″Lo hispano es más que machismo y perreo″ | Cultura | DW | 06.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

"Lo hispano es más que machismo y perreo"

Analizamos con Francisco Moreno Fernández, el sociolingüista más prestigioso de la lengua española y director del Observatorio del Español en Harvard, la situación de nuestro idioma en Estados Unidos y en el mundo.

¿Buenos o malos tiempos para el español? Según se mire. Si atendemos al aumento del número de hablantes en los últimos años y a sus perspectivas de crecimiento, a nuestro idioma no puede irle mejor. Además, según datos del Instituto Cervantes, el español es el segundo idioma de comunicación internacional y la tercera lengua extranjera más estudiada del mundo. En Reino Unido y, sobre todo, en Estados Unidos, el interés por aprender nuestro idioma es especialmente intenso, es decir, que en países anglófonos, el español se considera la lengua extranjera más importante.

Más información: 

EE. UU.: piden indultar a “soñadores”
La Casa Blanca ya no habla español en la red
 

Precisamente Estados Unidos será en 2060 el país con más hispanohablantes del mundo, solo por detrás de México. Su número ya es abundante ahora: en aquel país hay 42 millones y medio de hablantes nativos de español y casi quince millones de competencia limitada. Y el poder de compra de su comunidad hispana no es despreciable: ronda los 1.3 billones de dólares y va en ascenso. Estas cifras cuantifican la importancia del español en Estados Unidos, donde, por tradición, goza de un singular peso histórico, político, social, económico y cultural.

DACA y la estrategia comunicativa en español de Trump

En este contexto, sorprenden las vejaciones a las que el español y lo hispano han sido sometidos desde la llegada al poder de Trump. Al eliminar DACA, el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia que protegía a los "dreamers" o jóvenes indocumentados que migraron a EE.UU., lleva a la práctica una de sus promesas de campaña y culmina una serie de decisiones humillantes para la comunidad hispana en aquel país. Pocas horas después de la toma de posesión de Trump, la página web en español de la Casa Blanca desaparecía de la red. Ocho meses después, aún no hay perspectivas de que vaya a tener sustituta. "Es una decisión de naturaleza ideológica: la Casa Blanca no está interesada en la comunidad hispana en cuanto tal, como parece no estar interesada en la diversidad", dice a Deutsche Welle Francisco Moreno Fernández.  

El sociolingüista Francisco Moreno Fernández dirige el Observatorio del Español del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard.

El sociolingüista Francisco Moreno Fernández dirige el Observatorio del Español del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard.

Han pasado meses y la única vía de comunicación de la Casa Blanca con la comunidad hispana es la cuenta de Twitter @LaCasaBlanca, no demasiado activa y llena de errores gramaticales y tipográficos. "Esa cuenta es un síntoma más del desprecio comunicativo hacia lo hispano y hacia el valor social del español estadounidense. Los mensajes breves de la Casa Blanca son utilizados más como soflama que como información, bajo una apariencia de frescura, de efectividad y de inmediatez en el contacto", continúa el profesor Moreno.

Sin embargo, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), responsable, entre otros asuntos, de la deportación de inmigrantes ilegales, ha reforzado su página web en español y presentado la cuenta de Twitter @ICEespanol.

De hits latinos y educación

En tiempos de incertidumbre e indefensión para los latinos en Estados Unidos, una canción escrita por un puertorriqueño que vive en Miami se convierte en un éxito global. "Más allá del éxito musical y comercial, 'Despacito' está siendo interpretada internacionalmente como un logro en español", analiza el profesor Moreno. "Esto es sin duda positivo para el reconocimiento y el posicionamiento de la lengua española como 'commodity'. Se crea o no, estos éxitos acaban atrayendo estudiantes a las aulas de lengua española en todo el mundo". Pero también tienen un lado negativo: "Habría que utilizar estos potentes reclamos para dar a conocer otros componentes fundamentales de la cultura hispanohablante", argumenta Moreno. "La cultura en español es mucho más que fiesta y baile. La gente hispana no merece ser identificada principalmente con el machismo y el perreo".

Una maestra imparte clases de español en Texas.

Una maestra imparte clases de español en Texas.

Pero lo cierto es que otros ámbitos que podrían suponer prestigio para nuestro idioma y cultura no son tan florecientes como los hits latinos. El español científico y técnico se encuentra relegado a un segundo plano a nivel internacional. La producción científica en nuestro idioma se centra en tres áreas: ciencias sociales, ciencias médicas, y artes y humanidades. En 2014, solo España se encontraba entre los quince primeros países productores de libros. Y la clasificación de Shanghái, la más conocida mundialmente a la hora de valorar la calidad de las universidades del mundo, no incluye ninguna universidad  hispanohablante entre las 200 primeras clasificadas. "El español  mantiene su peso internacional en tercera posición mundial porque el índice de desarrollo humano de los países hispanohablantes ha mejorado, así como su economía. La educación, sin embargo, presenta un gran déficit en nuestro espacio cultural”, explica el profesor Moreno. 

Redes sociales y medios de comunicación

El español es la tercera lengua más usada en Internet y la segunda en Facebook y Twitter. Por número de visitas, nuestro idioma es el segundo más importante de Wikipedia. ¿Qué implicaciones tiene el  gran peso de los hispanohablantes en la red? "El gran uso del español en estas plataformas sirve para advertir sobre la importancia de que todas las innovaciones tecnológicas se conciban también para prestar servicio en lenguas muy diversas, no solo en inglés. Las autoridades y empresas hispanas deberían estar atentas para que el español pueda estar presente en todos los avances tecnológicos", observa Francisco Moreno. Una consecuencia de las redes sociales es que han logrado que muchos hablantes "se incorporen a la escritura, que en algunos casos podría haberse abandonado. Por ejemplo, las personas de mayor edad."

Por último, está el creciente fenómeno de medios de comunicación de prestigio internacional que desean dirigirse a usuarios que hablan español: Deutsche Welle, BBC, The New York Times, CNN y muchos otros refuerzan su oferta en este idioma. Al ser el hispanohablante un público tan amplio y con una enorme cantidad de variedad lingüística, ¿podrían estos medios contribuir a sedimentar un español estándar? "La aparición de medios internacionales en español no es más que un reflejo del peso internacional que la comunidad hispanohablante ha conseguido. Indudablemente, el uso del español en foros internacionales contribuye no solo a su difusión y valorización, sino también hacia su sedimentación y a su 'koinetización'; esto es, a la incorporación y asimilación de elementos de procedencia diversa, en una actualización permanente", concluye el profesor Moreno.

Autora: María Santacecilia (VT)

 

DW recomienda