Libros en Fráncfort: nuevos impulsos | Cultura | DW | 08.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Libros en Fráncfort: nuevos impulsos

Este martes se inauguró la Feria del Libro de Fráncfort, que reúne en la ciudad de Hesse representantes internacionales del panorama editorial, autores y miles de aficionados.

“¡La industria está viva, y sigue vibrando!”

Con estas eufóricas palabras del director de la Feria del Libro de Fráncfort se inauguró la multitudinaria convención literaria de este año. Considerada como el evento más grande del mundo de este tipo, la Feria del Libro de Fráncfort cuenta este año con 7.100 expositores de 100 países. El país invitado de este año es Brasil.

“Hay tantas nuevas ideas en el sector, tantos lanzamientos de libros, jóvenes autores con nuevos temas y formatos. Todo esto demuestra que esta industria sigue en movimiento”, dijo Boos en una conferencia de prensa el pasado septiembre. Este optimismo lo comparte también Alexander Skipis, presidente de la Asociación de Libreros Alemanes.

Un sector en proceso de cambio

Según Boos, la situación de la industria a menudo se percibe en los medios mucho más problemática de cómo es en la realidad: “A excepción de una reducción del volumen de ventas de un 0,8 y 1,4 por ciento experimentada en los dos últimos años, se ha observado un crecimiento en la industria durante 9 años. En otras palabras: la demanda de libros, o el interés de las personas en leer, sigue siendo enorme”.

Porträt Geschäftsführer Börsenverein des Deutschen Buchhandels Alexander Skipis

Alexander Skipis.

Naturalmente, esto no quita que haya retos en el panorama editorial. Por ejemplo, los establecimientos de ventas de libros se encuentran en un gran proceso de cambio, debido a la gran competencia que suponen los negocios online. Según Skipis, el factor que decidirá quién tendrá éxito en el futuro es el valor añadido que ofrezcan las librerías locales. Un tema importante al respecto es el acuerdo de precio fijo para libros en Alemania, que se debatirá además en la misma feria. En opinión de la Asociación de Libreros Alemanes, este acuerdo se debe mantener aún con los planes del acuerdo de libre comercio entre Europa y Estados Unidos, porque solo así se conseguirá mantener la variedad de la cultura literaria alemana.

Galería de escritores

Además de los eventos y conferencias sobre el tema del desarrollo de la industria y productos, la feria se centra también, evidentemente, en la literatura y los libros. La Feria del Libro de Fráncfort es, sencillamente, la feria de las licencias. Más de 600 agentes literarios de todo el mundo se han reunido en Fráncfort para debatir sobre derechos de autor, libros, traducciones u otros temas relacionados. Par Riky Stock, directora de la Oficina de Libros Alemanes en Nueva York, el centro de agentes es “la sala de máquinas de la feria”.

Frankfurter Buchmesse 2008

Un lugar ideal para perderse entre libros: la Feria del Libro de Fráncfort.

Para los comerciantes de libros, en cambio, la feria es, ante todo, un punto de encuentro para establecer y mantener contactos. Por ejemplo, Michael Lemling, director de la librería Lehmkuhl de Múnich, se reúne en Fráncfort con editores para planificar el año próximo. “Somos una librería en la que organizamos muchas conferencias, por eso nos conviene saber qué libros se publicarán el año próximo y qué autores estarán de gira con sus trabajos”.

Eventos para todos

El resto de los invitados tampoco van a tener tiempo para aburrirse: en la feria se espera la visita de cerca de 1.500 autores, entre los que se encuentran escritores de renombre como Martin Walser, Daniel Kehlmann, Terézia Mora o Leon de Winter. “El deseo de entrar en contacto, de un diálogo directo sobre literatura, es cada vez mayor”, dice la representante de la feria Katja Böhne.

Esto se refleja en el programa de la feria, cada vez más extenso. Este año tendrán lugar eventos clásicos, como conferencias, firmas de ejemplares o exposiciones, y se celebrarán también entregas de premios. Entre otros, el Deutsche Buchpreis, o Premio Literario Alemán, que se entrega cada año antes del comienzo de la feria, y el Friedenpreis des deutschen Buchhandels, o Premio de la Paz de los Libreros Alemanes, que se otorgará en la ceremonia de clausura. El año pasado, este fue para el autor chino Liao Yiwu. Este año lo ha ganado la escritora bielorrusa Swetlana Alexijewitsch.

Autora: Petra Lambeck / LAB
Editor: Enrique López

DW recomienda