Las cuitas del joven Boris Becker | Alemania Hoy | DW | 10.11.2003
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

Las cuitas del joven Boris Becker

Hoy aparece en 50 países la biografía de la estrella de tenis Boris Becker. En Alemania, la publicación va acompañada de una enorme maquinaria publicitaria y algún que otro escándalo.

Boris Becker y la literatura, ¿obtendrá el premio Nobel?

Boris Becker y la literatura, ¿obtendrá el premio Nobel?

La autobiografía de ‘Bobele’, como le llaman cariñosa y un poquito despectivamente los alemanes, dice distinguirse de las confesiones más íntimas que una serie de germanos, embarazosamente célebres, han publicado en estos días. Tal es así que ya en el prólogo el tenista cita el "Fausto" de Goethe: "Werd ich zum Augenblicke sagen: Verweile doch! Du bist so schön!", que en traducción libre significa "Yo le diré al instante: ¡Permanece aún! ¡Eres tan hermoso!" Pero aunque Becker intente retener los hermosos instantes de su carrera deportiva, son, sin embargo, los más oscuros momentos de su vida privada los que se venden como pan caliente.

"Instante, permanece aún..."

Boris Becker und Barbara

Boris y Barbara, aún felices en 1999.

La cita de Goethe sirve también de título para la obra literaria de Boris Becker, que, según el autor, no revela detalles sobre su vida íntima. Pero, para sorpresa de algunos y alegría de la prensa amarillista, Becker no se aguanta y termina contándonos todo lo que nunca quisimos saber sobre el tenista estrella. Las aspiraciones literarias que presupone el Goethe del título no le impiden relatar su encuentro fugaz, pero efectivo, con Angela Ermakova, quien se convirtiera luego en madre de su tercer bebé. Tampoco deja de ahondar en detalles sobre los problemas matrimoniales con su ex-esposa, Barbara. Ésta, ofendida por ver publicadas intimidades conyugales, canceló su asistencia a uno de los programas televisivos más éxitosos de Alemania. ‘Bobele’ apareció solo y se mostró poco comprensivo ante la reacción de su ex mujer: "Hay pocas cosas que me puedan sorprender ya de mi ex-esposa. Ella ve las cosas de otro modo y tiene derecho a hacerlo. Pero yo creo que el libro no es una agresión para ella." Y añade en tono casi amenazante: "No conté en absoluto todo lo que ocurrió en nuestra vida privada. Podría haber escrito muchas más cosas."

El sentido de la vida

Becker siente que llegó la hora de contar ‘su’ versión de la historia. Quiere describir ‘toda la verdad’, que termina, como es lógico, reduciéndose a la realidad de Boris Becker. El tenista creció y se hizo hombre delante de los ojos de todo un pueblo y ahora quiere decirnos él mismo cómo fue su vida ‘en realidad’. Casualmente, o no, siente esta imperiosa necesidad justo en el preciso momento en el que una oleada de autobiografías invade el mercado literario. Estrellas y estrellados hablan en el más estricto sentido del término a ‘calzón quitado’ y logran así cifras de venta millonarias.

Pero, aunque Boris parece haber emprendido un camino similar, hay que quebrar una lanza por el as de la raqueta. El al menos tiene la delicadeza suficiente como para limitarse a publicar los detalles de su propia vida. Gran parte de los ‘nuevos literatos alemanes’, autores de las mencionadas biografías, deben su éxito al hecho de haber revelado los secretos más íntimos y embarazosos de sus antiguos amantes, amigos o socios.

DW recomienda