Lieberman: Israel seguirá construyendo en Jerusalén este | El Mundo | DW | 16.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Lieberman: Israel seguirá construyendo en Jerusalén este

El ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, advirtió a su homólogo alemán que no acepta hablar de “asentamientos”, ni que Europa vincule sus lazos con Israel al proceso de paz con los palestinos.

Frank-Walter Steinmeier y Avigdor Lieberman, en Jerusalén.

Frank-Walter Steinmeier y Avigdor Lieberman, en Jerusalén.

Lieberman, dijo que su país no aceptará freno alguno en sus planes de construir hogares judíos en Jerusalén este, una política cuestionada por la comunidad internacional en el marco del proceso de paz con los palestinos. "Nunca aceptaremos que se califique la construcción en barrios judíos de Jerusalén como actividad de asentamientos", dijo Lieberman a su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, que estos días se encuentra de visita en la región.

Un “error” de Europa

Según el ministro israelí, su país tiene derecho a construir en las zonas judías situadas dentro de las fronteras de la ciudad marcadas por Israel, que incluyen áreas más allá de la "línea verde" que lo separa de Cisjordania. "Nadie aquí, ya sea de izquierda, centro o derecha, acepta que la construcción en barrios como Ramot, Gilo (...) o Talpiot este se califique de asentamientos", dijo Lieberman, que instó a la Unión Europea a no vincular sus relaciones con Israel con el proceso de paz con los palestinos.

Para Lieberman, cualquier intento de someter los lazos entre Israel y el bloque al avance en el proceso de paz sería "un error". "Espero que la actitud que veamos hacia Israel sea equilibrada", dijo en referencia a la cumbre de ministros del Exterior de la UE prevista para este lunes (17.11.2014) en Bruselas.

Según informa el diario Haaretz, la UE tiene preparado un borrador con posibles sanciones contra Israel. "Hay una gran frustración en Europa y cero tolerancia con la política de asentamientos", dijo al rotativo un diplomático europeo. Haaretz basa su información en tres diplomáticos europeos y dos altos cargos israelíes a los que no menciona por su nombre. Entre las sanciones que se barajan en el documento secreto figuraría limitar la cooperación con Israel "en determinadas áreas".

¿Dar un paso adelante?

"Temo que si los conflictos políticos se convierten en conflictos religiosos, se convertirán en irresolubles", dijo Lieberman en referencia al proceso de paz, alabando los esfuerzos estadounidenses por apaciguar tensiones tras los últimos episodios violentos entre musulmanes y judíos.

En tanto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, cuestionó el reconocimiento unilateral de Palestina como Estado, como ocurrió recientemente con Suecia. Para Netanyahu, esto genera un "retroceso" en el proceso de paz.

"Las negociaciones son la única solución" al conflicto, dijo también la negociadora jefe israelí, Zipi Livni, tras entrevistarse con el ministro alemán. Según declaró, la creación de un Estado palestino independiente sólo es concebible si garantiza los intereses de seguridad israelíes.

Steinmeier, por su parte, instó a la reanudación "urgente" de las conversaciones bajo mediación egipcia, a fin de garantizar una tregua a largo plazo en la Franja de Gaza tras la guerra de 50 días que finalizó en agosto. Para Steinmeier, no alcanza con volver a la situación previa al conflicto de Gaza. "Debemos dar un paso adelante", apuntó, y dijo que espera que pronto se den las condiciones para retomar las negociaciones.

"Renovado aumento de las tensiones"

Tras reunirse con su homólogo, el ministro alemán manifestó su preocupación por el "renovado aumento de las tensiones" en la región y señaló que la cumbre a tres bandas del jueves pasado entre Israel, Jordania y Estados Unidos fue "un pequeño paso en la dirección correcta".

Las últimas semanas se registraron una serie de enfrentamientos y ataques en Israel y los territorios palestinos, provocados principalmente por una disputa por el acceso a la Explanada de la Mezquitas (Monte del Templo) en Jerusalén, un lugar sagrado tanto para musulmanes como para judíos.

En el marco de la visita de Steinmeier, Netanyahu habló sobre la disputa por el programa nuclear iraní y advirtió que no hay que apresurarse para llegar a un acuedo. Si Irán accede a armas nucleares "será malo para Israel, para Europa y para la paz mundial", aseguró. Este martes 18 se reunirán los ministros de Exteriores de los cinco países de la ONU con poder de veto más Alemania (5+1) para una decisiva ronda de conversaciones sobre el tema en Viena. En principio las partes se pusieron un plazo hasta el 24 de noviembre para alcanzar un acuerdo definitivo.

RML (dpa, efe)

Publicidad