México: “No es el mejor momento para que los niños vuelvan a la escuela”  | Coronavirus | DW | 24.08.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

México: “No es el mejor momento para que los niños vuelvan a la escuela” 

La tercera ola de Covid impacta con fuerza en México. En la mira de expertos se encuentran los niños y  jóvenes, de cara al regreso a clases presenciales.   

La cifra de contagios diarios ha ido en aumento en los últimos meses; sin embargo el mayor nivel fue registrado el pasado miércoles (18.08.21), cuando fueron confirmadas 28.953 nuevas infecciones en un lapso de 24 horas. Con más de 250.000 mil muertes por coronavirus, y una cifra oscura mucho mayor debido a que no todas las defunciones son confirmadas con pruebas PCR, México se mantiene en el cuarto puesto mundial con más defunciones, detrás de Estados Unidos, Brasil y la India.  

"Lo que vemos en México es un reflejo de lo que pasa en el mundo, por eso nos debiéramos haber preparado. Eso ocurrió en Gran Bretaña, en Israel, en Estados Unidos y en el resto de Europa", afirma el médico y analista en políticas de Salud Xavier Tello, en conversación con DW. 

El experto destaca que lo que está impulsando esta tendencia es que la gente ya está harta y no sigue las medidas de protección. La vacunación, además, apenas alcanza a un 40% de la población total con una primera dosis y a 20% con una dosis completa.   

"La gente que está vacunada tiende a descuidarse pensando que está más protegida y la población de 50 años para abajo si acaso tiene una sola dosis de la vacuna, son esquemas inclompletos”, advierte.   

A eso se suma que losjóvenes y niños, que no se protegen tanto, se convierten en los grupos vulnerables ante la nueva variante delta, más contagiosa. "Ahora Delta tiene una particular afinidad con los jóvenes y los niños, con lo que estamos en el peor escenario de todos porque la población vacunada puede infectarse y contagiar, aunque muera menos, y ahora tenemos a los jóvenes y niños que se están contagiando”, advierte Tello.   

Los jóvenes en México también están hartos de la pandemia.

Los jóvenes en México también están hartos de la pandemia.

Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (MIS-C)  

Aunque la mayoría de los niños que se infectan con el virus tiene una enfermedad leve, hay un porcentaje, estimado entre un 2% y un 4% de las infecciones en menores, que desarrollan el llamado Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PIMS, según sus siglas en inglés, también conocido como SIMP o MIS-C).

La pediatra Edna Robles, miembro del Colegio de Pediatría de Baja California, trabaja en el área de urgencias en un hospital público de Tijuana, y ha atendido a pacientes afectados con SIMP.  

"Como lo dice su nombre, el Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico, es una inflamación muy severa de todos los órganos internos del infante, que se presenta casi siempre muchos días después de una primera infección. Lo más delicado es que este síndrome puede llegar a afectar las arterias del corazón, además de producir una inflamación muy severa en el cuerpo, y que el niño puede quedar con secuelas a largo plazo”, explica Robles en conversación con DW. 

Publicaciones científicas advierten sobre la inflamación de órganos vitales, como el corazón, los pulmones, riñones, el aparato digestivo, el cerebro, la piel y los ojos. "En las olas anteriores de la pandemia no hubo tanta afectación en los niños, pero en esta nueva ola estamos viendo una mayor propagación del virus en niños y adolescentes y las secuelas están quedando a futuro, como dolores de cabeza, dolores crónicos, problemas respiratorios”, advierte.   

Los escolares se hacen una prueba de antígenos ellos mismos al comenzar las clases.

Primer día de clases en Hamburgo, tras las vacaciones de verano.

Experiencia en Alemania  

El pediatra Daniel Vilser dirige el primer centro de atención para pacientes post-covid, también llamado "covid prolongado”. Desde todo el país llegan a dicho centro, en la clínica universitaria de Jena, menores que sufren secuelas tras una infección, y el número es

Ver el video 12:35

El coronavirus afecta cada vez más a los menores

cada vez mayor. El pediatra asegura que entre más niños se infecten, habrá más casos con secuelas, entre ellas el Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico.   

