Los jugadores del Bayern Múnich toman con humor la crisis del ″topo″ | Europa | DW | 26.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Los jugadores del Bayern Múnich toman con humor la crisis del "topo"

El supuesto "topo" del Bayern Múnich que filtra informaciones a la prensa hizo que el técnico Josep Guardiola amenazara con hacer "rodar cabezas" en el vestuario, pero el presidente del club y los jugadores se toman el tema con más humor.

"Me hace reír. Si ése es nuestro único problema, es algo con lo que puedo vivir", ironizó el presidente Uli Hoeness antes de volar a Moscú, donde el Bayern juega mañana ante el ZSKA Moscú por la Liga de Campeones europea ya clasificado a octavos de final.

Guardiola consideró las filtraciones un riesgo para el equipo, pero Hoeness, ex jugador, negó que el tema pueda afectar la unidad del grupo. "Creo que los jugadores toman con humor los titulares", sostuvo.

También el jefe de la junta directiva, Karl-Heinz Rummenigge, apeló a un lenguaje más distendido para comentar el conflicto. "Tengo la secreta esperanza de que con la nieve el topo se vaya a hibernar y podemos dar por terminado pronto el tema", señaló.

"No puede ser que asuntos internos lleguen al exterior"

Rummenigge insistió en que "no puede ser que asuntos internos de vestuario lleguen al exterior". "Ética y moralmente está mal", dijo. Al mismo tiempo, se mostró convencido de que el incidente no se repetirá en un futuro.

El capitán Philipp Lahm lamentó el caso, pero descartó que influya negativamente en el rendimiento del equipo, mientras que el holandés Arjen Robben consideró "triste" lo ocurrido, aunque recordó que el Bayern no es el único equipo donde aparece un "topo".

Guardiola transmitió su enfado a los jugadores

El incidente estalló el fin de semana, cuando Guardiola transmitió su enfado a los jugadores después de ver que el diario "Bild", el más leído de Alemania, publicaba claves tácticas sólo conocidas por el plantel ante el crucial partido de Liga frente al Dortmund.

"Sea quien sea, rodarán cabezas. Voy a echarlo. No va a volver a jugar nunca más conmigo", dijo al parecer el técnico en una charla con el equipo previa a la victoria por 3-0 ante el Dortmund, según lo citó el propio "Bild".

dpa

Publicidad