Lo que faltaba: el hogar completamente electrónico | Economía | DW | 03.09.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Lo que faltaba: el hogar completamente electrónico

En Berlín cerró el viernes sus puertas la feria "eHome", en la que se presentó el último grito en cuanto a confort en el hogar a través de la digitalización.

El Cyber Fridge: el refrigerador que se abre a un comando de voz.

El Cyber Fridge: el refrigerador que se abre a un comando de voz.

Antes de salir del trabajo para su casa, el Sr. Heinz teclea unos números y palabras en su computadora, que las envía por red a su ordenador hogareño, éste a su vez da comandos a un refrigerador para que coloque con un brazo mecánico una pizza congelada en un horno contiguo. Veinte minutos después, cuando el Sr. Heiz llega a su casa, la pizza lo está esperando crujiente y jugosa.

Lo que en su momento fueron fantasías de Chaplin, que con todo tipo de aparatos y artilugios mecánicos lograba desde cepillarse los dientes hasta vestirse sin hacer uso de sus manos, se están hoy transformando en realidad con la técnica digital.

Au Pair Mädchen, Waschmaschine

Se acabó poner la ropa a mano en el lavarropas. Ahora todo es electrónico.

"eHome" se llama la feria que el viernes cerró sus puertas en Berlín con un enorme éxito de público y un gran eco en la prensa especializada. Comerciantes del ramo, especialistas en software, arquitectos, empresas constructoras, fontaneros y electricistas, periodistas especializados: nadie faltó a la cita para enterarse de qué está sucediendo para hacernos más fácil la vida.

La "casa inteligente"

"Casa inteligente" es el nombre del proyecto que impulsan los creativos de este mercado en rápido crecimiento, que convoca a productores y potenciales compradores de los respectivos sectores industriales y comerciales. Tres mil quinientos especialistas acudieron a los stands de setenta expositores de los más variados productos para el ama o amo de casa cómodo.

Computer Überwachung

Todo bajo control desde la computadora.

Ya sea en la cocina o en el sótano, en el living o en el cuarto de trabajo, los nuevos productos proporcionan, según la feria de Berlín, más confort y seguridad. "El objetivo es que dentro de unos pocos años, el uso de la tecnología digital sea en el hogar tan natural como lo es ya hoy en el automóvil", dice Viktor Grinewitschus, un especialista en la materia.

Para que nadie perdiera la orientación, los objetos expuestos en la feria y el foro anexo "Innovative Consumer Electronics" fueron divididos en los siguientes seis grupos.

Aparatos electrónicos de entretenimiento

Imagen y sonido llegan al hogar a través de conexiones de banda ancha y redes inalámbricas los distribuyen a través de altoparlantes y pantallas situadas en varios lugares de la casa.

Técnica de la comunicación

Desde acceder a datos particulares desde fuera de la casa hasta el teletrabajo, el acceso a servicios y hacer ofertas en subastas en Internet, todo es posible con las nuevas tecnologías de comunicación.

Aparatos para el hogar

El lavarropas se autoprograma, el lavavajillas se puede controlar desde el café de la esquina,

Automatización hogareña

La calefacción se prende sola cuando comienza el frío, la luz se enciende y apaga automáticamente, el hogar electrónico ofrece muchas posibilidades de ahorrar recursos... y quizás también de volverse loco.

Técnica de seguridad

Teleobservación de la entrada de la casa o el apartamento, sistemas de alarma en red, puertas que se abren al contacto con el pulgar del propietario de la vivienda, todo un mundo de posibilidades.

Telemática

La telemedicina y los telecuidados médicos hacen posible que personas de edad puedan vivir por más tiempo autónomamente en el entorno que conocen y en el que se sienten bien.

Mientras todo funcione correctamente, vaya y pase, pero Dios nos salve cuando los dígitos se atraganten y la puerta se abra al leve contacto de los pulgares de los cacos, la luz se prenda a medianoche, el refrigerador se ponga a lavar el quesillo y el vino en su interior y el lavavajilla intente hornear un pollo a 60 grados. Es de esperar que en ese caso por lo menos el detergente esté bien dosificado. ¡Un mundo feliz!

DW recomienda