadas a la energía y al transporte.

El colectivo de los "chalecos amarillos" anunció por su parte, en un comunicado, la creación de "una delegación" de ocho portavoces.

El Consejo de Ministros de este lunes sirvió para dar el visto bueno a un proyecto de Ley de Orientación de la Movilidad que contempla un incremento de las inversiones para el mantenimiento de las redes de carreteras y ferrocarriles existentes, y que supone, además, la renuncia a la construcción de nuevas grandes infraestructuras.

La titular de Transportes, Elisabeth Borne, detalló algunas de las medidas que incluye, como una partida de 2.600 millones de euros para aumentar la oferta de trenes donde hay más necesidad y el despliegue de flotas de vehículos eléctricos en áreas poco servidas por el transporte público.

También están contempladas ayudas de hasta 400 euros anuales para los que se desplacen al trabajo en bicicleta o compartiendo el automóvil.

rrr (efe/reuters/ap)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Ver el video 02:07

Protestas en Francia se intensifican

Audios y videos sobre el tema

Publicidad