Londres: emotiva despedida de los Juegos Olímpicos | Deportes | DW | 12.08.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Deportes

Londres: emotiva despedida de los Juegos Olímpicos

Mucha música, una cancha monumental convertida en bandera y las delegaciones de deportistas de todo el mundo dieron realce a la mega-fiesta de despedida de los Juegos Olímpicos de Londres.

Fiesta de clausura.

Fiesta de clausura.

Una vez más, los atletas del mundo congregados en Londres desfilaron por el escenario que vio tantos triunfos y derrotas en estos días, para poner el broche de oro a los Juegos Olímpicos 2012.

La reina Isabel II felicitó a los deportistas británicos por su "extraordinaria" actuación en los Juegos de Londres 2012. "Su extraordinaria presentación ha inspirado a todo el país", escribió la reina a la delegación local, que quedó en el tercer lugar del medallero, por detrás de Estados Unidos y China.

Con 29 medallas de oro, el Reino Unido tuvo en Londres 2012 su mejor actuación en más de 100 años. La reina, de 86 años, hizo extensiva su felicitación a todos los atletas que compitieron por los países del Commonwealth.

Los atletas, el alma de los Juegos de Londres.

Los atletas, el alma de los Juegos de Londres.

Grandes íconos británicos

Unas 80 mil personas presenciaron en el estadio, y millones de personas en las pantallas de televisión, un espectáculo que presentó a los grandes de la música británica. El recuerdo de figuras inmortales, como Freddie Mercury y John Lehnon, dio especial emoción a la fiesta, en la que tampoco faltaron las coreografías, las modelos y los efectos especiales.

Una sinfonía de música británica fue lo que Londres ofreció como broche de oro para estos Juegos Olímpicos tan londinenses como el clima poco veraniego que los acompañó la mayor parte del tiempo. Quedan los balances deportivos, las metas cumplidas y los fracasos llorados. Los atletas que este domingo comenzaron a decir adiós a la capital británica, se van con el alma cargada de momentos inolvidables y, muchos de ellos, con la mirada puesta ya en Río de Janeiro.

Fuente: dpa/sid

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda