México: Policía crea “Unidad de Mariachis” para mejorar su imagen | América Latina | DW | 31.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México: Policía crea “Unidad de Mariachis” para mejorar su imagen

Casi nadie en México confía en la Policía. Para muchos, las fuerzas de seguridad son consideradas cómplices del crimen organizado. Una orquesta de mariachis de la Policía Federal busca recuperar la simpatía perdida.

Orquesta de mariachis de la Policía mexicana

Orquesta de mariachis de la Policía mexicana

"Parte de nuestra función es cambiar la idea que se tiene en México de la Policía nacional", explica Juan Ramón Soto al diario mexicano "El Universal". Soto es el jefe de la orquesta de 21 músicos mariachis de la Policía Federal Mexicana. Queremos mostrarle a los mexicanos el lado humano de su Policía.

Los policías mariachis tocan en estados como Michoacán, Tamaulipas y Sinaloa, donde los carteles de la droga están particularmente presentes. Allí tocan la típica música popular en lugares públicos, como centros comerciales. Los agentes de esta unidad son, primero que todo, policías y luego músicos, pues están entrenados para reaccionar a cualquier incidente público.

Falta de preparación

"La Policía mexicana ha tenido un serio problema con la falta de entrenamiento de sus fuerzas", dice a DW Carlos Pérez  Ricart, de la Universidad Libre de Berlín, experto en seguridad interior en México.

Un ejemplo: solo un 10% de los policías en México estaba preparado para la reforma  ahora en vigencia. Dicha reforma del derecho penal fue adoptada en 2008 y se empezó a mediados de 2016. Con ella se pretende fortalecer los derechos humanos de sospechosos y acusados, haciendo hincapié en la presunción de inocencia. Por lo tanto, no solo atañe la jurisprudencia, sino también la vida cotidiana de la Policía.

Según Pérez Ricart, "la Policía está aún tan mal preparada y la confianza del Estado en ella es tan poca, que el Ejército asume, desde hace 10 años, sus labores en la lucha contra los narcotraficantes”. La Policía mexicana, a todos sus niveles, "tiene exceso de trabajo, es mal remunerada y le falta personal", concluye el portal de investigación del crimen organizado "InSight Crime".

Abuso de confianza

"Pero la mala fama de la Policía mexicana no solo se debe a su falta de efectividad”, advierte Pérez Ricart, quien recuerda que "hay serias acusaciones de violaciones de derechos civiles, corrupción y de participación en el crimen organizado".

Un caso entre muchos, fue el de la desaparición de 43 estudiantes de pedagogía de Ayotzinapa en 2014. Se presume que policías locales que delinquían juntos con miembros de un cártel de la droga serían los autores del secuestro, asesinato y desaparición de los jóvenes. "En México es difícil diferenciar entre estructuras estatales y criminalidad organizada”, dice Pérez Ricart.

Esfuerzos serios

Pero para que la Policía recupere la confianza tiene que hacer más que tocar rancheras. El politólogo Pérez Ricart destaca el trabajo de la Policía en la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez, un punto estratégico para el narcotráfico hacia Estados Unidos y la venta de armas hacia México y el resto de América Latina. Ciudad Juárez ha sido una de las ciudades con las mayores tasas de homicidios en el mundo durante décadas. Pero hoy, según dicho investigador, "la situación ha cambiado drásticamente, en parte porque la policía se ha entrenado en estrecha colaboración con el municipio".

Autor: Jan D. Walter (jov/vt)

DW recomienda