Los animales también esperan su cena navideña | Ciencia y Ecología | DW | 14.12.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciencia y Ecología

Los animales también esperan su cena navideña

Cuando el invierno trae consigo grandes cantidades de nieve, algunas especies tienen dificultades para hallar alimento. Otras se ven especialmente beneficiadas porque el blanco de la nieve les ofrece refugio.

Armiño en medio de la nieve.

Armiño en medio de la nieve.

Con su lujoso abrigo de piel blanca, el armiño se camufla perfectamente durante el invierno. El biólogo Peer Cyriacks, de la Fundación Alemana para la Vida Silvestre, Deutsche Wildtier Stiftung, dice que estos pequeños carnívoros cazan ratones hasta en pequeños pasadizos bajo las capas de nieve. Cuando no se ven amenazados por los armiños, las superficies heladas sirven de protección a los ratones contra otros enemigos letales como el águila ratonera. Esta ave rapaz se posa sobre troncos de madera en los que espera por horas a su botín.

A los bellos alcedos les cuesta mucho trabajo encontrar alimento durante el invierno.

A los bellos alcedos les cuesta mucho trabajo encontrar alimento durante el invierno.

Es por ello que con frecuencia muchos ratones sobreviven los inviernos abundantes en nieve, mientras que algunas aves de presa mueren de inanición a causa de las gruesas capas de hielo. “Para largas búsquedas de comida les hace falta el calor y sin las corrientes térmicas ascendentes se les dificulta mucho volar”, explica Cyriacks.

Beneficiados y perjudicados por la nieve

Por su parte, la nieve no afecta para nada a los ágiles zorros. Protegidos por su grueso pelaje y gracias a su aguda escucha, estos cánidos pueden localizar a sus presas aun debajo de las espesas capas congeladas y atacarlas con gran precisión.

El deshielo y la “navidad verde” que han pronosticado este año los meteorólogos, son una bendición sobre todo para pájaros pequeños. Cuando su hábitat está cubierto de nieve, encontrar alimento se convierte para ellos en una tarea bastante dispendiosa. Para calmar su hambre, con frecuencia se ven obligados a volar a las ciudades y a alimentarse de la comida puesta en balcones y árboles.

La gruesa piel de los zorros los protege de las bajas temperaturas.

La gruesa piel de los zorros los protege de las bajas temperaturas.

El colorido alcedo, también conocido como “martín pescador”, llega a las ciudades cuando los estanques y lagos están congelados, y trata de pescar en canales y otros lugares abiertos. Si no encuentran suficientes peces para alimentarse, este tipo de pájaros mueren durante el invierno, con frecuencia en grandes cantidades.

El buteo buteo o águila ratonera espera pacientemente a su presa por horas.

El "buteo buteo" o águila ratonera espera pacientemente a su presa por horas.

Mejor no alimentarlos

En cuanto a la alimentación de patos y otras aves acuáticas que parecen hambrientas, Cyriacks advierte: “En ningún caso se les debe alimentar con pan pues ello les ocasiona dolorosas inflamaciones en las articulaciones.” En general, las aves no pueden ser alimentadas con pan viejo o restos de comida. Pequeñas porciones de sal y condimentos pueden incluso ser mortales. Lo que precisan es alimento especial para aves.

Autor: Andrés Villegas

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda