Las minorías de Irak | El Mundo | DW | 14.03.2003
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Las minorías de Irak

Irak no es un Estado nacional clásico, sino un ente post-colonial, con fronteras arbitrarias y diversos grupos étnicos y religiosos, que en parte han sufrido la represión de Bagdad.¿Cómo incidirá en ellos una guerra?

default

Refugiados kurdos en 1991.

La mayoría de los iraquíes tiene algo en común: más del 95% profesa la fe islámica. Pero hasta ahí llegan las coincidencias. El grupo políticamente predominante es el de los árabes que siguen la corriente sunita del Islam. Pero también existen numerosas minorías étnicas y religiosas, combatidas por el gobierno de Bagdad. Mientras en el norte del país prevalece la minoría kurda, el sur es habitado principalmente por árabes de la línea islámica chiíta. Además existen grupos de cristianos, turcomanos, asirios y armenios.

Si bien los árabes chiítas constituyen el 55% de la población, son considerados en la práctica como una minoría, porque tradicionalmente Irak ha sido gobernado por los sunitas. Las regiones del sur, con una población mayoritariamente chiíta, son más débiles económicamente y, si bien cuentan con la protección de la ONU desde la última guerra del Golfo, sus habitantes siguen sintiéndose reprimidos por el gobierno iraquí.

¿Ahora sí?

12 años atrás, durante la confrontación bélica que siguió a la invasión de Kuwait, los chiítas intentaron llevar a cabo un levantamiento popular para derrocar a Saddam Hussein. De acuerdo con Jochen Hippler, experto en el Medio Oriente de la Universidad de Duisburgo, le sublevación no tuvo éxito debido a que los estadounidenses finalmente no la respaldaron. "Las tropas de Estados Unidos no lucharon a su lado, sino que permitieron simplemente que el gobierno iraquí los masacrara", indica Hippler. En su opinión, es poco probable que esta vez ocurra lo mismo. "En caso de guerra, con un alto grado de seguridad Estados Unidos enviaría tropas al sur de Irak, para proteger a los chiítas y darles la oportunidad de entrar políticamente en acción", indica el experto.

También Udo Steinbach, del Instituto Alemán de Oriente, se muestra convencido de que los chiítas cooperarán con los estadounidenses. No obstante, hace notar que una parte de la cúpula chiíta se encuentra en Teherán, de modo que quizá se produzcan luchas de poder entre la corriente principal (árabe) y los sectores de orientación iraní.

El dilema kurdo

Las luchas de poder y los conflictos internos ya se manifiestan desde hace tiempo en el norte de Irak, la región de los kurdos que, con un 16% del total de la población, constituyen la principal minoría desde el punto de vista étnico. Ya en los años 70 fueron víctimas de una fuerte represión de Bagdad, que llegó a su punto culminante en 1988, con los ataques con gas mostaza contra la población de la pequeña ciudad de Halabja. Por lo menos 5000 personas murieron.

Al igual que en el sur del país, la ONU también erigió en esta región una zona de protección y exclusión aérea, que puso a los kurdos fuera del alcance de Bagdad. Surgieron sin embargo las pugnas internas. El Partido Democrático del Kurdistán (PDK) y el Partido Patriótico del Kurdistán (PUK) han librado sangrientas luchas por el control de la región, pese a que no existen entre ambos grandes diferencias programáticas.

Entretanto la situación se ha distendido y los dos bandos kurdos incluso colaboran en un área de facto autónoma. Pero, pese a este acercamiento, se mantiene el dilema de la población: por una parte, se mantiene la amenaza potencial de Bagdad, por el sur, y, por el norte, el peligro de una incursión turca. Cierto es que en Ankara sólo una minoría nacionalista plantea aspiraciones territoriales sobre los pozos petroleros del norte de Irak. Sin embargo, en Turquía viven varios millones de kurdos, razón por la cual el gobierno turco se opone con vehemencia a la instauración de un Estado Kurdo que pudiera incentivar la corrientes independentistas dentro de su propio territorio.

Los perdedores de siempre

Udo Steinbach considera que los kurdos iraquíes se encuentran atenazados entre los intereses de Turquía y Estados Unidos y estima que no conseguirán erigir su propio estado. Según el experto del Instituto Alemán de Oriente, a lo sumo lograrán un autonomía dentro de Irak, aunque Turquía también rechaza esta opción, de modo que no se puede descartar una intervención del ejército turco en la zona. Sea como fuere, los curdos probablemente se contarán entre los perdedores.

Otras minoría, cuya importancia por lo general se subestima, es la de los cristianos iraquíes, que constituyen después de todo el 5% de la población. Repartidos en diversas comunidades, sectas y confesiones, viven sobre todo en Bagdad y otras ciudades grandes. También ellos han padecido bajo el régimen de Saddam Hussein, pero los expertos consideran que si se produce un relevo en el gobierno de Bagdad, su situación política y social no se verá favorecida.

Publicidad