Luxemburgo: cae Gobierno de Juncker, uno de los padres del euro | Europa | DW | 10.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Luxemburgo: cae Gobierno de Juncker, uno de los padres del euro

El primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, uno de los padres del euro, dijo que dejará el cargo y propuso nuevas elecciones, luego que su coalición se desarmara por un escándalo de los servicios secretos.

Jean-Claude Juncker

Jean-Claude Juncker

El primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, dijo el miércoles (10.07.2013) que renunciará junto a su gobierno y propuso celebrar nuevas elecciones después de que su coalición se desarmara por el escándalo en torno a la actuación de los servicios secretos.

Tras un debate de siete horas en el Parlamento, Juncker, que hace 18 años ocupa el cargo en el país de 500.000 habitantes, dijo que le propondrá al gran duque la celebración de nuevas elecciones. El primer ministro explicó que su gobierno se quebró tras perder el respaldo de los socialdemócratas, que pidieron que asuma la responsabilidad por el caso y se celebren nuevos comicios.

El jefe de gobierno señaló asimismo que está seguro de que las fracciones opositoras le quitaron la confianza y de que a los socialistas no les convenció su explicación. Según Juncker, la gran mayoría del Parlamento está a favor de las nuevas elecciones. El primer ministro convocó a una reunión de gabinete para el jueves.

El político, de 58 años, que no mencionó la palabra renuncia en sus declaraciones, podría presentarse a nuevos comicios.

Ninguna responsabilidad personal subjetiva”

Previamente Juncker manifestó que no veía motivos para renunciar, tras dar sus explicaciones ante el órgano legislativo, en el que se presentó un informe de la comisión de investigación sobre el escándalo.

En el informe se consideraba responsable al primer ministro, como jefe de los servicios secretos del país, de tolerar irregularidades cometidas por ese gremio.

El jefe de gobierno que lleva más tiempo al frente de un país de la UE reconoció sin embargo errores, pero justificó sus acciones de forma vehemente. "Por ello, con la mejor voluntad (...) no puedo reconocer ninguna responsabilidad personal de naturaleza subjetiva", dijo.

"No digo que no haya cometido errores", manifestó, y señaló que cuando las operaciones salían mal, las frenaba. Pero aseguró que él mismo no conocía todas las operaciones ni tampoco podía revisar todas las informaciones.

Juncker reconoció acciones de escuchas ilegales por parte de los servicios secretos y dijo que desde 2000 hubo cinco operaciones. El primer ministro encargó al jefe de los servicios secretos una investigación completa sobre lo sucedido.

Uno de los padres del euro

Las explicaciones del primer ministro no le alcanzaron a los socialdemócratas. "Se cometieron gran cantidad de errores", aseguró el líder del Partido de los Trabajadores Socialistas, Alex Brodry.

Entre las víctimas más destacadas de estas prácticas está el propio Juncker: el jefe de los servicios secretos Marco Mille grabó en secreto con un brazalete especial una conversación que mantuvo en enero de 2007 con el jefe de gobierno. Cuando a finales de 2008 Jucker se enteró de lo ocurrido, se acabó aquella relación de confianza. Desde 2010, Mille es jefe de seguridad del consorcio Siemens.

Juncker, al frente del gobierno de Luxemburgo desde 1995, es considerado uno de los padres del euro. Fue uno de los principales autores del Tratado de Maastricht. Desde 2005 hasta enero de 2013 estuvo al frente del eurogrupo, que agrupa a los ministros de Finanzas de los países de la eurozona.

PK (dpa)

Publicidad