Llama la UE a celebrar nuevas elecciones en Ucrania | Europa | DW | 10.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Llama la UE a celebrar nuevas elecciones en Ucrania

Los ministros europeos de Exteriores no descartan sanciones contra el gobierno ucraniano, aunque por el momento no ven motivo para aplicarlas, según declaraciones en el marco de un encuentro realizado en Bruselas.

La Unión Europea exigió un nuevo gobierno, una reforma de la Constitución y la celebración de elecciones presidenciales libres y transparentes en Ucrania, señala un comunicado aprobado por los ministros de Exteriores reunidos este lunes en Bruselas.

Ucrania debe servirse de las posibilidades internacionales para la solución de crisis, añade el texto, que cita a organizaciones como el Consejo de Europa, la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE) o la ONU.

Los ministros llamaron al gobierno y a la oposición a mantener un diálogo con la participación de todas las fuerzas políticas y además pidieron que nadie sea excluido en el nuevo gobierno.

Posibles sanciones

Sin embargo, los ministros se mostraron escépticos sobre la efectividad de sanciones a Ucrania y señalaron que por el momento no hay motivo para adoptarlas.

Es una opinión unánime que no deben decretarse sanciones mientras se reconozcan "mejoras y cambios" en las conversaciones entre el gobierno y la posición; algo que sin embargo podría cambiar si el presidente Viktor Yanukovich bloquea las conversaciones con la oposición, dijo en Bruselas el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier. En ese caso se consideraría la prohibición de viajes y el bloqueo de cuentas en la UE.

El ministro alemán Frank-Walter Steinmeier.

El ministro alemán Frank-Walter Steinmeier.

La UE intensificó su interacción diplomática con Kiev desde que se desataron las protestas masivas en el país tras la negativa del Yanukovich a firmar un acuerdo de asociación con Bruselas ya negociado. En lugar de eso, Yanukovich estrechó sus relaciones con Rusia.

El mes pasado, Washington mencionó la posibilidad de imponer sanciones en respuesta a la violencia política en Ucrania, a raíz de la escalada del conflicto. Pero esas medidas, que podrían incluir prohibición de viajar o congelación de activos a los funcionarios del gobierno, no obtienen apoyos entre los Estados de la UE, que prefieren centrarse en el diálogo político.

El ministro de Exteriores británico, William Hague, urgió a las partes a "desactivar tensiones" y llamó al gobierno a "respetar los derechos políticos fundamentales y las libertades de la oposición y de los medios".

El ministro de Exteriores lituano, Linas Linkevicius, que se pronunció a favor de sanciones en el pasado, dijo que la UE debería estar preparada para actuar si la situación empeora.

Su colega suizo, Carl Bildt, dijo por su parte que en estos momentos no ve sentido a las sanciones, pero advirtió que serían una opción para influir en Ucrania en el futuro.

Exigencias opositoras

Por otro lado, el presidente del Parlamento ucraniano, Vladimir Rybak, pidió a los opositores y al gobierno que cumplan sus obligaciones, destacando que el ejecutivo ya aprobó una ley de amnistía y puso en libertad a más de 200 de los 250 manifestantes detenidos que prometió.

La ley prevé que los manifestantes desalojen en el transcurso de la próxima semana todos los edificios ocupados y una gran parte de sus barricadas.

La representante diplomática europea, Catherine Ashton.

La representante diplomática europea, Catherine Ashton.

La oposición parlamentaria y el ex campeón mundial de boxeo Vitali Klitschko exigen la puesta en libertad incondicional de su seguidores. Sin embargo, al parecer los sectores radicales de la oposición accedieron al acuerdo.

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, visitó Kiev la semana pasada para reunirse con Yanukovich y líderes de la oposición y ofreció ayuda con las reformas políticas, al tiempo que exigió que los responsables de la violencia sean llevados ante la Justicia.

Ashton también destacó la importancia de proporcionar ayuda financiera a Ucrania bajo determinadas condiciones e incluso dijo en una entrevista la semana pasada que Bruselas y Washington trabajaban junto al Fondo Monetario Internacional (FMI) en un plan al respecto, sin dar detalles.

Y por otro lado, el comisario de Derechos Humanos del Consejo Europeo, Nils Muiznieks, pidió hoy en una rueda de prensa en Kiev que se castigue a los policías en Ucrania responsables de las brutales intervenciones en las que hirieron, en parte de gravedad, a numerosos manifestantes pacíficos.

EL(dpa, efe)

DW recomienda

Publicidad