Lasaña para crudívoros | Secciones | DW | 15.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Secciones

Lasaña para crudívoros

El chef de cocina crudista Boris Lauser nos brinda esta semana todo un ejemplo de cocina crudista para gourmets: una lasaña que no sólo es deliciosa y muy sana, sino que además puede ser muy divertida de preparar.

default

Ingredientes

Para la “pasta de calabacín”:

3 calabacines medianos

¼ cucharadita de sal céltica

Para el “sucedáneo de queso”:

225 g de anacardos o marañones húmedos

½ cebolla roja pequeña

2 dientes de ajo

4 cucharadas de levadura alimentaria

5 bayas de pimienta negra

½ nuez moscada rallada

2 cucharadas de zumo de limón

1 cucharadita de sal céltica

170 g de agua

Para la salsa de tomate marinera:

4 tomates grandes

2 pimientos morrones rojos o amarillos

330 g de tomates secos, húmedos (guardar el agua en la que se remojaron)

115 g de aceite de oliva

1 cucharada de albahaca fresca

1 cucharadita de sal céltica

¾ cucharadita de orégano fresco

¾ cucharadita de tomillo fresco

¾ cucharadita de pimienta negra picada fresca

2-4 dientes de ajo

1 cebolla roja pequeña

1 cucharada de romero fresco

Opcional: 2 dátiles

Para el relleno de “sucedáneo de queso” y calabacín:

3 calabacines medianos

¼ cucharadita de sal céltica

Para el relleno de espinaca:

650 g de espinaca picada

Preparación

Pasta de calabacín:

Cortar el calabacín a lo largo en láminas finas con la ayuda de un cortador. Sazonar las láminas con la sal céltica, dejar reposar y absorber el exceso de líquido.

“Sucedáneo de queso”:

Batir todos los ingredientes en una batidora o procesador de alimentos hasta que la mezcla adquiera una consistencia densa y cremosa. Añadir más agua si es necesario.

Salsa de tomate marinera:

Batir todos los ingredientes en una batidora o procesador de alimentos, añadiendo el agua en la que se remojaron los tomates secos hasta conseguir la textura deseada.

Opcional: añadir dos dátiles, hojas de stevia o azúcar de palma para obtener el sabor dulce de la auténtica salsa marinera italiana, que utiliza azúcar procesado para ello.

Relleno de “sucedáneo de queso” y calabacín

Rallar los calabacines en un cuenco y sazonar con sal. Dejarlo reposar unos minutos y eliminar el líquido sobrante. Añadir la 115 g de la mezcla de “queso” y remover hasta que se mezcle todo bien.

Relleno de espinaca

Mezclar bien la espinaca con 115 g de “queso” en un cuenco.

Para finalizar:

Alternar capas de “pasta” de calabacín, salsa marinera, relleno de “queso” y calabacín y espinaca en una fuente. Finalizar con una capa de salsa de tomate y el “queso”.

Deshidratar a 42ºC durante 2 horas en el horno.

Autor: Boris Lauser / lab

Editora: Rosa Muñoz

DW recomienda

Enlaces externos