″Las palabras de Putin no ayudan″ | El Mundo | DW | 02.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"Las palabras de Putin no ayudan"

Tras los atentados en Volgogrado, surge la pregunta acerca de cómo hacer frente al terrorismo en Rusia. DW conversó al respecto con el politólogo y miembro del Centro para Rusia de la Unión Europea, Eberhard Schneider.

Deutsche Welle: En los días pasados han muerto 30 personas a causa de atentados ocurridos en Volgogrado. Aún nadie se ha atribuido los ataques. ¿Quiénes podrían ser los autores?

Eberhard Schneider: Supongo que existe alguna relación con el autodenominado Emir del Cáucaso, Doku Umarov. Él fue quien hace medio año anticipó que se produciría una serie de atentados con el fin de arruinar los Juegos Olímpicos. En el área de Sotchi, donde se realizará la competencia, vivían hace 150 años cerca de un millón de circasianos. Éste es un pueblo caucásico de fe islámica, que durante muchos años luchó contra la adhesión a la Rusia zarista. 400.000 circasianos perdieron la vida en esa batalla, y otros 400.000 fueron desplazados. Umarov dijo que busca venganza por aquellos acontecimientos.

A ello se agrega que Umarov es checheno. Hasta 2007 peleó sobre todo por la separación de Chechenia de Rusia. Desde 2007 cambió su posición. Para él Chechenia ya no es necesariamente el centro de la lucha, sino la propagación del Islám, y en concreto, del salafismo. Éste es una derivación fundamentalista del Corán, según la cual los fieles deben llevar a cabo la guerra santa.

¿Qué papel juega la gran pobreza en la zona del Cáucaso?

Una causa de estos actos terroristas radica en las tensiones sociales y políticas en la zona. En Chechenia por el momento la situación es tranquila, pero la violencia se ha trasladado a las regiones vecinas, por ejemplo, en Daguestán. Ahí se registra una tasa de desempleo del 70 por ciento. 40 por ciento de los jóvenes viven en condiciones sumamente precarias. La situación económica debe mejorar para así desecar la base social del terrorismo.

Eberhard Schneider, experto en asuntos relacionados con Rusia.

Eberhard Schneider, experto en asuntos relacionados con Rusia.

¿Cómo debería reaccionar el gobierno de Putin?

Si yo fuera el presidente ruso, buscaría establecer una especie de islamismo ruso, moderado y orientado a Rusia. Putin debería hacer todo lo necesario para evitar que el salafismo se expanda. Por el contrario, el salafismo se extiende cada vez más en las mezquitas, sobre todo de Kazajistán. Durante el régimen soviético, la religión fue atacada por el Estado. Luego de la caída de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas, los musulmanes se dieron cuenta de que les faltaban líderes espirituales. Lo que hicieron fue importarlos. Y Arabia Saudí, punto de origen del salafismo, colaboró gustosamente al enviarlos.

¿Así que la “mano dura” de Putin no necesariamente es una ayuda?

Pronunciar duros discursos forma parte de su estilo. Pero las palabras por sí mismas no ayudan. La situación socioeconómica debe mejorar. ¿A quién acudirán los jóvenes que no pueden encontrar empleo? Van con los terroristas, que les garantizan un sueldo mensual.

Estados Unidos ha ofrecido ayuda a Rusia. ¿Es lógico el ofrecimiento?

Los estadounidenses pueden ayudar sobre todo al proporcionar información. Por su parte, los rusos ayudaron a Estados Unidos en las investigaciones del atentado de Boston. Por desgracia, los organismos de inteligencia de EE.UU. no analizaron correctamente la información que les llegó de Moscú.

¿Por qué es Volgogrado el centro de los recientes atentados?

Volgogrado es un importante punto de tránsito. Además, la ciudad no está lejos de las repúblicas caucásicas. Volgogrado, antiguamente conocida como Stalingrado, goza de gran renombre en Rusia. Al llevar a cabo atentados ahí, las repercusiones se extienden al resto de Rusia. Para Umarov, básicamente se trata de demostrar que Putin es incapaz de ofrecer garantías de seguridad, y que los organismos rusos de seguridad son incapaces.

DW recomienda

Publicidad