México: tormentas dejan 43 muertos y devastan Acapulco | América Latina | DW | 17.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México: tormentas dejan 43 muertos y devastan Acapulco

Medios hablan de más víctimas fatales. Damnificados se cuentan por miles, la ayuda no puede llegar a todos y las pérdidas en infraestructura son millonarias.

“Situación de emergencia de carácter nacional”. Así definió el coordinador de Protección Civil mexicano, Luis Felipe Puente, la situación que se vive en el país tras el paso combinado de las tormentas tropicales “Manuel”, por el lado del Pacífico, e “Ingrid”, que llegó a territorio mexicano desde el Océano Atlántico. Hasta este martes (17.09.2013) el número de personas fallecidas ascendía a 43, de acuerdo a reportes oficiales.

El fenómeno meteorológico cortó caminos y aisló a decenas de comunidades, dificultando el trabajo de los equipos de emergencia, que buscan por todos los medios llegar con ayuda humanitaria a los miles de damnificados. El 80 por ciento del país se vio afectado, ya sea con desbordamientos de ríos, bloqueos de caminos, deslaves, inundaciones y caídas de puentes.

También debieron ser evacuadas comunidades enteras, tras el desbordamiento de una presa. Tan solo en el Estado de Guerrero, en la costa del Pacífico, los daños se estiman en casi 400 millones de dólares. En las redes sociales las personas afectadas hablan de derrumbes, aislamiento y necesidad de ayuda. “Totomixtlahuaca necesita ayuda, el río se llevó a gran parte del pueblo, por favor asistan, ayuda”, escribía una usuaria de Facebook, desesperada.

Los deslizamientos de tierra han provocado pérdidas humanas y materiales.

Los deslizamientos de tierra han provocado pérdidas humanas y materiales.

Puente aéreo a Acapulco

El balneario de Acapulco, el principal en el Pacífico, está inundado y aislado, ya que el tránsito por tierra y por aire quedó interrumpido por la anegación del aeropuerto y por derrumbes en la carretera federal y en la autopista hacia Ciudad de México. En esa turística ciudad, unas 40.000 personas que aprovechaban el largo fin de semana por las fiestas nacionales quedaron varadas. Este martes comenzará el rescate por medio de un puente aéreo, informó el director de aeronáutica civil, Alejandro Argundin.

El desbordamiento del río de la Sabana, que cruza la ciudad, más la intensidad de las lluvias, inundaron las principales avenidas, lujosos hoteles y residencias de veraneo e inutilizaron el aeropuerto y bloquearon con lodo y rocas las principales carreteras. México cuenta con un fondo para desastres naturales de casi 400 millones de dólares, que podría no ser suficiente para atender los daños causados por “Manuel”, que se suman a los provocados por “Ingrid” el pasado fin de semana en el Golfo de México.

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, dijo a la cadena Televisa que el número de víctimas ha ascendido hasta 22 en esa parte del país. En Veracruz ha habido 12 muertos, más tres en Hidalgo, tres en Puebla, dos en Oaxaca y uno en Michoacán. Esas son las cifras oficiales. Los medios de comunicación, en cambio, hablan de hasta 55 fallecidos.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda