Más jubilados con menos dinero | Alemania | DW | 20.10.2003
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Más jubilados con menos dinero

El gobierno alemán congela las pensiones para combatir el déficit y eleva la edad laboral de 60 a 63 años. Schröder califica la decisión como la "más difícil" desde que es canciller.

¿Pensará este pensionista en las próximas elecciones?

¿Pensará este pensionista en las próximas elecciones?

Malas noticias para los casi 20 millones de jubilados alemanes. A partir del próximo año verán congelarse sus pensiones. Además, los pensionistas deberán pagar en el futuro de su propio bolsillo el seguro de incapacitación, una medida que tendrá un efecto directo en sus ingresos. "Ha sido la decisión más difícil que hemos adoptado desde que estamos en el gobierno", admitió el canciller, Gerhard Schröder.

Rentner protestieren gegen eine mögliche Kürzung ihrer Rente

Schröder congela las pensiones en Alemania

El proyecto de medidas tomadas para paliar el déficit de las cajas de pensiones responde también a la necesidad de reducir los costes del trabajo de una sociedad cada vez más longeva y en la que el paro es cada vez mayor. En contra de lo que se había temía, Schröder anunció que las cuotas a los seguros de pensiones se mantendrán el próximo año en el 19,5 por ciento del salario bruto. Otra de las medidas pactadas se refiere a la edad de jubilación. En el periodo entre 2006 y 2008, la edad real de jubilación deberá aumentar de los actuales 60 años a los 63.

Las drásticas decisiones fueron duramente criticadas por los partidos de la oposición. La jefa de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Angela Merkel, advirtió que es la primera vez en la historia de la República Federal de Alemania en que se rebajan las pensiones. El líder del Parido Liberal (FDP), Guido Westerwelle, criticó asimismo las medidas anunciadas por el gobierno y dijo que, de seguir así, se entrará en un proceso de "sudamericanización", en que las jubilaciones "se pagarán, cuando haya dinero, y dejarán de pagarse, si no lo hay".

Los "Baby boomers" se despiden

Muchos expertos advierten desde hace años sobre el grave problema demográfico en Alemania, pintando el futuro de este país en gris. En el año 2030, uno de cuatro alemanes tendrá 65 o más años. Según los demógrafos, Alemania se convertirá en un país de ancianos cuando la generación del "Baby Boom" empiece a jubilarse a partir del 2025. "Nos queda un margen de 20 años para asegurar el futuro de esa generación y preparar nuestro sistema de pensiones para esa situación", dice la científica Gabriele Doblhammer-Reiter del Instituto Max Planck de Estudios Demográficos en Rostock.

La pirámide de población peligra en convertirse en una pirámide invertida. Otros países industrializados tienen problemas similares.

Senioren

Schröder congela las pensiones de los jubilados en Alemania

Los japoneses, por ejemplo, mantienen el récord mundial en años de vida. La gente tiene cada vez más años y goza de buena salud. Las razones son las mismas que en Alemania: el alto estándar de vida y la mejora de los servicios médicos. Paralelamente, los japoneses tienen menos niños: 1,41 es el promedio. En Alemania el promedio es de 1,38. Demógrafos exigen una cuota de 2,1 para que la población no disminuya. Sin embargo, la edad laboral sigue siendo mayor en Japón, y las familias asumen más responsabilidad ante sus miembros jubilados que en Alemania.

Más inmigración no es la solución

EEUU no tiene esos problemas demográficos, básicamente por la fuerte inmigración de personas jóvenes de todas partes del mundo. La experta Gabriele Doblhammer-Reiter considera que una prolongada edad laboral y una mayor facilidad de inmigración podría ayudar un poco pero no solucionar el problema.

Según datos de las Naciones Unidas, a Alemania tendrían que inmigrar 3,4 millones de personas cada año para estabilizar la relación entre jubilados y trabajadores que cotizan a las cajas de pensiones. Sólo hay que echar cuentas para convencerse de que esa medida es poco practicable. En 2030, Alemania tendría una población total de 176 millones de habitantes – dos veces que hoy.