¿Lucha de poder entre separatistas ucranianos? | Europa | DW | 22.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿Lucha de poder entre separatistas ucranianos?

Se rumora un "intento de golpe" en Luhansk, que, junto con Donetsk, es uno de los dos territorios ucranianos ocupados por fuerzas prorrusas.

Monumento ucraniano destruido por paramilitares separatistas en Luhansk.

Monumento ucraniano destruido por paramilitares separatistas en Luhansk.

La misión de observación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) confirmó a través de Twitter la presencia de "vehículos militares y personas armadas desconocidas" en el centro de la ciudad de Luhansk.

Hasta ahora, mucho indica que ha reventado una lucha de poder entre el líder de la autoproclamada "República Popular de Luhansk, Igor Plotnitsky,  y su "ministro del Interior", Igor Kornet, despedido de su cargo hace unos días. El propio Plotnitsky dijo el martes 21 de noviembre que la situación "se resolverá pronto". Los antecedentes exactos del conflicto son confusos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Pavlo Klimkin, dijo, por su parte, el miércoles 22 de noviembre que fue un "enfrentamiento", no solo entre "bandidos",  sino entre los servicios de inteligencia rusos.

Por su parte, el diputado ucraniano, Dmytro Tymchuk, comunicó en Facebook que los hombres armados sin insignias vistos en Luhansk eran representantes de una compañía militar rusa privada, cuya misión era "no dejar escalar el conflicto personal entre líderes separatistas”.

Pero Tymchuk también advirtió que "camiones con tropas rusas regulares han cruzado la frontera y se han dirigido hacia Luhansk”.

Rusia niega la presencia de su Ejército regular en el Este de Ucrania. Dmitry Peskov, secretario de prensa del presidente ruso, Vladimir Putin, se negó a comentar los acontecimientos en Luhansk. Según Peskov, "el Kremlin observa la situación”.

Putin demuestra respaldo público a Plotnitsky

Parece inusual que hayan querido "derrocar” a Plotnizky, ya que justo hace poco más de una semana, por primera vez, Putin se presentó dialogando por teléfono con el líder separatista y su homólogo en Donetsk, Alexander Zakharchenko.

El tema tratado es una posible retoma con Kiev del intercambio de prisioneros, ahora estancado. El intercambio de prisioneros es parte del Acuerdo de paz de Minsk, en gran parte incumplido. Si hubiera un cambio de poder en Luhansk, eso podría frenar el Acuerdo, o incluso hacerlo fracasar.

Las fuerzas armadas ucranianas han declarado que se están preparando para una posible escalada del conflicto, que hasta ahora solo ha sido parcialmente congelado. "Esperamos una nueva escalada", dijo una fuente a DW en la Luhansk controlada por Kiev.

En Kiev, se especula que otro posible trasfondo de los hechos sea una fusión de las "repúblicas" Donetsk y Luhansk. El líder de Donetsk, Zakharchenko, ya propuso en el verano fundar un nuevo estado llamado "Pequeña Rusia". Luhansk reaccionó sin entusiasmo.

Roman Goncharenko  (jov/vt)

Publicidad