Los Óscar de la bofetada: Will Smith y la violencia en el centro del debate | Cultura | DW | 28.03.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Los Óscar de la bofetada: Will Smith y la violencia en el centro del debate

Chris Rock hace un chiste sobre la esposa de Will Smith y este le da una fuerte bofetada. Las redes hierven por ese acto. Pero esto es otra señal de que los Óscar no son lo que prometen, dice Stefan Dege.

La foto capturó el momento en que Will Smith abofetea a Chris Rock.

La foto capturó el momento en que Will Smith abofetea a Chris Rock.

En los Óscar de este año, Will Smith ganó la estatuilla dorada al Mejor Actor Principal. Pero eso no es probablemente lo que recordará la audiencia, de millones de personas. Poco antes de que el actor estadounidense recibiera su premio por su rol en "Rey Richard: una familia ganadora", le dio una fuerte bofetada a Chris Rock.

El cómico, conocido por su humor mordaz, había hecho un chiste malo sobre la esposa de Smith, Jada Pinkett Smith. Mirando su cabeza afeitada, había bromeado: "G.I. Jane 2, estoy deseando verla". El chiste es una referencia a la película "The Jane File", originalmente "G.I. Jane", en la que Demi Moore interpreta a una mujer soldado que se afeita la cabeza para demostrar que no quiere disfrutar de privilegios sobre sus compañeros hombres.

Sin embargo, Jada Pinkett Smith no lleva la cabeza rapada simplemente por moda: ya había hablado varias veces en el pasado que sufre de alopecia. Al principio, Will Smith se ríe de la broma de Rock, pero luego sube al escenario con determinación y le da un puñetazo en la cara al cómico.

Will Smith con su primer Óscar al Mejor Actor Principal de la película Rey Richard: una familia ganadora.

Will Smith con su primer Óscar al Mejor Actor Principal de la película "Rey Richard: una familia ganadora".

El golpe del desencanto

Poco después, Will Smith acepta el Óscar al Mejor Actor Principal, y se disculpa entre lágrimas con los organizadores y los demás nominados: "El amor te hace hacer locuras", dice Smith al final de su discurso. "Espero que la Academia me invite a volver". 

Según el Departamento de Policía de Los Ángeles, Chris Rock se abstuvo de presentar cargos contra Will Smith, pero las redes sociales están en plena ebullición, y muchos usuarios piden que Smith rinda cuentas por su ataque, e incluso que sea despojado de su Óscar. El actor de Star Wars, Mark Hamill, no va tan lejos, pero habla del "momento más feo de los Óscar".

Stefan Dege, periodista cultural de DW.

Stefan Dege, periodista cultural de DW.

"Demasiado blanco, demasiados hombres": la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas se ha visto cada vez más expuesta a esta acusación en los últimos años. Muy pocas directoras y guionistas fueron nominadas o recibieron un Óscar, y muy pocas cineastas no blancas los obtuvieron. La diversidad ha sido durante mucho tiempo una palabra extraña en Hollywood, como lo demuestran los hechos y las cifras. El público le dio la espalda, y eso obligó a reflexionar.

Queda por verse si la Academia de los Óscar le retirará el premio a Will Smith en respuesta a su acción y al debate provocado por esta. Pero una cosa es cierta: con su arrebato de ira, Smith no solo se perjudicó a sí mismo, sino aún más a los Óscar. El más estadounidense de todos los premios cinematográficos, que existe desde 1929, acababa de salir apenas de la crisis. Ahora, la ceremonia de premiación número 94 de 2022 pasará a la historia de Hollywood como los "Óscar de la bofetada". ¡No es justamente un regreso con gloria!

Un premio “America First”

Los frutos de los cambios que se produjeron en Hollywood en cuanto a diversidad se vieron en la última noche de los Óscar: el trío de moderadoras con las comediantes Regina Hall, Amy Schumer y Wanda Sykes puso la nota entretenida. La ronda de la premiación por "Coda", en la que el director Siân Heder relata la historia de una niña que crece en el seno de una familia de pescadores sordos, despertó simpatía. Por cierto, también fue un estreno que una película de un servicio de streaming ganara el Óscar a la “Mejor Película” por primera vez.

Si bien muchos amantes del cine todavía lo consideran como "el premio cinematográfico más importante del mundo", el Óscar sigue siendo un premio de "Estados Unidos primero". El cine mundial es diferente: más diverso, más realista, más internacional. Los cineastas innovadores de otros continentes y naciones no son celebrados en los Óscar, sino con la Palma de Oro en Cannes o el León de Oro en Venecia. "Artísticamente mal interpretado y desesperadamente sobreestimado", escribió el experto en cine de DW Jochen Kürten, quien murió hace un año y medio, sobre los Óscar. Un punto bajo en la historia de los Óscar fue la bofetada de Smith. Ahora, esto solo puede mejorar.

(jov/cp)