Las empresas alemanas presionan para que se facilite volver a entrar a EE. UU. | Economía | DW | 13.07.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Las empresas alemanas presionan para que se facilite volver a entrar a EE. UU.

Para gran disgusto de muchas empresas que hacen negocios en Estados Unidos, los viajeros de negocios alemanes todavía tienen dificultades para viajar a ese país. Aunque viceversa sí es posible.

Empresas con participación alemana existen por todas partes en Estados Unidos. Según el Departamento de Estado de EE. UU., las filiales de empresas alemanas en ese país emplean a unos 900.000 estadounidenses.

Los lazos comerciales germano-estadounidenses están entre los más fuertes y duraderos del mundo. Pero la decisión de la administración Biden de reimponer y mantener estrictas restricciones de viaje por la pandemia a los ciudadanos de la UE, está frustrando a muchos empresarios.

La semana pasada, la Asociación Alemana de Fabricantes de Máquinas e Instalaciones Industriales (VDMA por sus siglas en alemán) envió una carta a la Embajada de Estados Unidos en Berlín en la que le instaba a facilitar a los ciudadanos alemanes viajar al otro lado del Atlántico. "El gobierno estadounidense está bloqueando a los viajeros de negocios provenientes de Europa. Los viajes de negocios a Estados Unidos deben volver a ser posibles sin restricciones", dijo Ulrich Ackermann, experto en comercio exterior de la VDMA. "Es incomprensible que los Estados de Schengen sigan siendo clasificados como zonas de alto riesgo por Estados Unidos”.

Trabas para los viajeros de negocios

Ya al inicio de la pandemia, en marzo de 2020, el entonces presidente Donald Trump prohibió la entrada de europeos a Estados Unidos. Antes de finalizar su mandato, volvió a levantar las restricciones, pero el presidente Biden las puso en vigor nuevamente sin mucho reparo.

La UE también tuvo durante mucho tiempo requisitos similares, pero desde mediados de junio, los viajeros estadounidenses han podido volver a entrar al espacio Schengen con relativa facilidad gracias a las tasas de vacunación y a los bajos índices de casos de coronavirus.

USA, Tennessee: Chattanooga Plant von Volkswagen

Los ingenieros y trabajadores de Volkswagen en EE.UU. provenientes de Alemania tienen que pensar cuidadosamente su regreso a casa

Hay excepciones a la prohibición de entrada en Estados Unidos. Por ejemplo, los ciudadanos estadounidenses y los poseedores de la "green card” pueden entrar al país. Otros pueden calificar para una Excepción de Interés Nacional (NIE por sus siglas en inglés) si trabajan en áreas que implican "infraestructuras críticas" o "actividad económica significativa". Estas solicitudes pueden realizarse en las embajadas y oficinas consulares de Estados Unidos en el extranjero.

Sin embargo, según Ackermann, de la VDMA, la vía del NIE es de poca ayuda. Solo se aplica en "ciertos casos excepcionales" y, en general, no vale para los alemanes que quieren viajar por motivos comerciales, dijo. Según el experto en comercio exterior, la situación es más crítica para los alemanes (y otros ciudadanos de la UE) que tienen permiso de trabajo temporal o permiso de residencia temporal; los llamados visados de no inmigrante.

Ulrich Ackermann, VDMA Leiter Außenwirtschaft

Ulrich Ackermann, jefe de Comercio Exterior de la VDMA

"Solo se puede solicitar la NIE después de entrar a Alemania o haber permanecido en un país no perteneciente a Schengen durante 14 días antes de regresar", agregó.

Por ejemplo, un ingeniero alemán que trabaje en una fábrica de automóviles en Estados Unidos podría volver a Alemania. Pero el camino de vuelta a Estados Unidos sería largo, complicado, caro y arriesgado. Además, dijo, actualmente no hay excepciones para las personas totalmente vacunadas.

Escasos nuevos negocios en EE. UU.

Antes de la pandemia, los aviones de Alemania a EE. UU. se llenaban diariamente de viajeros de negocios. Con el virus esto se paralizó. El hecho de que la situación continúe al día de hoy provoca la frustración de muchos.

"Nos impide hacer negocios como estamos acostumbrados", dice Carl Martin Welcker, director general de Schütte, un fabricante alemán de máquinas herramienta. La empresa tiene su sede en Colonia (Alemania), pero cuenta con una gran planta en Jackson (Michigan). Las restricciones afectan a los negocios de varias maneras, dijo Welcker a DW, desde la imposibilidad de que los expertos se desplacen para ayudar en cuestiones técnicas hasta la pérdida de nuevos negocios por el hecho de no poder conocer a los clientes potenciales en persona.

Las reuniones virtuales han aligerado los problemas de comunicación, pero sigue teniendo sentido volver a los viajes de negocios habituales cuando el número de casos y las tasas de vacunación lo permitan, dijo Welcker. La excepción del NIE puede utilizarse, dijo, pero a menudo es poco práctica: "Lleva mucho tiempo y está llena de burocracia. La mayoría de las veces necesitas una carta de invitación de los clientes y ellos dudan en hacerlo porque no están acostumbrados, no saben a qué se enfrentan″.

Merkel hablará con Biden sobre el tema

En vísperas de la reunión de la canciller alemana, Angela Merkel, con el presidente estadounidense, Joe Biden, en la Casa Blanca esta semana, los líderes empresariales alemanes esperan que ella presione a su homólogo. "La UE y el gobierno alemán están llamados a disuadir a sus socios en Washington del bloqueo", exigió Ackermann.

Joe Biden y Angela Merkel

Merkel se reunirá con Biden por segunda vez en su función de Presidente. La primera vez fue en la cumbre del G7 en Cornwall, Inglaterra.

Alemania no está sola en esto. También en Bruselas se busca una solución. Por ejemplo, Stavros Lambrinidis, un alto diplomático de la UE en Washington, dijo hace un mes que era un error que los empresarios europeos no pudieran controlar sus inversiones en Estados Unidos.

Parte del problema, dijo, es que los europeos que trabajan en EE.UU. tienen dificultades para regresar aunque estén totalmente vacunados. "Tenemos que ser capaces de reanimar nuestras economías y tenemos que hacerlo juntos", dijo en un evento comercial en Washington D.C.

DW recomienda