Las claves del nuevo Tratado del Elíseo entre Alemania y Francia | Europa | DW | 22.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Las claves del nuevo Tratado del Elíseo entre Alemania y Francia

Entre Alemania y Francia hay muchos símbolos y gestos de amistad. Ahora, con motivo del 55 aniversario del Tratado del Elíseo, París y Berlín quieren renovar sus relaciones bilaterales. Estas son las propuestas clave.

Emmanuel Macron y Angela Merkel quieren un Tratado del Elíseo 2.0.

Emmanuel Macron y Angela Merkel quieren un Tratado del Elíseo 2.0.

Con la firma del Tratado del Elíseo, el 22 de enero de 1963, el entonces presidente francés, Charles de Gaulle, y el canciller alemán, Konrad Adenauer, sellaron la amistad entre los antiguos archienemigos.

El tratado amistoso franco-germano fijó consultaciones binacionales vinculantes y sentó las bases para una estrecha cooperación política, así como un amplio intercambio entre las generaciones jóvenes. Desde entonces, más de 8,4 millones de jóvenes alemanes y franceses han participado en programas de intercambio con el país vecino.

¿Por qué hace falta un nuevo tratado?

El anuncio se hizo con motivo del aniversario del Tratado del Elíseo. Hasta finales de 2018, el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, quieren negociar un nuevo tratado de amistad. La idea no es completamente nueva. En el pasado, sobre todo la parte francesa ha propuesto renovaciones.

Puesto que el Tratado del Elíseo solo describe un proceso de cooperación, no se trata de cambiar el fondo del mismo, sino de enviar una señal política: Berlín y París quieren dar inicio a una nueva etapa de la cooperación franco-germana y, con ella, allanar el camino para una reforma de la Unión Europea (UE). 

Lea también:

-Macron y Merkel renuevan alianza para dar "nuevo impulso" a la UE

-De la enemistad, a la hermandad del Elíseo

¿Qué cambios se proponen?

Merkel y Macron han mencionado iniciativas en diferentes campos políticos, como la ampliación de programas de intercambio, la protección climática, una mayor integración económica y una cooperación más estrecha a nivel de política exterior y de seguridad. Estos cambios tendrán lugar dentro del marco de lo establecido por el tratado original.

Asimismo, en una resolución conjunta del Bundestag y la Asamblea Nacional, los parlamentarios de ambos países exigen una cooperación más estrecha entre las naciones y nombran ejemplos concretos, que van desde la creación de centros de formación profesional franco-germanos hasta la creación de un centro binacional de inteligencia artificial. Además, los diputados quieren alcanzar un acuerdo parlamentario, que refuerce el intercambio entre las cámaras legislativas de los dos países. Con ello, se busca implementar de manera uniforme las directrices de la UE.  

El 22 de enero de 1963, Konrad Adenauer (izq.) y Charles de Gaulle (der.) firmaron el Tratado del Elíseo.

El 22 de enero de 1963, Konrad Adenauer (izq.) y Charles de Gaulle (der.) firmaron el Tratado del Elíseo.

La importancia del idioma

Este lunes (22.01.2018), durante la ceremonia de conmemoración del aniversario del Tratado del Elíseo en la Asamblea Nacional francesa, su presidente, Francois de Rugy, pronunció su discurso en alemán, lo cual le valió ovaciones de pie.

55 años después de la firma del tratado, ha aumentado notablemente el número de políticos en posiciones de liderazgo que domina el idioma del vecino. Sobre todo entre los asesores del presidente Macron hay varios expertos en materia de cultura y política germanas.

Sin embargo, entre los ciudadanos de a pie se observa la tendencia opuesta: mientras que en tiempos de De Gaulle aproximadamente la mitad de los alumnos franceses estudiaba alemán, hoy día es solo un 15 por ciento. También en Alemania disminuye el número de jóvenes que estudia francés. Esto se debe a la dominancia del inglés y al auge del español en las escuelas alemanas y francesas. El impulso del aprendizaje del idioma vecino jugará un papel importante en el nuevo Tratado del Elíseo.

Enfoque económico

Alemania es el socio comercial más importante de Francia. Sin embargo, se planea acercar todavía más las economías de ambos países con la creación de un espacio económico franco-germano. No solo se creará "un mercado interior común, sino también habrá reglas comunes sobre el derecho económico, concursal y social, así como una base de cálculo unitaria del impuesto sobre ingresos de empresas y sociedades. Con ello se quiere enviar la señal de que juntos somos mejores que cada quien por su lado", dijo el jefe del grupo parlamentario franco-germano en el Bundestag, Andreas Jung, en entrevista con DW.

Miembros de la brigada franco-germana.

Miembros de la brigada franco-germana.

La seguridad, una prioridad

Desde 1989 Alemania y Francia tienen una unidad militar conjunta, la brigada franco-germana. Si bien es un fuerte símbolo político-militar, desde hace tiempo no se ha sabido más de la tropa. El nuevo Tratado del Elíseo también se enfocará en la cooperación en materia de seguridad, sobre todo en lo que respecta la lucha contra el terrorismo. Sin embargo, puesto que los alemanes son mucho más reservados que los franceses a nivel militar, no será fácil concretar proyectos conjuntos.

Cooperación transfronteriza

Falta de mano de obra cualificada en el estado alemán de Baden-Württemberg, una alta tasa de desempleo en Alsacia, Francia: en la región fronteriza ambos países podrían intensificar su cooperación en beneficio mutuo. Pero, en la práctica, sigue habiendo múltiples obstáculos. Ante el miedo a la "competencia barata" de los países del este de la UE, Francia creó una temida burocracia. De ahí que también los obreros alemanes se quejen de un asilamiento de facto del mercado de empleo galo. Este punto deberá abordarse en el nuevo Tratado del Elíseo.

El futuro digital

El bienestar del siglo 21 está estrechamente ligado a la revolución digital. Hasta ahora, los gigantes estadounidenses, como Apple, Google o Amazon, dominan el mercado. En el futuro, como proponen los parlamentarios franceses y alemanes, con la creación de un centro de inteligencia artificial franco-germano se podría intentar apoyar directa o indirectamente a empresas europeas a través de beneficios fiscales.  

Andreas Noll (VT/ERS)

Ver el video 01:28
Now live
01:28 minutos

50 años del Tratado del Elíseo

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad