Lariyani y Putin los protagonistas de Múnich | Política | DW | 11.02.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Lariyani y Putin los protagonistas de Múnich

El contencioso nuclear con Irán y las duras críticas del presidente ruso, Vladimir Putin, a la OTAN y a Estados Unidos dominaron los debates de la Conferencia de Seguridad que concluyó en Múnich.

Más de mil personas se manifestaron contra la Conferencia de Seguridad en Múnich.

Más de mil personas se manifestaron contra la Conferencia de Seguridad en Múnich.

El negociador iraní,Ali Lariyani, reivindicó en su discurso frente a los participantes a la Conferencia de Seguridad de Múnich el derecho legítimo de Irán a hacer uso de la energía nuclear civil en tanto que Estado parte del Tratado de No Proliferación Nuclear, un derecho que los negociadores iraníes quieren que quede reflejado en el texto de cualquier acuerdo.

Insistió que la doctrina de Defensa de Irán es "únicamente defensiva" y que Teherán no tiene la menor intención de reconvertir su programa nuclear con fines militares.

Sicherheitskonferenz in München - Laridschani

Ali Laridschani, la calma misma.

Lariyani denunció que se quiera condenar a Irán por un crimen que no ha cometido y que la comunidad internacional, liderada por algunos países, actúe en función de apreciaciones y no de hechos. Recordó que todas las instalaciones nucleares iraníes están abiertas a los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica, lo que demuestra que están dispuestos a cooperar y que no tienen nada que esconder.

A la pregunta de si Irán aceptará suspender el programa de enriquecimiento de uranio, como exige la comunidad internacional para el establecimiento de negociaciones, Lariyani reiteró que una solución justa debe conciliar los intereses de las dos partes, un objetivo que a su juicio es posible, siempre y cuando se tenga una visión realista de las cosas.

Sin novedades

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior y de Seguridad, Javier Solana, afirmó después de su encuentro a puerta cerrada con el negociador iraní que no se produjeron resultados concretos.

Tras su encuentro con Solana, Lariyani se entrevistó con el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier. En conferencia de prensa posterior Ali Lariyani calificó de "constructivas" las conversaciones que mantuvo tanto con Javier Solana como con Frank-Walter Steinmeier pero tampoco entró en detalles.

Una Guerra Fría fue suficiente

Sicherheitskonferenz in München - Robert Gates

Robert Gates contraataca.

Horas antes a el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, subrayaba en el mismo foro que "una Guerra Fría fue suficiente para el mundo", contestando a las acusaciones del presidente ruso, Vladimir Putin, de que Estados Unidos trata de imponer su voluntad en el mundo.

"El mundo real en el que vivimos es diferente y mucho más complejo que hace 20 ó 30 años. Todos afrontamos muchos problemas comunes y retos que debemos abordar en asociación con otros países, incluyendo a Rusia", dijo Gates, es director de la CIA, nombrado jefe del Pentágono en diciembre pasado.

Gates, que estudió la Unión Soviética y Rusia durante su carrera como analista de la CIA, atribuyó el discurso del presidente Vladimir Putin la víspera, al "hábito de hablar de forma afilada" del mundo del espionaje, de donde proceden ambos.

OTAN debe apoyar misión en Afganistán

Dirigiéndose a Europa indicó que debería impulsar el gasto en defensa y enviar más tropas y dinero a Afganistán, si la OTAN quiere seguir siendo una potente alianza militar.

El ex director de la CIA indicó que las creencias compartidas por Estados Unidos y los países europeos durante los años de la Guerra Fría deberían aún comprometer a los aliados. Hizo hincapié en la naturaleza militar de la OTAN y dijo que los grupos islamistas violentos sólo se inclinarían a una fuerza superior, no a razones o negociaciones.

"Es el poder político y militar de nuestras 26 democracias de la OTAN -la alianza más potente en la historia del mundo- el escudo tras el cual las ideas y los valores que compartimos se extienden por todo el mundo", dijo.

¿Trabajar para la guerra?

Dijo que un fracaso a la hora de aportar los recursos necesarios para ganar la guerra en Afganistán, que se inició hace más de cinco años, sería una "marca de vergüenza", para los países más ricos del mundo.

"Una alianza formada por las naciones industrializadas más prósperas, con más de dos millones de personas en uniforme -sin contar al ejército americano-, debería ser capaz de generar la fuerza de trabajo y el material que se necesita para hacer el trabajo en Afganistán".

Se olvidan de Irak

Además de Irán y de la OTAN, los casi 250 jefes de gobierno, ministros y expertos reunidos en Múnich hablaron también de Afganistán, Oriente Medio, de energía y sobre la dirección de la política exterior China, pero hubo un olvido general de Irak.

DW recomienda