¿Legalización de la adicción? | Salud | DW | 25.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

¿Legalización de la adicción?

Desde las filas del partido alemán de La Izquierda se alzaron voces que proponen la legalización del cannabis. ¿Qué consecuencias tendría tan controvertida medida?

Mit einem aufs Gesicht gemalten Cannabis-Blatt zieht ein junger Mann auf dem Cannabis Freedom Festival in London an einer selbstgedrehten Marihuana-Zigarette (Archivbild 16.6.2001) Die Berliner CDU-Fraktion hat vor einer Verharmlosung so genannter weicher Drogen gewarnt. «Der Besitz von Cannabis muss auch in Zukunft verboten bleiben und strafrechtlich verfolgt werden», forderte ihr innenpolitischer Sprecher Frank Henkel im Innenausschuss des Abgeordnetenhauses am 24.11. Schon jetzt nehme der Konsum zu, weil es kaum noch ein Unrechtsbewusstsein gebe. Für viele sei dies der Einstieg zu härteren Drogen. Die anderen Parteien kritisierten die Forderungen der Union einhellig.

¿Adicción o consumo por placer?

Debates similares seguramente surgen entre las filas de los diferentes partidos en más de un país. Sobre todo en cuanto a la discusión entre una ilegalización, que deriva en cierta forma en el narcotráfico “ilegal”, o  una legislación más permisiva, con la que los gobiernos pretenden más control sobre el tráfico de narcóticos.

Precisamente éste es el debate que ha planteado el partido de La Izquierda en Alemania. Siguiendo el ejemplo de la vecina Holanda, algunos de sus dirigentes apuntaron a la legalización del consumo de cannabis en torno a asociaciones. Algo así como un club de consumidores de esta sustancia, conocida comúnmente por sus formas de presentación al consumidor como hachís o marihuana.

Sustancia nociva y adictiva

joint; joints; brösel; droge; drogen; marihuana; gras; cannabis; canabis; sucht; üchtig; einstiegsdroge; streichhölzer; herstellung; blättchen; rauschmittel; hanf; arzneimittel; aidstherapie; abhängig; abhängigkeit; tabak; lose; herstellen; drogenabhängig; drogenabhängigkeit; rauschgift; rauschgifte; gesundheit; gesundheitsschädlich; zigarettenpapier; zigarettenblättchen

Drogas "blandas" pero también nocivas.

Placeres para unos y riesgos para otros aparte, muchos son los expertos que abogan por la ilegalización. Así lo declaró Rainer Thomasius en una entrevista en la emisora alemana Deutschlandfunk. 

El psiquiatra, especializado en juventud y adicciones, considera tres razones fundamentales para mantener la ilegalización. Primero, por los daños psíquicos, físicos y sociales que produce la sustancia. Segundo, por el preocupante número de  adictos al cannabis entre los jóvenes alemanes. Y tercero,  porque intentos de legalización como el de los Coffeeshops holandeses han resultado ser ineficientes entre los jóvenes.

Entre los peligros para la salud, el experto opina que esta sustancia provoca problemas que van más allá de los cuadros clínicos. Y además de aumentar el riesgo de infartos o problemas respiratorios, también puede causar psicosis o trastornos en el desarrollo durante la adolescencia.

¿Legalización vs. criminalización?

Por otra parte, a pesar de las advertencias médicas, también hay voces que defienden la otra cara. Es el caso, por ejemplo, de Raphael Gassman, director de la Oficina Alemana de Adicciones. Para este último, además de proteger la salud de los jóvenes, la legislación también ha de estar dirigida a la prevención para evitar caer en la delincuencia. Y para eso, lógicamente sería necesario “repensar” la prohibición.

Otro argumento a  favor de la legalización estaría en la comparación de los efectos del cannabis con la  nicotina y el alcohol. Según Thomasius, un estudio australiano que compara las causas de bajas laborales por enfermedad, concluyó que el 12% de las bajas están causadas por alcohol y otras tantas por tabaco. Por el contrario el cannabis provocaría entre el 1 y  2%.

“Si atendemos a la relatividad, le daría la razón. Alcohol y tabaco son más peligrosos. Visto desde una pura perspectiva médica, deberían estar dentro de la ley de sustancias adictivas. La sociedad lo decidió de otra forma y ahora ya no se puede cambiar. Pero desde mi punto de vista, estoy plenamente convencido de que  la modificación de la ley contribuiría a permitir en Alemania una tercera sustancia realmente problemática”, concluye el experto.

Autor: José A. Gayarre

Editor: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda

Publicidad