Los compadres de AMLO | Anabel Hernández: contracorriente! | DW | 01.03.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Columna de Anabel Hernández

Los compadres de AMLO

Rafael Marín Mollinedo, director del Corredor Interoceánico del Istmo, Florencia Serranía, ex titular del Metro, y Carmen Lira, directora de La Jornada, son tres compadres de AMLO que podrían causarle cuestionamientos.

Fuentes del interior de Palacio Nacional donde despacha el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hablan de que el jefe del poder Ejecutivo está molesto y preocupado. Busca a toda costa defender lo que él llama la Cuarta Transformación y su lugar en la historia.

Afila cada día la guillotina. Quiere mandar al cepo a todos los enemigos de la 4T. Con este ánimo encendido los busca desesperadamente: ¿Dónde están? ¿Cómo se llaman? ¿Desde dónde dirigen sus operaciones que dañan a su gobierno? Piensa que están en la prensa, entre las personas que no piensan como él, entre las personas que disienten, pero ¿es cierto?

La mayoría de las veces, los verdaderos enemigos de los gobernantes están en sus equipos de gobierno o en sus círculos más cercanos y familiares. Muchos mandatarios, sobre todos los de perfil autoritario, quieren incondicionales a su lado, gente que no los contradiga, que sean dóciles. Esta característica la encuentran con menor dificultad en adeptos políticos- muy leales u oportunistas- y en sus círculos más cercanos, como la propia familia.

Esta cercanía política y/o familiar muy seguido se convierte en un problema porque, por un lado, los mandatarios aunque parezcan rodeados de incondicionales en realidad se quedan solos, sin retroalimentación, sin críticas, en un monólogo constante que les hace perder la dimensión de sus errores y aciertos. Por otro lado, quienes se saben los más cercanos frecuentemente se creen intocables y su exceso de confianza los hace errar o caer en conflictos de interés y se convierten en puntos débiles del proyecto político.

Anabel Hernándezez

Anabel Hernández.

Hay personas muy allegadas a AMLO que pueden ser más dañinas para su proyecto de gobierno que los rivales políticos de los que tanto se preocupa el mandatario. Aquí presento los nombres de tres de ellos, que tienen una cosa en común: son muy cercanos al presidente y son sus compadres, según me confirmaron diversas fuentes que han estado vinculadas con el mandatario actualmente y en el pasado.

Ellos son: Rafael Marín Mollinedo, actual director del Corredor Interoceánico del Istmo, una institución federal creada exprofeso en este sexenio que lleva a cabo uno de los proyectos más estratégicos y con más presupuesto. Es padrino de Gonzalo López Beltrán, el hijo menor que el presidente tuvo con su primera esposa, Rocío Beltrán.

Florencia Serranía, ex titular del Transporte Colectivo Metro, de la Ciudad de México. En su gestión se desplomó la Línea 12 en la Ciudad de México en mayo de 2020, causando la muerte de 26 personas. También es madrina de Gonzalo López Beltrán.

La tercera es Carmen Lira Saade, la directora general del periódico La Jornada, que inexplicablemente en el sexenio de AMLO se convirtió en uno de los medios que más dinero público recibe del gobierno federal a través de la publicidad oficial. Es madrina de Andrés López Beltrán, hermano de Gonzalo.

El compadre Rafael Marín Mollinedo

Con la llegada de AMLO al poder se creó un nuevo organismo descentralizado llamado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec. Tiene como objetivo conectar el Golfo de México con el Océano Pacífico y llevar desarrollo al istmo, una de las regiones más pobres del país, donde están asentadas muchas comunidades indígenas. Es responsable de las obras de modernización del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, y los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz. Y se va a construir un gaseoducto y cerca de 10 parques industriales en la región.

El Corredor Interoceánico es considerado uno de los principales proyectos del sexenio y se piensan invertir en él cerca de 50 mil millones de pesos. El director general es Marín Mollinedo, padrino de Gonzalo López Beltrán.

Por el tipo de organismo, fue el propio poder Ejecutivo el que nominó en el puesto a Marín Mollinedo y su jefe indirecto es el presidente.

Marín Mollinedo ha sido uno de los hombres cercanos a AMLO desde que este gobernó la Ciudad de México. En ese periodo fue director de la Red de Transporte de Pasajeros (2000 a 2003) y luego titular de la Dirección General de Servicios Urbanos, Ciudad de México (2003-2006). De acuerdo con información pública, en su gestión hubo la sombra de presuntos desvíos económicos.

En 2005, el periodista Adrián Rueda publicó que bajo la administración de Marín Mollinedo en Servicios Urbanos se desviaban recursos de la Ciudad de México para arreglar equipo del municipio de Macuspana, Tabasco, que en ese tiempo era gobernado por José Ramiro López Obrador, hermano de AMLO. Ese mismo año, Marín Mollinedo se alejó de la función pública, se fue a hacer proselitismo y negocios a Cancún con su empresa Tabana Banana S.A.  Sin más, cuando comenzó el sexenio se le dio un puesto en el gobierno.

Marín Mollinedo es primo de Nicolás Mollinedo, quien durante años fue el chofer y luego coordinador de logística de AMLO cuando fue Jefe de Gobierno en la CDMX, y en las campañas presidenciales del 2006 y 2012.

El cuestionamiento al titular del Corredor Interoceánico no es solo que tiene una relación personal con su jefe, sino que además no es eficiente en su trabajo. En la revisión de la cuenta pública del 2020, la Auditoría Superior de la Federación encontró en su gestión irregularidades tanto en el Corredor Interoceánico, como en instituciones cuya gestión depende del Corredor.

La ASF afirmó que el Corredor no cuenta con la información para evaluar el impacto ambiental que tendrá el proyecto y las acciones que se llevan a cabo para disminuir ese impacto, por lo que no se puede verificar que "el proyecto sea sostenible” y respete el derecho de las comunidades a un medio ambiente sano.

Global Ideas Mexiko Tehuantepec Landschaft

Tehuantepec.

En cuanto al Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, S.A. de C.V., la ASF detectó dos irregularidades, una por 2,4 millones de pesos y otra por 25,6 millones de pesos. En Administración Portuaria Integral de Coatzacoalcos, S.A. de C.V, se encontró que la mala planeación, programación, presupuestación y contratación de las obras provocó el gasto de 14,3 millones de pesos de material inútil, y se detectó irregularidades económicas de 2,6 millones de pesos.

De acuerdo al informe concentrado del cual tengo copia, la Auditoría presentó 17 denuncias derivadas de la revisión hecha a estas áreas que son responsabilidad de Marín Mollinedo. Seis por responsabilidad administrativa y once por presunto daño a la Hacienda Pública Federal.

La comadre Florencia Serranía

Serranía trabajó con AMLO en la Ciudad de México como directora del Sistema de Transporte Colectivo Metro (2000-2006) y también es madrina de Gonzalo López Beltrán.

En 2018, la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, también muy cercana a AMLO y excolaboradora en la misma época que Serranía, invitó a la comadre del presidente a ocupar el mismo cargo.

Durante esta última gestión de Serranía, el Metro tuvo diversos problemas: en marzo de 2020 hubo un choque de trenes que causó 40 heridos y una persona muerta. En enero de 2021 se incendiaron las oficinas centrales del Metro, hecho en el que murió una persona. Y en mayo de 2021 se desplomó un tramo de la Línea 12 en Tláhuac, lo que causó la muerte de 26 personas y más de 70 heridos.

Mexiko-Stadt Metro Unglück Unfallstelle

Los escombros de la Línea 12 del Metro, en mayo de 2021.

Tras el colapso del Metro, la madrina de Gonzalo no acudió al lugar del siniestro, no dio una explicación a las víctimas y se le protegió para no comparecer ante el Congreso de la Ciudad de México, y ni siquiera estuvo presente en la conferencia de prensa cuando se entregaron los peritajes de lo ocurrido. Actuó como si estuviera por encima de todos, sobre todo de las víctimas. De acuerdo a información que obtuve en ese momento directamente de personas allegadas a AMLO, el Presidente defendió a su comadre.

Aunque los peritajes oficiales, al menos los que se conocen hasta ahora, señalan que el desplome se debió a la mala construcción de ese tramo del Metro inaugurada en 2012, dentro del equipo de AMLO se afirma que otro factor fue la falta de mantenimiento por parte de Florencia Serranía y sus antecesores.

