Las porristas de Corea del Norte al servicio de Kim | Deportes | DW | 11.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Las porristas de Corea del Norte al servicio de Kim

Mujeres jóvenes cuidadosamente seleccionadas cantan y bailan en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang para el vecino Corea del Norte. Las actuaciones del "ejército de las bellezas" del norte son un espectáculo.

El "ejército de las bellezas" está luchando con armas femeninas. 229 sonrisas brillan con el matiz de la nieve recién caída, las campanas suenan alegramente. "Somos una", gritan las damas, mientras doblan sus torsos. "¡Que nuestra patria esté unida!". Las porristas cuidadosamente seleccionadas por Corea del Norte deleitan a Pyeongchang. También son la tropa encantadora de la ofensiva propagandística del líder Kim Jong-un.

"Imagínense una mezcla de las azafatas de los años 60, las porristas de los Dallas Cowboys y las porristas del Ejército Rojo", escribió impresionado el diario estadounidense New York Times. Con elegantes túnicas rojas, gorros negros de piel y el mismo maquillaje, las jóvenes se habían bajado del barco para su misión olímpica.

Ninguna puede medir menos de 1,63 metros de altura, deben representar la belleza de Corea del Norte y provenir de familias cuya lealtad al régimen esté fuera de duda. Se dice que incluso la misma esposa de Kim, Ri Sol-ju, habría sido porrista en unos juegos asiáticos, donde participó de coreografías sofisticadas y castañeó con guantes de madera.

El equipo 93 de los Juegos

Las primeras misiones en Pyeongchang fueron un espectáculo. El público surcoreano, ya sea en la pista corta o en la de hockey sobre hielo, se emocionó cuando las mujeres de rojo, estratégica e inteligentemente distribuidas, le cantaron a la unificada Corea. Son prácticamente el equipo número 93 de estos juegos. Docenas de fotógrafos casi se mutilaron unos a los otros en la lucha por el mejor puesto para obtener, claro, la mejor fotografía.

La comunicación, por el contrario, es lenta. "Es un placer conocerle", dice una de las mujeres de forma reservada. No se desea más. Cualquier contacto con surcoreanos debe ser presuntamente informado de inmediato. Pero hay momentos en que la máscara cerosa cae por completo. En una cena en el distante hotel, el "escuadrón de la belleza” se permitió saborear carne asada, camarones y cerveza, y se conversó relajadamente.

Las 229 porristas apoyan a los atletas del Norte en los Juegos Olímpicos. ¿Pero quiénes son estas mujeres misteriosas? "La mayoría de las chicas son estudiantes universitarias de élite", indica el jefe de la delegación. Las escogidas debían ser bonitas "de acuerdo a estándares surcoreanos". Las porristas tienen supuestamente un duro entrenamiento físico, de uniformidad y maquillaje.

Autor: Calle Kops, sid (RRR/DZC)

DW recomienda

Publicidad