Los populistas fracasan en Italia | Europa | DW | 28.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Opinión

Los populistas fracasan en Italia

Giuseppe Conte, que había sido designado primer ministro, tiró la toalla mucho antes de lo esperado. Fue incapaz de imponerse ante su propia gente y el presidente. ¿Continúa ahora el caos?, se pregunta Bernd Riegert.

Los expertos políticos en Italia habían calculado que el primer gobierno populista en el cuarto país más grande de la Unión Europea duraría no mucho más de un año. El hecho de que el profesor Conte renunciara a su objetivo de formar un gobierno en tan solo cinco días, sorprendió a muchos. Anteriormente, el presidente italiano, Sergio Mattarella, se había opuesto al deseo de partido ultraderechista Liga Norte de colocar a un feroz crítico del euro en el puesto de ministro de Finanzas. El candidato Paolo Savona, de 81 años, llamó la atención por opiniones curiosas sobre la supuesta culpa de Alemania por el lento desempeño de la economía italiana. Además, Savona comparó el euro con la ocupación de Italia por la Alemania de Hitler.

El presidente actúa con valentía al bloquear un gobierno populista e incluso arriesga su destitución por la mayoría populista en el parlamento. No pudo evitarlo, dice Mattarella. Afirma que tuvo que salvar a Italia de una política irresponsable que podría haber puesto en peligro los ahorros y la estabilidad financiera de Italia. En ese punto, el presidente hasta puede invocar la Constitución, que protege explícitamente a los ahorristas italianos. Como motivo de su decisión, el presidente también mencionó las reacciones nerviosas en los mercados financieros. La refinanciación de la cuantiosa deuda se ha vuelta cada vez más cara durante las últimas semanas.

Cualquier cosa es mejor que el populismo

¿Pero ahora que sucederá? ¿Caos, crisis constitucional o nuevas elecciones? Las reacciones de ira de los dos partidos de la coalición, el Movimiento Cinco Estrellas y Liga Norte, tienden más bien a causar caos. El jefe de Liga Norte, Salvini, sospecha una conspiración de Alemania y Francia. El líder de Cinco Estrellas sospecha que la Unión Europea metió la mano. Ambas teorías son absolutamente absurdas pero manifiestan la forma de pensar de los populistas. Mattarella ha designado por ahora a un tecnócrata como primer ministro de transición. Se trata de un experto que trabajaba en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Riegert Bernd

Bernd Riegert, corresponsal de DW in Bruselas

Desde el punto de vista de la Unión Europea, es de esperar que la situación en Italia se calme pronto. Por otra parte, un primer ministro de transición o nuevas elecciones son mejores que un gobierno populista que dispararía continuamente contra las reglas y normas de la UE. El Movimiento Cinco Estrellas y la Liga Norte han demostrado su incapacidad de liderar el país con su maniobra fallida de convertir a una marioneta en primer ministro. Sin embargo, el problema es que el 50 por ciento de los italianos profundamente frustrados votaron por los populistas. ¿Cambiaría esto en nuevas elecciones?

Probablemente no. A menos que… En el fondo ya se anda preparando Silvio Berlusconi. El viejo zorro del campo conservador ya puede ocupar de nuevo un cargo público. Él podría lograr que "Forza Italia", el partido conservador, vuelva a ser más fuerte que la Liga Norte. Y por cierto, también existen todavía los socialdemócratas. Ellos deberían abandonar de una vez el papel del ofendido por haber perdido las elecciones y empezar a hablar con el Movimiento Cinco Estrellas sobre una coalición.

La situación sigue siendo tensa en Italia. La UE contiene su respiración, ya que un largo período de incertidumbre parece inevitable. Lamentablemente, grandes proyectos de la UE y las negociaciones presupuestarias deberán esperar.

Autor: Bernd Riegert (GG)

Ver el video 03:17
Now live
03:17 minutos

Crisis política en Italia

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad