“México necesita de la solidaridad mundial” | América Latina | DW | 05.12.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

“México necesita de la solidaridad mundial”

Carlos Fazio, experto en ciencias políticas y DD.HH., está de gira por Alemania para compartir sus reflexiones sobre la violencia de Estado en México. En su opinión, ahí podría gestarse un nuevo totalitarismo.

El periodista y docente mexicano Carlos Fazio está en Alemania para compartir sus reflexiones sobre la violencia y la impunidad que afligen a su país, una tragedia nacional que, de ser analizada con mayor profundidad por la prensa mundial, no sería atribuida exclusivamente a los carteles de la droga y a la corruptibilidad de las policías locales, como suele hacerse con frecuencia. “Este fenómeno no se puede entender sin estudiar los nexos entre el Estado mexicano, el capital y la economía criminal”, insistió el especialista en ciencias políticas y derechos humanos.

Política de “contrainsurgencia”

La gira de Fazio por la Universidad Libre de Berlín y las universidades de Hamburgo, Kassel y Friburgo es organizada por la Oficina Ecuménica para la Paz y la Justicia de Múnich, una asociación sin fines de lucro fundada en 1983 como parte del movimiento de solidaridad con Nicaragua en Alemania. Fazio también participó en el foro México, ¿Estado de derecho?, auspiciado por la Fundación Heinrich Böll –cercana al partido Los Verdes– y por la Coordinación Alemana para los Derechos Humanos en México.

A juicio del experto, la militarización de la “presunta guerra” contra el narcotráfico y otras formas de crimen organizado durante la presidencia de Felipe Calderón (Partido Acción Nacional, 2006-2012) nunca pretendió acabar con los negocios ilegales. “Yo no niego que en México existan los traficantes de drogas, de armas, de órganos, de personas, el sicariato, los extorsionadores y la prostitución forzada de mujeres y niños. Pero, para responder a esos problemas, Calderón lo que aplicó fue una política de contrainsurgencia”, explicó Fazio.

“La tortura, la desaparición de personas, las ejecuciones extrajudiciales, la cava de fosas comunes, los operativos de ‘limpieza social’ y los desplazamientos forzados de poblaciones tienen lugar en México a manos de agentes estatales y grupos paramilitares vinculados a las Fuerzas Armadas para crear un clima de terror, eliminando a ciudadanos que consideran ‘desechables’ y amedrentando a los críticos del sistema. Esas prácticas son una respuesta, no ya al auge del narcotráfico, sino al movimiento popular de resistencia civil pacífica que cobró mucha fuerza hacia 2006”, sostuvo.

Mexiko Pakt für Mexiko Präsident Enrique Pena Nieto und Jesus Zambrano

¿Se gesta un nuevo tipo de autoritarismo en México?

¿Guerra contra la sociedad civil?

“En México florecieron iniciativas diversas que propiciaban cambios estructurales de índole social, económica y política”, acotó Fazio, subrayando que no fue solamente el liderazgo del ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador ni la influencia de los guerrilleros zapatistas lo que amenazó el status quo, definido por el periodista como “la relación dinámica entre el capitalismo neoliberal y la economía criminal, la corrupción y la delincuencia, la violencia y la privatización de la seguridad…”.

“Yo pienso que el nuevo presidente de México, Enrique Peña Nieto (Partido Revolucionario Institucional), va a acentuar de una u otra manera la política de ‘mano dura’ implementada por Calderón, aunque tenga que actuar como si estuviera tomando un nuevo rumbo”, señaló el catedrático de la UNAM y la UACM. Fazio no hizo pronósticos alentadores; a sus ojos, el síndrome de violencia que se ve actualmente en México –y que él compara con el vivido en Argentina, Brasil, Chile y Colombia durante estados de excepción prolongados– es el preludio de una nueva forma de autoritarismo, legitimado por la celebración de elecciones y la actuación de los grandes consorcios mediáticos.

“Sin embargo, esto no significa que todos los políticos y empresarios mexicanos sean criminales o cómplices. Los mexicanos que hoy están en la resistencia forman parte de un país que, a lo largo del siglo XX, nos dio refugio a muchísimos exiliados: a los republicanos españoles y a quienes tuvimos que huir de las dictaduras latinoamericanas. La mexicana ha sido una población muy solidaria; pero hoy, cuando se están cimentando las bases de un Estado totalitario de nuevo tipo en su territorio, es ella quien necesita de la solidaridad mundial”, enfatizó Fazio, uruguayo de nacimiento y mexicano de corazón.

Autor: Evan Romero-Castillo
Editor: Enrique López

DW recomienda