Más de 50 muertos tras descarrilar un tren en Camerún | El Mundo | DW | 22.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Más de 50 muertos tras descarrilar un tren en Camerún

Se desconocen las causas de la tragedia, que dejó además 600 heridos. Hay numerosas personas atrapadas entre los fierros de los vagones.

El descarrilamiento de un tren que cubría la ruta entre Yaundé con la capital financiera de Camerún, Duala, dejó al menos 55 personas muertas y otras 600 heridas, según reportes entregados este viernes (22.10.2016) por las autoridades de ese país de África. Al menos otras 14 personas permanecían atrapadas entre los fierros retorcidos de los vagones, por lo que se teme que el número de víctimas fatales aumente en las próximas horas.

"Hubo un ruido muy fuerte. Miré para atrás y los vagones se habían salido de las vías y estaban dando vueltas. Había mucho humo”, dijo un periodista de Reuters que viajaba en uno de los vagones delanteros. El reportero agregó que antes de la partida desde Yaundé, un empleado dijo que se habían sumado algunos vagones al convoy para acomodar a un mayor número de pasajeros, pero no estaba claro si esta decisión tuvo algo que ver con lo ocurrido.

En el tren, un Intercity, viajaban entre 1.200 y 1.300 personas, cientos más que lo normal. Aparentemente, el colapso de un puente bloqueó una ruta, lo que obligó a decenas de personas a usar el tren para cubrir el tramo que normalmente hacían en automóviles. De los 18 vagones que componían el convoy, 15 descarrilaron cerca de la estación de la localidad de Eseka, en cuyo hospital han sido atendidos los heridos.

Atención gratuita

La empresa ferroviaria estatal de Camerún, Camrail, no ha dado información hasta el momento de las causas del accidente, y fuentes de la compañía han declarado a la prensa local que es "demasiado pronto” para establecer lo ocurrido. "Hay cuerpos de mujeres, niños. Muchos”, dijo un empleado de Camrail desde el lugar del accidente. Rachelle Paden, una pasajera, dijo a Reuters que "los trabajadores de rescate llegaron al lugar y están sacando cuerpos de los vagones. Yo conté al menos 40 cadáveres”.

Cuatro ministros del Gobierno camerunés se han desplazado durante el día al lugar de la tragedia, y el presidente del país, Paul Biya, ha dado el pésame a los familiares de los fallecidos, a quienes ha prometido asistencia y apoyo. El Gobierno prometió, además, que los heridos recibirían tratamiento médico gratis. El descarrilamiento ha afectado a la comunicación por vía terrestre entre las dos principales ciudades del país, y las autoridades trabajan para ofrecer alternativas al transporte entre estos dos puntos.

DZC (EFE, dpa, Reuters)

DW recomienda

ADVERTISEMENT