Más de 100 niños, víctimas de inundaciones en Sierra Leona | El Mundo | DW | 15.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Más de 100 niños, víctimas de inundaciones en Sierra Leona

Un portavoz de la Cruz Roja habló esta mañana de 205 muertos confirmados y 71 heridos, aunque los medios locales hablan de más de 350. La cifra podría aumentar ya que la situación es caótica.

Entre los muertos por un alud de lodo y las inundaciones en Sierra Leona hay más de 100 niños. Los equipos de rescate continuaban este martes (15.08.2017) sin descanso con la búsqueda de posibles supervivientes. Ayer lunes (14.08.2017) se registró un alud en Regent, cerca de la capital Freetown, cuando, tras intensas precipitaciones, se derrumbó parte de una colina. La Cruz Roja instó a los residentes de Regent a abandonar la zona, en vista de que el peligro no ha pasado. Las labores de rescate se vieron entorpecidas en numerosas localidades, porque falta maquinaria adecuada y por nuevas inundaciones.

Según indicaciones de hospitales, solamente este martes por la mañana se contabilizaron 80 nuevos cadáveres. Las autoridades planean erigir fosas comunes. Entre los muertos figura un colaborador de Save the Children, junto con sus dos hijos. En primeras estimaciones se habló de cientos de víctimas y al menos tres mil personas que quedaron sin techo. En un tweet del Comité Internacional de la Cruz Roja se indica: "Voluntarios de la Cruz Roja ayudaron a liberar a 71 personas del barro y la grava, la situación sigue siendo grave".

Mientras tanto, también las Naciones Unidas comenzaron a involucrarse en las labores de rescate, brindando ayuda alimentaria y asistencia médica. La sección de las Naciones Unidas responsable para Sierra Leona difundió fotografías en Facebook en las que se ve la dimensión de la catástrofe. Se ve allí a algunos de los socorristas intentando excavar, sin más recursos que sus propias manos bajo una lluvia torrencial. En algunos distritos en el oeste se cortó la energía eléctrica, luego de que cayeran postes de luz que se vieron alcanzados por el agua. Muchas calles se han convertido en ríos que arrastran todo a su paso mientras hoy continuaba lloviendo, lo que complica aún más las labores de rescate. Entre las casas destruidas se encuentra asimismo la nueva construcción del ministro de Información de Sierra Leona, Mohamed Bangura. Según la radio local, algunos de sus empleados quedaron bajo los escombros al derrumbarse el edificio.

Puede haber muchos más muertos bajo las rocas

Muchas de las víctimas sufrieron graves mutilaciones. Un portavoz de la Cruz Roja habló esta mañana de 205 muertos confirmados y 71 heridos, aunque los medios locales hablan de más de 350.  La cifra podría aumentar ya que la situación es completamente caótica, numerosas personas están desaparecidas en la capital Freetown y a la vez sigue lloviendo. Una fuente del Ministerio de Salud habló incluso de 500 muertos. 

"Es posible que haya cientos de muertos bajo las rocas", dijo el vicepresidente del país, Victor Foh, en la zona del alud en Regent.  La tierra de la colina sepultó aquí más de 1.000 viviendas donde se estima que había muchas víctimas. El presidente Ernest Koroma habló de una "tragedia nacional". Casi todas las familias en el país de África occidental, de unos 7,4 millones de habitantes, se ha visto afectada por la tragedia, dijo Koroma. Como consecuencia de las inundaciones, existe el riesgo de que aparezcan y se propaguen rápidamente enfermedades como el cólera. La organización humanitaria Acción contra el Hambre abastece a los afectados en Freetown con agua potable y se preocupa por la higiene.

MS (dpa/efe)

 

DW recomienda

Publicidad