Lukashenko y sus amenazas de cortar el flujo de gas hacia Europa | Política | DW | 15.11.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Lukashenko y sus amenazas de cortar el flujo de gas hacia Europa

Bielorrusia amenaza con cortar el transporte de gas por el gasoducto ruso Yamal-Europa. Gazprom, sin embargo, dispone de otras rutas.

La semana pasada, el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, amenazó a Europa con detener el tránsito de gas natural ruso a través de su país, en medio del conflicto por los migrantes y refugiados en la frontera entre Bielorrusia y la UE, y en el contexto de una explosión de precios en el mercado europeo de gas ante la llegada del invierno. El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo al respecto que esperaba que no se violara el acuerdo de tránsito bilateral existente.

Amenaza de bloquear los camiones

Lukashenko no solo amenazó con bloquear el transporte de gas, sino también los camiones que abastecen con mercancías de la UE al mercado ruso, desde Polonia y Alemania.

Sin embargo, este último aspecto no ha tenido eco internacional en los pasados días, y Putin tampoco lo abordó, aunque Rusia trasnporta la mayoría de los bienes de consumo que importa de Europa a través de Bielorrusia y sobre todo con camiones. Por lo tanto, si Lukashenko bloqueara el tránsito por carretera y ferrocarril, esto tendría un impacto enorme en el movimiento de mercancías entre Rusia y Europa.

Zona de control de camiones entre Bielorrusia y Rusia

Zona de control de camiones entre Bielorrusia y Rusia

Gazprom: varias opciones 

Lukashenko amenazó con bloquear el gasoducto que atraviesa Bielorrusia, pero ni siquiera pertenece al país. El grupo semi-estatal ruso Gazprom es el único propietario de dicha infraestructura. Desde el punto de vista técnico, el gobierno bielorruso podría cortar el flujo de gas, como admitió Putin en una entrevista televisiva el fin de semana pasado, pero desde el punto de vista legal, sería una grave violación a la ley en vigor, y Moscú no se quedaría de brazos cruzados.

De todas maneras, Gazprom dispone de alternativas para entregar el gas a sus clientes europeos a través de otros dos gasoductos. Yamal-Europa es el más pequeño y el que transcurre por Bielorrusia. Tiene una capacidad anual de 33 mil millones de metros cúbicos.

El gasoducto Nord Stream 1, con una capacidad de 55 mil millones de metros cúbicos, tiene una conexión directa entre Rusia y Alemania sin países de tránsito por el Mar Báltico.  Además, hasta finales de 2024, Gazprom tendrá que bombear 40 mil millones de metros cúbicos anuales a través de Ucrania. Sin embargo, estas cantidades podrían aumentar en cualquier momento si fuera necesario, porque los gasoductos ucranianos pueden transportar un total de más de 140 mil millones de metros cúbicos de gas natural a la UE.

Estación Nord Stream en Lubmin (Mecklemburgo-Pomerania Occidental)

Estación Nord Stream en Lubmin (Mecklemburgo-Pomerania Occidental)

Nord Stream 2 reemplazaría a Yamal-Europa

La tercera opción es el controvertido Nord Stream 2, con una capacidad de otros 55 mil millones de metros cúbicos. Si Lukashenko realmente cerrara el grifo del gas, por un lado sería un desaire hacia el liderazgo ruso, país del que Minsk depende financiera y económicamente, pero por otro lado, favorecería a Moscú: Putin tendría otro argumento sólido con el que inducir a los europeos a poner en pleno funcionamiento lo antes posible el nuevo gasoducto.

Sin embargo, incluso si la UE permitiera solo una vía de transporte del Nord Stream 2 debido a sus regulaciones antimonopolio, la nueva capacidad de 27.500 millones de metros cúbicos haría que el gasoducto Yamal-Europa sea prácticamente innecesario. Sobre todo porque Gazprom tiene la intención de usar cada vez menos la ruta a través de Bielorrusia y Polonia para su exportación.

Gazprom no ha reservado aún la capacidad de transporte para Yamal-Europa en lo que queda de 2021 y 2022, sino que quiere decidirlo sobre la marcha. En Octubre, solo llegó a Alemania por la vía de Yamal-Europa un tercio del gas que hace unos meses recibía usualmente por ese gasoducto. En noviembre, incluso hubo días en los que no llegó nada. Todo parece indicar que el gasoducto que Bielorrusia pretende bloquear, pronto podría pasar a ser historia.

(rmr/ers)

DW recomienda