Los bitcoins, moneda virtual, ganan cada vez más adeptos | Economía | DW | 18.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Los bitcoins, moneda virtual, ganan cada vez más adeptos

El valor del dinero se basa en la confianza, y la crisis financiera ha quebrantado la confianza en monedas tradicionalmente seguras como el euro o el dólar. Entre tanto, en internet se imponen los bitcoins.

Logo de Bitcoin: no se imprimen, se calculan.

Logo de Bitcoin: no se imprimen, se calculan.

A los muchos adelantos que posibilita internet, el 3 de enero de 2009 se sumó uno más: la creación de una moneda paralela virtual. Un criptólogo –o experto en seguridad informática- conocido bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto, creó los bitcoins. Se estima que, hoy en día, unas 100.000 personas usan bitcoins para realizar sus negocios. La moneda digital colectiva corresponde a los ideales de la corriente informática 'Open Source': es descentralizada, está controlada únicamente por los algoritmos y permite pagos directos sin intermediarios como PayPal o tarjetas de crédito.

Entretanto, ya existen más de 7 millones de bitcoins. Con el dinero digital se pueden comprar desde medias hasta equipos informáticos o pagar la cuenta del restorán. Los bitcoins son totalmente convertibles en una de las casi 50 plataformas comerciales y se los puede cambiar por euros o dólares. Por un bitcoin se paga hoy alrededor de 2 euros.

Como dinero de una lotería

También existe la posibilidad de generar nuevos bitcoins a través de cálculos. La moneda electrónica está formada por secuencias simbólicas que responden a leyes matemáticas claramente definidas. El programa generará cerca de 21 millones de bitcoins en los próximos 20 años. Dicho a grandes rasgos, los nuevos bitcoins se distribuyen a través de una especie de lotería codificada. Quien participe de esa lotería debe contar con computadoras de una enorme capacidad de cálculo, ya que el sistema elabora algoritmos codificados o encriptados de alta complejidad.

Y cuantas más personas participen en la lotería y más bitcoins estén en circulación, será más difícil aún acertar. Actualmente hay miles de computadoras en todo el mundo dentro de la red puerto a puerto (peer-to peer) de bitcoins realizando cálculos y trabajando para que las transacciones se ejecuten sin dificultades.

Decentral, digital y se puede usar en todo el mundo: los bitcoins.

Dsecentrales, digitales y se pueden usar en todo el mundo: los bitcoins.

El dinero es sólo una cualidad

En principio, el dinero no es algo material, sino una cualidad, explica el experto en divisas Gerhard Rösler en conversación con Deutsche Welle. Para Rösler, los bitcoins cumplen con las tres funciones esenciales del dinero. En primer lugar, son una unidad de cálculo y con eso cumplen con la comparabilidad de los precios. En segundo lugar, son una moneda de pago con la cual se pueden cancelar deudas con terceros. Y, en tercer lugar, son un medio de conservación de valores, con lo cual se convierten, al menos teóricamente, en una moneda con todas las condiciones necesarias para serlo.

Pero esta moneda paralela ya despertó críticas de parte de quienes no están de acuerdo con la idea de que exista un medio de pago independiente de los bancos y de los organismos estatales. La Asociación Alemana de Economía Digital exigió –el 1º de junio de 2011- una prohibición del proyecto, declarado como peligroso, argumentando que si se usan los bitcoins como moneda, sería imposible que el Estado pueda controlar los casos de evasión impositiva o lavado de dinero. Y a comienzos de año, especialistas de la CIA investigaron en profundidad los bitcoins con ayuda de Gavin Andresen, jefe del equipo de programadores de bitcoins y, en cierto modo, sucesor de Nakamoto, que desapareció de la escena pública.

En contra de lo que se cree, los bitcoins no son anónimos sino sólo pseudónimos, aclara Stefan Thomas en entrevista con Deutsche Welle. Thomas, de 24 años, creador de la página WeUseCoins.com, explica que las transacciones en el sistema Bitcoin son básicamente transparentes. Cada dato transmitido por un usuario pasa a formar parte del código, con lo cual se pretende evitar que un poseedor de dinero electrónico gaste dos veces el mismo bitcoin. De ese modo se pueden localizar las cuentas de donde provienen las transferencias. Sin embargo, un usuario puede abrir tantas cuentas como quiera, bajo el nombre que desee y borrar totalmente sus huellas.

Dinero para especialistas

Stefan Thomas considera que los bitcoins todavía no son aptos para el uso masivo.

¿La billetera del futuro? Los bitcoins se pueden guardar en una memoria USB.

¿La billetera del futuro? Los bitcoins se pueden guardar en una memoria USB.

“Su uso es muy complicado, y usarlos de manera segura, más aún”, dice el experto. Y no por nada se resalta el aspecto de la seguridad. Stefan Thomas ya perdió una vez su billetera digital debido a una falla técnica. Otro peligro son los hackers o piratas informáticos, que no han perdido tiempo y se han especializado en robos de dinero digital.

Es por eso que los bitcoins son, todavía, algo reservado a los especialistas, “gente como programadores o empresarios online, o aquellos que se interesan por la tecnología informática”, subraya Thomas, para quien lo más atractivo son los bajos costos de las transacciones. Las tasas de bitcoins son actualmente de aproximadamente un cuarto de céntimo de euro por transacción.

Nakamoto tenía ambiciones más bien políticas. Digirió la red de dinero digital sólo durante un par de meses luego del colapso financiero mundial y publicó un ensayo breve en el que critica al sistema monetario tradicional, apoyado por los gobiernos, ya que éstos caen siempre en la tentación de imprimir dinero, aumentando con eso la inflación. En el caso de los bitcoins, la cantidad de dinero está limitada matemáticamente, lo que, sin embargo, alberga el peligro de la deflación.

De acuerdo con Gerhard Rösler, eso podría representar un problema si los bitcoins llegan a difundirse masivamente, ya que la gente no está acostumbrada a manejar precios en baja. Nakamoto, por su parte, se ocupó de encontrar una representación adecuada para los precios que bajan, ya que los bitcoins se pueden dividir hasta ocho lugares detrás de la coma.

Autor: Matthias von Hein/ Cristina Papaleo
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Enlaces externos