Literatura argentina 2018: la hora de las escritoras | América Latina | DW | 18.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Literatura argentina 2018: la hora de las escritoras

La literatura hecha por mujeres cobra cada vez más visibilidad. “Hoy es la literatura que más fuerza tiene”, sostiene la escritora argentina Gabriela Cabezón Cámara.

 Gabriela Cabezón Cámara.

Gabriela Cabezón Cámara.

"Lo único que no podemos hacer las mujeres es donar semen. Todo lo demás lo podemos hacer: ¿qué no podríamos hacer?”, apunta la escritora argentina Gabriela Cabezón Cámara y, claro, no espera respuesta. "Esas ideas de que por ser mujer no podés jugar al fútbol o pilotear un avión ya están démodée”, agrega casi risueña.

Vaya entonces si es que las mujeres "pueden” escribir libros. Sin embargo, la literatura argentina (y no sólo argentina) se pretende una literatura de varones. Aunque quizás deberíamos decir "se pretendía”. "En este momento la literatura rioplatense escrita por mujeres está teniendo una visibilidad importante después de haber sido ocultada o invisibilizada durante muchas décadas”, sostiene la autora argentina Carla Maliandi.

"Yo diría "despreciada”, sube la apuesta Cabezón Cámara, en el café improvisado que nos reúne para la entrevista.

Vera Giaconi, escritora uruguaya

Vera Giaconi, escritora uruguaya

Contra viento y marea

Al tiempo que remarca: "Hoy la literatura que más fuerza tiene, en general, está siendo escrita por mujeres: está teniendo muchísima fuerza. Hay una emergencia de autoras muy poderosas y muy potentes”. "Que un escritor sea prestigioso y sea un boom de ventas, es raro. Bueno, en Argentina, eso sucede con Samanta Schweblin, Selva Almada, y Mariana Enríquez, y son mujeres”, afirma Cabezón Cámara.

"Esperemos que esta ventana que se está abriendo quede abierta por mucho tiempo más”, puntualiza a su turno la escritora uruguaya Vera Giaconi.  "Y que no sólo podamos pasar nosotras, sino las que están escribiendo hoy y las que van a escribir mañana y las que van a escribir dentro de muchos años”, completa.

Al unísono, sin embargo, prefieren remarcar que "no existe un rasgo común en la literatura hecha por mujeres”. "Lo que hacemos es muy distinto. Tenemos bibliotecas diferentes detrás, tenemos historias muy distintas, vidas muy distintas y una forma de encarar el trabajo muy distinta”, indica Giaconi. "Catalogar "literatura de mujeres” es una cuestión más bien de mercado para ubicar esos libros en un sector de la librería, o una cuestión de la crítica, que no tiene nada que ver con nosotras las escritoras, y ni siquiera con los lectores”,  explica enfática Carla Maliandi.

La charla sigue, y podría extenderse por horas. Tanto, que a punto están de perder el vuelo que las lleve de vuelta a Buenos Aires, donde las tres residen.

Feria del Libro de Fráncfort  - Gran reconocimiento

Carla Maliandi, escritora argentina

Carla Maliandi, escritora argentina

Llegaron invitadas para representar a la Argentina en la Feria del Libro de Frankfurt, la mayor cita literaria del mundo -que este año celebró su edición número 70, con más de 285.000 visitantes de 109 países. Estuvieron también en las Universidades de Fráncfort y Colonia, y se sorprendieron de que "aquí la gente está más contenta, con un nivel de estrés mucho menor que en nuestro país”.

Para Carla Maliandi fue "una experiencia muy emocionante”, ya que justamente su primera novela, "La habitación alemana”, se desarrolla en Heidelberg. "Es una mezcla de ficción y datos biográficos”, dice de su obra la autora, también dramaturga, quien precisamente de pequeña vivió en Heidelberg, lugar donde sus padres se habían refugiado de la dictadura militar argentina.

Gabriela Cabezón Cámara, en tanto, es autora de numerosas novelas, de un estilo esquivo a las clasificaciones. Su más reciente publicación, "Las aventuras de la China Iron”, encontró un gran eco en lectores y crítica. "En toda la gauchesca no hay una mujer que tenga un punto de vista propio”, indica. Con su obra, que mantiene una suerte de contrapunto con el tradicional "Martín Fierro”, se propone -y lo logra- revertir esta situación, "cuestionar estereotipos” y desarmar "las relaciones de poder cristalizadas en las palabras”.  

Vera Giaconi, prolífica autora de cuentos, recopilados en "Carne viva” y "Seres queridos”, escribe y escribe. Sencillamente, según admite "porque no me puedo imaginar otra cosa. Lo hago porque no tengo alternativa”. Definitivamente, las voces de las escritoras se abren paso. Contra las etiquetas, contra el machismo, contra los prejuicios, contra la discriminación. Por una nueva hora.

(jov)

Ver el video 02:10

100 buenos libros #2: "Malina", de Ingeborg Bachmann

DW recomienda