"Lo que se conoce como Covid de largo plazo no tiene que ver con el desarrollo grave de la enfermedad, incluso puede desarrollarse en pacientes que han sido asintomáticos. Es un agravamiento de la enfermedad, que al igual que en los adultos (MIC-A), aparece entre 3 y 6 semanas después de la infección y que a los niños los pone gravemente enfermos”, afirma en conversación con DW.    

El facultativo cita los criterios utilizados por el centro de investigación biomédico imperial de NIHR. "Esta enfermedad es considerada como independiente, por así decirlo, y no entendemos aún por qué se produce. Hay personas que desde un inicio de la infección tienen un desarrollo grave de la enfermedad y se recuperan muy lentamente. Eso ya se entiende, porque tienen una enfermedad grave. Pero por qué algunas personas que han tenido un desarrollo leve tienen de pronto, a una distancia de varias semanas, estos síntomas de covid prolongado, eso es algo que aún no entendemos”.  

El pediatra explica que el MIS-C tiene síntomas muy parecidos al llamado Síndrome de Kawasaki, que también ha afectado a la población infantil en el mundo durante la pandemia. "Tienen síntomas muy parecidos, creemos que tienen componentes comunes, aunque no hemos entendido el Síndrome de Kawasaki por completo”.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA), aprobó desde mayo pasado la aplicación de la vacuna Pfizer/BioNTech a niños a partir de los 12 años. "El Comité Permanente de Vacunación (STIKO) en Alemania aprobó con muchas dificultades la vacuna, pues se argumentaba que no se tenían todos los datos para emitir una recomendación para todos los niños, por lo que inicialmente solo fue aprobada para los niños considerados en riesgo. Sin embargo hace unos días actualizaron su recomendación ampliándola a todos los niños a partir de los 12 años de edad, y me alegro de que lo hayan hecho porque se evitará tanto un desarrollo grave de la enfermedad en la mayoría de los niños, así como un covid prolongado".   

El estado de Campeche fue el primer estado en reabrir las aulas el pasado 19 de abril.

Clases presenciales en Campeche

Regreso a clases presenciales 

De cara al regreso a clases, anunciado por el gobierno mexicano para el próximo 30 de agosto, el médico Xavier Tello afirma que nadie, ni las autoridades mismas de Salud en el país, tienen los elementos para hacer una proyección epidemiológica. "Lo que sí tenemos es la evidencia de una epidemia que está incrementándose. Que los contagios en los niños van en aumento y que tenemos ya alrededor de 600 muertes de niños en lo que va de la pandemia. Las escuelas estuvieron cerradas 17 meses y no se hicieron adaptaciones. Tenemos muchas escuelas sin drenaje y sin agua".  

La pediatra Edna Robles asegura que el coronavirus sí afecta a los niños. "Hemos tenido a pacientes en terapia intensiva y lamentablemente también casos de defunciones. Es una enfermedad que puede poner en riesgo su vida y su salud, y también hay riesgo de que haya secuelas. El aprendizaje es muy importante, incluso para la salud mental de los infantes es importante poder interactuar con otros niños, pero sí creemos que en plena tercera ola de contagios y con esta variante, que está siendo altamente contagiosa, no es el mejor momento para que los niños regresen a las escuelas”.  

El pediatra Daniel Vilser por su parte, reconoce que sin duda hay una relación entre la propagación del virus y la apertura de las escuelas. "Las escuelas son lugares de encuentro necesarios para que las infecciones se propaguen, por eso hay una clara relación entre el acudir a clases y la propagación del coronavirus”. Pero destaca que no por eso debe impedirse que los niños vayan a la escuela. "Los efectos que tuvo el cierre de emergencia inicial para los niños significó más daños que lo que hubiera sido la enfermedad misma”.