Médicos advierten que el triaje en Alemania es inminente | Coronavirus | DW | 23.11.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

Médicos advierten que el triaje en Alemania es inminente

¿Qué ocurre cuando las unidades de cuidades intensivos sobrecargadas tienen que decidir a qué pacientes admiten? Si los médicos tuvieran que aplicar triaje ¿qué pasaría con los enfermos de COVID-19 no vacunados?

Las normas de triaje no dan preferencia a los pacientes COVID-19.

Las normas de triaje no dan preferencia a los pacientes de COVID-19.

Ante el rápido aumento del número de infecciones de coronavirus, muchos hospitales de Alemania han alcanzado ya su límite de capacidad por falta de camas de cuidados intensivos y, sobre todo, del personal de enfermería necesario.

Así lo demuestra el llamado Registro de Cuidados Intensivos DIVI, gestionado por la Asociación Interdisciplinaria Alemana de Cuidados Intensivos y Medicina de Emergencia (DIVI) junto con el Instituto Robert Koch (RKI). Hay 19.373 camas de cuidados intensivos en los más de 1.200 hospitales de Alemania, pero solo unas 7.145 tienen un nivel de cuidados alto, es decir, solo en ellas se puede dar a los pacientes ventilación invasiva.

Según el registro de cuidados intensivos de la DIVI, 3845 pacientes de COVID-19 están recibiendo actualmente cuidados intensivos. De ellos, 1968 requieren ventilación invasiva. En las últimas 24 horas, 292 nuevos pacientes ingresaron en las unidades de cuidados intensivos. Esto significa que solo quedan 1.757 camas de cuidados intensivos de alto nivel en toda Alemania.

"La situación de triaje es inminente"

Así que sigue habiendo camas suficientes de momento, pero no en algunas regiones como Baviera, Turingia y Sajonia, donde las cifras de infección son especialmente altas.

Según el presidente de la Asociación Médica de Sajonia, Erik Bodendieck, las unidades de cuidados intensivos de Sajonia corren el riesgo de quedar saturadas en los próximos días. Bodendieck declaró a la radio Deutschlandfunk que pronto, en algunas regiones del estado, dos pacientes podrían tener que competir por una cama.

Entonces se corre el riesgo de que se produzca una situación de triaje: se da preferencia a los que tienen más posibilidades de éxito en el tratamiento. Los no vacunados tendrían las peores posibilidades de sobrevivir.

El término triaje se refiere a la decisión médica de qué pacientes son tratados primero o no reciben tratamiento intensivo cuando las capacidades de tratamiento son escasas debido a la gravedad de sus casos u otros factores.

Hasta ahora, Alemania ha podido prescindir en gran medida del triaje durante la pandemia. En principio, cada paciente en Alemania tiene el mismo valor. Cualquier persona que necesite tratamiento es ingresada en un hospital. Sin embargo, en casos excepcionales, como catástrofes naturales o una pandemia, puede darse una situación en la que los hospitales estén completamente sobrecargados. En esta situación excepcional, los médicos tienen que sopesar quién tiene más posibilidades de recuperarse para que se salve el mayor número posible de personas.

¿Existe ya un " triaje blando"?

Debido a que los pacientes de COVID-19 no vacunados ocupan camas de cuidados intensivos, otros pacientes de urgencias en zonas de alta incidencia no pueden ser atendidos adecuadamente, argumentan los expertos médicos. "Ya tenemos un triaje blando, que se produce, por ejemplo, cuando un paciente con infarto de miocardio es conducido en una ambulancia durante una hora y no encuentra un hospital con una cama de cuidados intensivos libre", dice el director de la Clínica I de Medicina Interna del Hospital Universitario de Colonia, Michael Hallek. "Esto lleva a un deterioro de la atención. Esta situación ya se ha producido en el sur y el este de Alemania". En situaciones excepcionales, los médicos tienen que sopesar quién tiene más posibilidades de recuperarse.

En situaciones excepcionales, los médicos tienen que sopesar quién tiene más posibilidades de recuperarse.

En situaciones excepcionales, los médicos tienen que sopesar quién tiene más posibilidades de recuperarse.

En Alemania no existe una ley de triaje que regule explícitamente cómo deben decidir los médicos sobre la vida y la muerte en situaciones de emergencia. Recientemente, siete sociedades médicas elaboraron las correspondientes recomendaciones de actuación para el triaje en tiempos del coronavirus. Su objetivo es facilitar la toma de decisiones y establecer normas éticas uniformes en la medida de lo posible.

A la hora de la verdad, los médicos tienen que decidir únicamente en función de las perspectivas de éxito clínico. Los factores decisivos son el estado de salud general, la gravedad de la enfermedad, el nivel de oxígeno en la sangre o si el paciente tiene enfermedades preexistentes, como una enfermedad renal avanzada o un cáncer o una insuficiencia cardíaca pronunciada.

En Alemania, en cambio, la edad, el sexo, la nacionalidad, el estatus social, el tipo de seguro médico, las discapacidades o las enfermedades previas irrelevantes, como la demencia, no son explícitamente determinantes.

Estas terribles decisiones sobre la vida y la muerte se toman entre varias personas. Si es posible, dos médicos con experiencia en medicina intensiva deberían decidir, junto con el personal de enfermería y otros profesionales, qué pacientes reciben qué tratamiento.

Las normas de triaje no dan preferencia a los pacientes de COVID-19.

Explícitamente, esta priorización no solo debe tener lugar dentro del grupo de enfermos de COVID-19. Por lo tanto, los pacientes de coronavirus no deben tener prioridad sobre, por ejemplo, los pacientes de cáncer o de ictus.

La decisión de dar prioridad a un paciente vacunado contra el coronavirus sobre un paciente no vacunado también debe ser tomada por los médicos caso por caso, basándose únicamente en las perspectivas de éxito clínico mencionadas anteriormente.

(gg/ms)

DW recomienda