Los Verdes en el este de Alemania: sin nada que perder | Alemania | DW | 28.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Los Verdes en el este de Alemania: sin nada que perder

Los Verdes podrían obtener resultados sin precedentes en las elecciones regionales de Brandeburgo y Sajonia. La semilla de este despegue se plantó hace 30 años: durante la caída del Muro.

Un recorrido en bicicleta por la reserva natural. Mayor estereotipo no podía hallarse para un evento de campaña de un partido ecológico. Pero en este lunes lluvioso, en Hoyerswerda, se pedalea justo para romper con los estereotipos. A la cabeza, sumergido en la conversación con un votante, conduce Robert Habeck.

Está de gira electoral junto a Annalena Baerbock. Ambos copresiden el partido Allianza 90 / Los Verdes a nivel federal. A veces sentado sobre una bicicleta, a veces parado en la plaza del mercado, recorre los estados federados de Sajonia y Brandeburgo, en el este de Alemania.

Las encuestas prevén más del diez por ciento para Los Verdes

Ambos estados eligen a sus nuevos parlamentos regionales este 1º de septiembre. Tanto en Sajonia como en Brandeburgo, la formación ecologista alemana obtuvo un poco menos del seis por ciento de los votos en las últimas elecciones. Pero, según predicen las encuestas, Los Verdes podrían ahora duplicar ese resultado en ambas regiones.

Robert Habeck pedalea con votantes por Hoyerswerda. (picture-alliance/dpa/Geisler-Fotopress/M. Wehnert)

Robert Habeck pedalea con votantes por Hoyerswerda.

"A principios de año, todos dijeron: Sí, sí, un buen índice de aprobación es bueno y todo, pero en Brandeburgo y Sajonia se van a llevar un fiasco", dice Habeck a DW, al margen del paseo en bicicleta. "Ahora tal vez suceda lo contrario".

El partido de Habeck no tiene ya mucho que ver con el cliché de una ecofiesta ciclista, que entiende la campaña como una salida relajada. Hace tiempo que Los Verdes no reparten girasoles en sus puestos de campaña.

En su lugar, el símbolo del partido destaca hoy día como soporte de exhibición junto a los taburetes de cartón, sobre los que se sienta la audiencia, mientras hacen preguntas sueltas al candidato.

La aceptación es alta, incluso en ciudades pequeñas como Zwickau. Los Verdes reunieron allí a alrededor de 400 espectadores, cuenta Habeck. En Dresde, 200 personas quedaron fuera de un evento de campaña, por falta de espacio en la sala.

Los Verdes se oponen a los populistas de derecha

El estereotipo contra el cual luchan Habeck y su partido es el de la propia Alemania Oriental: Aquí, el partido populista de derecha Alternativa para Alemania (AfD) podría convertirse, por primera vez, en la mayor fuerza en un parlamento regional alemán. Partidos populares como la conservadora Unión Democristiana (CDU), de la canciller Angela Merkel, y el Partido Socialdemócrata (SPD) están llegando cada vez a menos votantes. La AfD y Los Verdes, sin embargo, crecen cada vez más.

Los Verdes quieren mostrar que el tema aquí no es el fortalecimiento de la derecha nacionalista que representa la AFD, sino que se trata de la búsqueda de alternativas para cuando la "Era Merkel" llegue a su fin.

Baerbock y Habeck en un evento de campaña en Dresden. (picture-alliance/dpa/S. Kahnert)

Baerbock y Habeck en un evento de campaña en Dresden.

"Zapłata dyrbi wjetša być hač dźěra", se lee en un cartel electoral de los Verdes, delante del que Habeck pasa pedaleando, durante su gira por Lusacia. "El parche debe ser más grande que el agujero", dice debajo, en letra pequeña. Es un refrán de los sorbios, que viven en la región fronteriza sajona, como una minoría nacional reconocida. Los Verdes son de los pocos que se anuncian también en sorbio para ganar votantes.

Los Verdes quieren responder, no solo sobre cuestiones climáticas

Encima del refrán sorbio hay una imagen de la central termoeléctrica de Schwarze Pumpe, una de las últimas centrales eléctricas de carbón de lignito que quedan en Lusacia, ubicada directamente en la frontera de los estados federados actualmente en campaña.

Solo en Brandeburgo, 40.000 personas aún dependen directa o indirectamente de la minería y la generación de energía a través del carbón.

¿Qué pasará con ellos si Alemania abandona la industria del carbón, como se ha propuesto, a más tardar de aquí al 2038?

Esa es una pregunta que ni el Gobierno central de Berlín, ni los gobiernos regionales de Potsdam (capital de Brandeburgo) y Dresde (capital de Sajonia) han sabido responderle, hasta ahora, a la población local.

"La gente está ávida de respuestas", dice el candidato Wolfram Günther, cabeza de lista de Los Verdes en Sajonia. "Y nosotros respondemos las preguntas que tienen", no solo sobre cómo conciliar la ecología y la salvaguarda de empleos, después de que se haya eliminado el carbón, sino también sobre todo lo demás.

Ver el video 02:59

Auge de Los Verdes en Alemania

"Nosotros representamos posturas que antes fueron las de los partidos que se daban por establecidos en esta república", dice Habeck: "Que la economía social de mercado debería servir a las personas y no a un capitalismo cada vez más salvaje, que Europa debe ser el objetivo de la política exterior alemana", ilustra.

Los Verdes celebran la reunificación en su propio nombre

Que sea justo un partido ecológico el que está en ascenso en Alemania del Este, junto a los populistas de derecha, se considera aún una sensación. Pero el éxito que hoy cosechan Los Verdes tiene su semilla en la caída del Muro de Berlín, hace 30 años.

Entonces, había partidos ecologistas a ambos lados del Muro: Los Verdes, en el Oeste; la Alianza 90, en el Este. En las primeras elecciones de la Alemania reunificada, en 1990, Los Verdes occidentales no lograron ingresar al Bundestag. Una agrupación de partidos de Alemania Oriental sí lo consiguió, por el contrario, bajo el liderazgo de la Alianza 90.

En 1993, ambas formaciones unieron esfuerzos en el actual partido Alianza 90 / Los Verdes, que honran sus orígenes divergentes con su doble nombre, hasta el día de hoy. Así que el actual éxito de Los Verdes en el este de Alemania no debería sorprender tanto.

En Turingia, Los Verdes han estado gobernando durante cinco años, como parte de una coalición liderada por el partido de La Izquierda y los socialdemócratas del SPD. También en Sajonia-Anhalt gobiernan con la conservadora CDU y el SPD.

Abrir los corazones y sacar el miedo, es el mensaje de Los Verdes / Alianza 90 en Chemnitz, dónde la ultraderecha se tomó las calles hace un año. (picture-alliance/AP Photo/J. Meyer)

Abrir los corazones y sacar el miedo, es el mensaje de Los Verdes / Alianza 90 en Chemnitz, dónde la ultraderecha se tomó las calles hace un año.

Los posibles nuevos éxitos electorales de los ecologistas alemanes en Brandeburgo y Sajonia podrían así darles, además, un espaldarazo de cara a las próximas elecciones federales: ¿Retornarán Los Verdes al Gobierno federal en Berlín? ¿Podría imaginarse Habeck entrar al ruedo como candidato a canciller de Alemania?

El copresidente verde ha preferido, durante meses, no responder con claridad a esta pregunta. No obstante, hoy aventura una pista más precisa de lo habitual: "La pregunta procede", dice, "pero aún no está planteada".

(rml/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema