Los escolares peruanos volverán a clase el lunes tras más de dos meses | América Latina | DW | 02.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Los escolares peruanos volverán a clase el lunes tras más de dos meses

Los representantes de los maestros suspenden temporalmente la huelga al ser declarada ilegal por las autoridades, aunque advierten que "vamos a regresar con más fuerza" si no se atienden sus demandas.

Peru Pedro Castillo, Vorgesetzte der Gewerkschaft (picture-alliance/Zumapress/R. Reyna/El Comercio Peru)

Pedro Castillo, representante del sindicato de maestros Sutep, en el Congreso de la República el pasado 24 de agosto.

La huelga indefinida que los maestros acataban en el Perú desde el 12 de julio, que puso en crisis el sistema educativo y afectó a más de tres millones de escolares, fue suspendida temporalmente por decisión de los principales dirigentes, anunció el presidente del comité de lucha, Pedro Castillo.

La suspensión de la huelga se acordó horas después de que el Ministerio de Educación publicara una resolución en el diario oficial El Peruano donde declaraba ilegal la huelga, debido al riesgo de que los estudiantes perdieran el año escolar. "Es justo y necesario decirles que por nuestros estudiantes y por el pueblo en su conjunto, se ha decidido suspender temporalmente nuestra medida de lucha a partir de hoy (sábado 03.09.2017)", dijo Castillo frente a cientos de maestros en la plaza Dos de Mayo, en el centro de Lima. 

Castillo, presidente del Comité de Lucha Nacional de las Bases Regionales del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación (Sutep), organizó en Lima marchas diarias con miles de maestros del interior del país para radicalizar la huelga. Ahora afirmó que los docentes regresarán a las aulas a partir del lunes, pero que eso no significa que la protesta haya finalizado.  "Llamamos al Gobierno y le damos un plazo considerable (para que atienda los reclamos). Le decimos que vamos a regresar con mayor fuerza si pretende liquidar la escuela pública con el despido de los maestros y con ese fantasma de la evaluación", aseveró el dirigente.

El escollo de las evaluaciones periódicas

Los maestros exigen la derogación de una ley que establece evaluaciones periódicas de su desempeño en el aula. Si ellos desaprueban tres veces el proceso, que comenzará a fines de año, serán retirados del magisterio.  Para el Gobierno es imposible eliminar ese mecanismo porque busca mejorar la calidad educativa en el país. Sin embargo, los huelguistas afirman que el rendimiento de esa evaluación depende de las condiciones de las escuelas estatales, que en zonas rurales son bastante precarias. 

Esta semana, el Ejecutivo decretó medidas de urgencia para que el año escolar no se pierda, como contratar reemplazos. Parte de los huelguistas ya habían regresado a las aulas ante la decisión del Ministerio de Educación de comenzar a descontar los días no trabajados a los docentes y frente a la declaración de la ilegalidad de la huelga dentro de la jurisdicción de la ciudad de Lima, decretada el 18 de agosto. Esas disposiciones debilitaron la protesta en las últimas semanas

Symbolbild Lehrerstreik in Peru (picture-alliance/dpa/El Comercio/GDA via ZUMA Wire)

Protesta de maestros peruanos en Trujillo, el miércoles de la semana pasada.

Gran parte de las demandas de la huelga ya han sido atendidas por el Gobierno, que ha dispuesto incrementar el salario mensual de los maestros de unos 370 dólares a cerca de 615 dólares desde noviembre, aumentar el presupuesto para el sector y otorgar beneficios a los docentes contratados por un periodo corto.  Hasta ahora eran más de 10.000 los maestros que acataban la huelga en 22 de los 25 departamentos que existen en el país. 

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda