México: capturan a líder de los temidos “Caballeros templarios” | América Latina | DW | 27.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México: capturan a líder de los temidos “Caballeros templarios”

Dionisio Loya era uno de los cinco jefes más relevantes del grupo violentista que convulsiona al Estado de Michoacán.

Las autoridades mexicanas informaron de la captura de uno de los cinco jefes más influyentes del grupo de los Caballeros Templarios, nombre con que se conoce a un violento cartel de drogas del Estado de Michoacán. Su aprehensión era una de las demandas de los grupos civiles de autodefensa como condición para deponer las armas y dejar la protección de las ciudades en manos del Gobierno.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, dijo que pronto se darán más detalles de la captura, pero adelantó que ésta traerá “tranquilidad” al Estado. “Uno de los objetivos importantes, de los cinco más importantes, ha sido detenido en un trabajo de inteligencia”, afirmó la autoridad a la prensa, luego de reunirse con parlamentarios en la Cámara de Diputados.

Posteriormente la Fiscalía confirmó la información, señalando que se trata de Dionisio Loya Plancarte, quien fue arrestado la madrugada del lunes (27.01.2014) en Michoacán y ya fue trasladado a Ciudad de México, donde “fue puesto a nuestra disposición”, señaló un portavoz. Por su captura se ofrecía una recompensa de unos 2,25 millones de dólares. Loya es también requerido por la Justicia de Estados Unidos.

La violencia de los carteles

La violencia se había tomado Michoacán, sin que las autoridades locales pudieran o quisieran hacer algo para contrarrestarla. Por ello, cientos de militares y policías federales de México fueron enviados a la región para controlar el caos desatado por los enfrentamientos entre los miembros del cartel de los Caballeros Templarios y las llamadas “autodefensas”, grupos civiles organizados para reinstalar el orden.

Con su intervención, el Gobierno central desplazó a las fuerzas civiles, que habían logrado avanzar en varios pueblos camino al centro de operaciones de los Templarios, un grupo de narcotraficantes con tintes de secta religiosa, que además son acusados de secuestros, extorsiones, contrabando y violaciones. Los Templarios surgieron como una escisión del cartel de la Familia Michoacana.

Esto, después de la muerte de su fundador, Nazario Moreno, quien presuntamente fue abatido por las fuerzas de seguridad, aunque el cadáver fue recuperado por sus guardaespaldas. Las “autodefensas” presumen que Moreno sigue vivo y lo mencionan entre los principales cabecillas del grupo. Esa tesis es descartada por el Gobierno, que dice no tener evidencias en ese sentido.

DZC (dpa, Reuters, Europa Press)