El presidente intercedió por Sheinbaum y Serranía y llegó a un acuerdo con el empresario Carlos Slim, principal dueño de Carso Infraestructura y Construcción, constructora de dicha línea. Este aceptó pagar y hacer la reconstrucción del tramo, pero ni él ni su empresa han aceptado la responsabilidad del derrumbe. La compañía afirmó que uno de los factores fue la falta de mantenimiento dado por el Metro, lo cual era tarea de Serranía.

La ASF, en la revisión de la cuenta pública de 2020, encontró anomalías en la gestión de Serranía en las obras de ampliación de la Línea 12 tramo Mixcoac-Observatorio. Se determinaron irregularidades económicas por aclarar de 4,1 millones de pesos. Pero lo más grave fueron las deficiencias en la construcción de la obra: afectación estructural a construcciones ubicadas en las inmediaciones de la obra, desviación en los tramos de un túnel, filtraciones de agua en la estructura, etc.

La Auditoría presentó 5 denuncias, dos por responsabilidad administrativa y tres por presunto daño a la Hacienda Pública Federal. Serranía dejó el cargo en la dirección del Metro en junio del 2021 como si nada.

La comadre Carmen Lira

AMLO cuestiona constantemente a los medios de comunicación, se pregunta ¿de qué viven?, ¿cuáles son los intereses políticos y económicos que están detrás de ellos?

Las preguntas son acertadas. El problema de muchos de los medios de comunicación en México, y en otros países, es que sus dueños tienen otros negocios empresariales o intereses que van más allá de la comunicación y que generan contenidos tendenciosos. También hay propietarios que tienen carreras políticas o buscan tenerlas, lo cual igualmente contamina la información que dan a sus audiencias. Y otros propietarios y directivos tienen relaciones personales con personas que están en el poder y eso permea en sus líneas editoriales.

Es bueno saber quiénes son los dueños y directivos de los medios de comunicación y sus vínculos con el poder. Pero cuando AMLO cuestiona a los medios omite hablar de su relación directa con un medio de comunicación en México: el periódico La Jornada, editado por la empresa Demos, Desarrollo de Medios S.A. de C.V.  Desde hace varios lustros la directora es Carmen Lira Saade, quien es madrina de Andrés "Andy” López Beltrán, hermano de Gonzalo. 

Tras la llegada de AMLO a la presidencia, La Jornada se convirtió en uno de los tres medios de comunicación en todo el país que más recursos recibe del gobierno en publicidad, un cambio radical en comparación al sexenio de Peña Nieto en el que el diario estaba muy atrás del primer grupo de siete medios privilegiados que recibían la mayor cantidad de publicidad gubernamental. 

Con un tiraje de apenas 105 mil ejemplares al día y sin tener circulación nacional, en 2018 La Jornada recibió 95,9 millones de pesos del gobierno de Peña Nieto. Para 2019, en el primer año de gobierno de AMLO, el periódico recibió más del doble, 251,6 millones de pesos, prácticamente obtuvo los mismos recursos que los medios de comunicación masiva Televisa y TV Azteca. Por la austeridad del gobierno, en 2020 se redujo la publicidad oficial. Aun así, La Jornada de nuevo fue el tercer medio que más dinero obtuvo del gobierno de AMLO. Y en 2021 el diario escaló al segundo lugar de montos recibidos:185.2 millones de pesos según un reporte de la ONG Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad basado en los contratos.

"La publicidad oficial se ha ejercido de manera discrecional y ha sido utilizada como una herramienta de censura indirecta para favorecer o castigar a los medios de comunicación según sus líneas editoriales”, señaló la ONG Fundar, Centro de Análisis e Investigación, en 2017. Junto conArtículo 19 ha analizado el gasto de publicidad oficial poco claro y transparente desde el sexenio de Peña Nieto.

A la par de la copiosa publicidad oficial dada a La Jornada, la Secretaría de Hacienda le condonó en el gobierno de AMLO multas por 9,7 millones. La línea editorial del diario es notoriamente progobiernista.

Fue el medio de comunicación elegido por José Ramón López Beltrán, otro hijo del presidente, y su esposa, para aclarar el caso de la llamada "casa gris”, una millonaria residencia descubierta por periodistas en la que habitó el hijo del mandatario y su familia en Houston y la cual era propiedad del ejecutivo de una empresa petrolera con contratos con el gobierno federal. Solo dieron esa información al diario que dirige la comadre del mandatario. "Documentos desmienten la campaña contra la familia de hijo de AMLO”, publicó el diario.

 

DW recomienda