Los niños pobres de Alemania | Sociedad | DW | 28.09.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

Los niños pobres de Alemania

Un número alarmante de niños alemanes vive en situación de pobreza. Un nuevo estudio revela como la pobreza perjudica el desarrollo de los niños en un país tan rico como Alemania.

En Alemania, la niñez sufre de carencias importantes, dicen expertos. Por el otro lado, Alemania también es un país donde muchos voluntarios se ocupan de ayudar preparando, por ejemplo, bocadillos para niños que, de otro modo, no tendrían qué comer.

"Es muy triste, ver a niños que llegan a la escuela con hambre, o que llevan sandalias en invierno porque no tienen zapatos adecuados", dice Hartmut Szymiczek, de la “Gelsenkirchener Tafel", una organización caritativa que pone a disposición de los niños comida y ropa en forma gratuita.

Para la realización de su trabajo, las asociaciones dependen del dinero, la ropa y la comida que donan las tiendas de la región. "Lo que podemos ofrecerles es poco", dice Szymiczek. "Lo que necesitamos es un programa oficial de ayuda estatal que se ocupe de todos esos problemas".

Alemania: país rico, país pobre

Un nuevo estudio a largo plazo del Instituto de Trabajo y Pedagogía Social (ISS, por sus siglas en alemán) confirma que "la pobreza es el factor de riesgo más alto para el desarrollo de niños y de jóvenes", resume la directora del informe, Gerda Holz. Desde hace 15 años, la investigadora del instituto lleva a cabo un análisis sobre lo que realmente significa ser pobre en un país tan rico como Alemania. Para el estudio, se consideró pobres a las familias que recibían menos de la mitad del ingreso promedio, que los investigadores estiman en € 2.700 por hogar. "Eso significa", dijo Gerda Holz, "que la pobreza sobre la que se está discutiendo en Alemania toma como referencia la riqueza y la prosperidad de este país".

Sin cuarto propio, sin bicicleta, sin vacaciones

Gerda Holz, del ISS.

Gerda Holz, del ISS.

A continuación, Holz explica: "La pobreza infantil en Alemania significa específicamente que los niños no tienen suficiente comida, que no tienen un cuarto propio y que no pueden participar en actividades de la escuela, como excursiones o viajes”.

La última encuesta de 2010 señala que uno de cada cuatro participantes en la investigación vivía en situación de pobreza, de acuerdo con los parámetros alemanes. La razón principal es que los padres no tienen trabajo y, por lo tanto, no cuentan con un ingreso mensual que cubra las necesidades de la familia. Los motivos son diversos: algunos padres o madres cabeza de familia no tienen una formación profesional adecuada, o han estado desempleados durante mucho tiempo. Otros están enfermos o discapacitados. Y también hay madres y padres que deben que cuidar y educar a sus hijos solos y por eso no pueden trabajar.

Nacer pobre, ¿morir pobre?

Holz había comenzado el estudio a finales de los años 90 por encargo de la Asociación de Asistencia Social para Trabajadores (AWO). En los últimos años, cerca 1.000 niños de seis años fueron visitados y entrevistados regularmente por investigadores de la ISS. Se comprobó uno de cada dos niños que eran pobres en 1999 seguía siendo pobre. La pobreza tiene a menudo como consecuencia cambios notables en el comportamiento. Además, algunos de ellos tienen que cuidar de sus hermanos pequeños o trabajar para ganar dinero y ayudar a la familia. "La pobreza conduce a un mayor estrés y a tener menos oportunidades", explica Holz.

También otros estudios confirman esos resultados. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la pobreza infantil en Alemania es más alta que en otros países industrializados de Europa. Aproximadamente 1,2 millones de niños carecen de lo más básico, como, por ejemplo, una comida caliente una vez al día, o un segundo par de zapatos. De acuerdo con cifras de la Asociación Alemana para la Protección de la Infancia (DKSB), en Alemania uno de cada cinco niños vive en situación de pobreza: en total son más de 2,5 millones.

Pobreza según los parámetros alemanes.

Pobreza según los parámetros alemanes.

Una comida caliente es demasiado cara

Según organizaciones como AWO e ISS, el resultado del estudio impone consecuencias, y creen que el Estado debe intervenir, es decir, que tendría que ayudar a los padres a encontrar trabajo, y además garantizar que haya suficientes ofertas para el cuidado de los niños a precios accesibles, tanto en guarderías o jardines de infantes como en escuelas de tiempo completo, donde reciban también clases de apoyo escolar.

La investigación concluye que sobre todo los niños que aprovechan de estas ofertas de ayuda del gobierno tienen oportunidades de salir de la pobreza. "Solo instituciones fuertes pueden ofrecer a los niños lo que nunca podrían recibir en casa", dijo el director de AWO, Wolfgang Stadler.

También el Gobierno federal escribe en un informe actual sobre la situación de niños y jóvenes que "es indudable que Alemania tiene aún mucho por hacer para mejorar sus condiciones en cuanto a ofertas educativas, de cuidado y educación de los más jóvenes”.

Autor: Hendrik Heinze/ Elena Bilstein

Editora: Cristina Papaleo

DW recomienda